Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Es tan sencillo; que  cuando los ASTROS se alinean  ; surge el ARTÍCULO que esperamos… en manos de la ESCRITORA que deseamos siga manteniendo ese FUEGO sagrado, como lo es nuestra ANALISTA internacional de CABECERA la Dra LILIANA VALIÑA, quien decide  aportarnos este..;

”La INSENSATEZ regulada: De GUERRAS y otros DEMONIOS.

Durante bastantes años estuve involucrada en la asesoría sobre las reglas de la guerra porque, aunque mucha gente no sea consciente, las guerras también tienen límites legales, además de los que se conjugan en torno a los derechos humanos y a los designios de humanidad. Otra cosa muy distinta es hablar de las prácticas de las guerras y el respeto o no a esos límites. El tema es de gran actualidad en la Europa convulsionada de hoy, así como en el mundo que convive con la crisis que ella genera en múltiples aspectos, humanos, económicos, sociales, geopolíticos, etc.

En mi mochila de viajera profesional, los convenios de Ginebra y otros instrumentos del derecho  internacional me han acompañado como Sancho Panza al Quijote,  sabiendo que cuando la guerra estalla sucede a menudo como dice Sancho, de noche todos los gatos son pardos. Y esta es la excusa para dejar a un lado el concepto de humanidad y de población civil, que conforme al derecho internacional humanitario es sujeto de protección y cuyo ataque está prohibido en la guerra.

Lo curioso es que a lo largo de tantas décadas, no he podido constatar que alguno de los conflictos armados haya realmente aportado los cambios que varias comunidades anhelan, aún cuando algunos de ellos puedan haberse originado como respuestaa mentadas injusticias, violencias o exclusiones. La pregunta que surge es si se puede transformar la realidad con este recurso o si es más efectiva la apuesta por otros mecanismos menos violentos.

Uno de mis primeros destinos fue Guatemala, país con una composición poblacional particular, teniendo una proporción de población indígena de las más altas en la región, excluida y víctima de discriminación, previamente al conflicto bélico que duró unos 36 años. Con fuerte presencia de comunidad internacional y los contendientes en la guerrra, asi como las esperanzas y estrategias de su población, se fueron construyendo los caminos para la firma de los Acuerdos de una paz firme y durarera, que hace algunos meses cumplió 25 años. No podemos afirmar que nada cambió, pero intentando comparar las consecuencias y abusos durante la guerra -recogidos en el informe de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico- con los cambios en la Guatemala de hoy, es difícil no reconocer que el impacto fue mucho menor al aludido por quienes buscaban esa transformación, y hasta agudizó la polarización social. Sigue sufriendo de una gran discriminación, condenando a la mitad de sus niños y niñas menores de 5 años a un futuro truncado producto de su desnutricion crónica, y privándose de los beneficios, enseñanzas y aportes de una gran parte de su población, rural e indígena, en sus aspiraciones de un desarrollo sostenible, multicultural e inclusivo.

En mi paso por Colombia, tuve la oportunidad de ser interpelada por las miradas de desazón y el drama de niñas y niños, mujeres, jóvenes, que fueron sufriendo en carne propia la negación de la humanidad y dignidad que la guerra imponía, sobre todo en la Colombia rural. Varias décadas más tarde, la violencia sigue siendo un cotidiano para muchas comunidades y muchos de los cambios sociales transformadores materia pendiente. Como en Guatemala, es innegable que ha habido cambios, pero lo dudoso es si estos cambios fueron significativos, y si fueron realmente producto de la guerrra.

Paralelamente, vivimos otras formas de guerrao demonios en la región, violencia, inseguridad, pobreza, desigualdad extrema y corrupción, entre otras. Cuando llegué a Mexico dejando Colombia, el gobierno de entonces le había declarado la guerra al narcotrafico. Y como en casi toda declaración de guerra, se abrieron las puertas de victimización de la población civil. Esa guerrase extendió en el tiempo y el espacio, y la problemática afecta hoy en día a gran parte de nuestra región, sin lograr la resolución que se esperaba…”

 

 

Analícelo, recapacite y si le parecemos INTERESANTES siga leyéndonos y vea el FINAL de la NOTA …

Haga  CLICK aqui..:‎http://cafeliterario.co/la-insensatez-re…y-otros-demonios/

Si te gustó esta  EXPERIENCIA ARTÍCULO, y quieres AYUDARNOS haz tu DONACIÓN:AQUI

Y no se olvide de seguirnos en el…
CONTINUARÁ…

CON JABÓN…! NO COMO PILATOS PORFIS

(Visited 259 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

“Un colectivo de AUTORES ESPECIALES que hacen un verdadero CAFÉ VIRTUAL inspirado en los aromas de su motivador, el CAFÉ LITERARIO que se hizo entre 1980 y 1990, y al que frecuentaban personajes tales como JORGE LUIS BORGES ,ALBERTO CORTEZ, JOSEFINA ROBIROSA, ADOLFO BIOY CASARES, PIERO, CESAR MENOTTI, ERNESTO SABATO, GUILLERMO VILAS, SODA STEREO, MANUEL MUJICA LAINEZ, MARTA MINUJIN, FITO PAEZ, TOMAS ELOY MARTINEZ entre otros que hicieron de EL una verdadera USINA de la MOVIDA CULTURAL que hoy, por medio del EQUIPO de AUTORES de este blog, hacen realidad esa impronta...”

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Érase una vez, un pastorcito que llegó agitado a la mitad(...)

2

¿Con qué nos quedamos en relación a la bioserie colombiana Bolívar,(...)

3

[audio src="https://co.ivoox.com/es/50-libros-libros-libros-radio_md_25805471_wp_1.mp3"] Libros de radio, miles. Vamos a citar algunos. Todo(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar