Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Muchas de las cosas que suceden en el mundo funcionan a través de la enigmática dinámica de las casualidades. Por ejemplo, ayer viernes recibí de parte de mi amigo César Uribe, luego de algún tiempo y diversas maromas para acceder a él, un ejemplar de la hermosa novela gráfica “Las Leyendas del Tour de Francia”, ideada y dibujada por el holandés Jan Cleijne.

En ella se relatan de forma casi epopéyica, las hazañas de quienes durante 113 años -con algunas interrupciones causadas por las malditas guerras mundiales- han decidido poner al límite su organismo -mente y cuerpo- para recibir la gloria máxima del ciclismo de carretera: ganarse el Tour. Nombres como Garin, Bartali, Coppi, Bobet, Anquetil, Merckx, Hinault e Induraín rondan alrededor de la definición de heroísmo sobre el asfalto y encima de un caballito de acero.

Para quienes vivimos el ciclismo como una afición casi pasional, este tipo de casualidades no muestran otra cosa que un llamado a seguir adelante en la tarea de honrar a quienes nos despiertan tantas emociones. Y esto se hace a través de aquello que nos gusta hacer en tanto parte de esta curiosa especie que es la humanidad, que no sólo razona sino que también siente. En mi caso, no se trata de sublimes trazos como los de Cleijne, sino de palabras escritas, seguramente torpes pero llenas de honestidad.

Todo esto sucede en la víspera del inicio de la edición 103 de la Grand Bouclé, mientras existe la gran expectativa de tener un ciclista como Nairo Quintana en el apogeo de su forma y capacidad de discernimiento táctico. Igualmente, cuando grandes ciclistas como Sergio Henao, Jarlinson Pantano y Winner Anacona se entregan a sus jefes de filas y, a la vez, tratan de montar su propia escena triunfal en alguna de las etapas en las que se permitan fugas, y cuando los patrones no requieran de sus fundamentales servicios como escuderos.

Hoy ganó un viejo conocido: Mark Cavendish. Muchos descartaban al hombre de la Isla de Man debido a sus años y ausencia reciente de triunfos, y porque quienes actualmente mandan la parada del embalaje en el pelotón internacional son unos tales Marcel Kittel, Alexander Kristoff o André Greipel. Pues bien, el británico hizo una carrera sigilosa y, como viejo zorro que es, aprovechó la confusión reinante del pelotón lanzado para acomodarse hacia las barandas y empujar cual búfalo en estampida hasta la raya de meta. ¡Ahí tienen su Brexit!

Mientras tanto, Alberto Contador entraba en medio del dolor que le produjo una caída a mitad de etapa que, si bien no acarreó consecuencias graves a nivel de salud o tiempo, sí es un campanazo sobre lo viene en las próximas tres semanas: sangre, sudor y lágrimas.  

¡Bienvenidos al Tour de Francia 2016! Y bienvenidos a esta serie Desmarcando la Ruta del Tour.

Twitter: @desmarcado1982.     

 

(Visited 1.155 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Estudió derecho y a pesar de todo, se creyó el cuento de la justicia social y a eso se dedica. Cuando no está sumergido en la tesis doctoral le interesa la música latina y alternativa, el ciclismo colombiano en el mundo, la historia del más allá y el más acá, y los problemas públicos a nivel urbano y rural.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Luego de varias elecciones infructuosas, se sella la salida de Benjamin(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar