Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La misma enfermedad que nos quitó a Óscar Collazos, se llevó a quien en Argentina era considerado como otro Borges. Los asistentes al Hay Festival de 2014 en Cartagena nos dimos el gusto y el lujo de escucharlo y de disfrutar de su combinación de ingenio y sentido del humor, y eso a pesar de que ya se movía con dificultad y acusaba fatiga.

Ricardo Piglia, tal como su coterráneo Manuel Puig, quedará en las páginas de la crítica literaria como uno de los escritores del post-boom, aquel movimiento o tendencia que fue mucho más incluyente que el boom, y que hizo posible que a la narrativa latinoamericana retornaran la anécdota y el interés por la Historia, dejando de lado el prurito de estar experimentando con el lenguaje. La novela que más hace posible la vinculación de Piglia a dicho movimiento es Respiración artificial, que en Colombia fue publicada por Tercer Mundo en 1993 ( la de Kafka en la portada). Una de sus últimas novelas fue El camino de Ida, publicada por Anagrama hace tres años. De ella ofrezco el siguiente comentario:

Es una estupenda novela que reúne varios géneros, porque tiene de urbana, de académica, de policíaca, de sentimental, de filosófica, pero, sobre todo de psicológica (con fuerte carga de psicología social). La pasantía de un profesor argentino en una universidad gringa, se convierte en una trama amorosa primero, y en una aventura detectivesca después. Acción, descripción y reflexión, como recomendaba Pío Baraja para hacer una buena novela, son características que abundan en estas páginas de escritura precisa, sobria y elegante, pero las dos primeras son desbordadas por la tercera, no tanto por cómo reflexionan los dos personajes principales (el profesor de literatura y el matemático terrorista– no así la profesora que es apenas un nexo o pretexto y rápidamente es “ida” de la trama) sino por la reflexión que ha de suscitar en el lector. Se reflexiona sobre la perversión del mundillo académico (lleno de personas muy inteligentes que suelen tramar venganzas), sobre el lado siniestro del avance científico-tecnológico; la estrategia del sistema penal gringo, de despolitizar cualquier crimen para seguir aparentando orden y conformidad social; los alcances de un convencimiento ideológico (léase enajenación) y sobre dos aspectos foucaultianos: la sociedad de control y la transformación de individuo en sujeto por medio de las “prácticas de sí”.

Otras novelas que comportan el invaluable legado del escritor de Adrogué son, La ciudad ausente, Plata quemada y Blanco nocturno. Cualquiera de ellas es suficiente para comprender que su muerte (ocurrida hoy) significa que se fue otro de los grandes.

(Visited 1.368 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Profesor en la Maestría de Estudios Literarios y en la licenciatura en Filosofía y Letras de la Universidad Santo Tomás; profesor de Producción de textos en la Universidad Distrital. Articulista y columnista de El Tiempo y comentarista de libros en Lecturas dominicales desde 2003. Autor de Cien remedios para la soledad y Crónica contra el olvido.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Cualquier amante de la economía o en general de cualquier ciencia(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar