Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Siempre hay una boba a la que se le tiene más envidia que a las demás. Y no estoy diciendo que sea envidia de mala entraña, porque de hecho si le digo boba es de cariño. Es esa que tiene la vida tan arreglada que uno acaba alegrándose de sus desgracias amorosas por pura ley de la compensación. Son bonitas, carismáticas, todo el mundo las quiere, las apoya, las saluda y recuerdan su nombre sin esfuerzo y con mínima hipocresía. Y como si todo eso no fuera suficiente, son expertas en encontrar tipos bonitos, carismáticos, que todo el mundo los quiere, los saluda y etcétera, etcétera. Cuando uno se entera con quién están saliendo no puede evitar poner esa cara de ¿me estás jodiendo?, y luego reírse de su propia suerte. Pero la verdad es que yo creo en el karma y en que necesita ser equilibrado por alguna razón cósmica. Me han enseñado que todo lo que vivimos, la gente que nos rodea, las cosas que conocemos, todo está fríamente calculado en algún tipo de plan del universo y lo que no nos gusta sencillamente se le atribuye al karma. Si a pesar de tener este infinito carisma (libre de toda modestia) y la capacidad innata de hacer reír al mundo (o de ser el hazmerreír del mundo), no logramos engranar con la maquinaria emocional perfecta que nos permite hacer equipo romántico con los buenos partidos de pantalón bien planchado, camisa de rayas, zapaticos de goma y saco de lana alrededor del cuello, es porque hay que equilibrar karma enamorándonos de unos cuantos especímenes funestos.

Aún así, no quiere decir que dentro del plan de equilibrar karma sea necesario que todos esos seres nefastos sean del todo nefastos. Si bien es cierto que no encajan prácticamente con ningún estándar, tal vez porque no son muy atractivos, porque no combinan bien la ropa, o simplemente porque se olvidaron que una barriga prominente no es sexy para todas las mujeres, a veces todo eso puede pasar a un segundo plano cuando tenemos que enfrentarnos a un enemigo mucho más oscuro, una cualidad que en exceso se convierte en el defecto más peligroso y complicado de combatir: el intelecto. Salir con un hombre inteligente es una meta, algo agradable, lo que se espera por defecto y que permite hacer bosquejos de planes a futuro. Salir con un hombre demasiado inteligente, sin embargo, se puede convertir en una tragedia griega.

En mi caso, eso pasó de ser una simple nivelación de cargas energéticas a convertirse en un mero desatino del Cupido medio imbécil que me tocó en esta reencarnación, porque lo mío no son los tipos pilos, no señor, lo mío es hardcore, masoquismo puro y duro… a mí lo que me gusta son esos tipos cuyo coeficiente intelectual representa una agresión certera e inescrupulosa en contra de todos los demás miembros de su género. Yo no me quedo en la sencilla descripción de querer un hombre inteligente y que me haga reír, yo siempre acabo sin querer buscando un desafiante, alguien que me rete y me desarme con dos o tres argumentos; que represente todo lo que admiro en una persona, que hable más de un idioma y que ojalá, en lo posible, sea un completo misántropo desgraciado, cínico, inescrupuloso y con bonitas manos. Es que todavía me parece estar escuchando alguna divagación del último espécimen que encajaba en este cuadro. Una mezcla exótica de culturas: latino criado a la francesa con delirios imperialistas y raíces ibéricas (en alguna parte del pelo), pero con una sonrisa tan bonita que me desdibujaba cualquier pretexto y me obligaba a guardar ese retrato bajo los párpados para poder suspirar después con la imagen en negativo, así como se ven las cosas cuando cerramos los ojos. Pero tan distraído y tan desinteresado que está muy lejos de ser ese alguien con quien se puede construir algo real, alguien que le puede dar piso y techo al anhelo sencillo que tienen todos los humanos de encontrar el equilibrio, no el del karma por supuesto, sino esa estabilidad emocional que sin importar lo despreocupados que seamos, siempre estamos buscando aunque sea en mínimas cantidades. Y todo porque no son expertos en temas de amores ni se caracterizan por tener relaciones a largo plazo. Les preocupa cualquier asunto social, financiero o económico que afecte la realidad mundial, pero no les interesa en lo absoluto que su corbata no combine con su camisa o que las medias sobresalgan al caminar, y por consiguiente también pasan por alto lo que es evidente para los demás. Lo sé, es una ensalada extravagante de indudables desdichas para alguien promedio con aspiraciones de pseudo adulta como yo. El destino de quien se enamora de alguien así no dista mucho del que le corresponde a quien ama un mujeriego, un adicto o un maltratador. Todos esos amores, sin excepción, están condenados al fracaso.

Las realidades incómodas siempre son más incómodas cuando, a pesar de todo, con cada frase que se escribe acabamos extrañando un poco las emociones que acompañaron los desaciertos. A Cupido lo mandé de vacaciones por un buen tiempo a ver si cuando vuelva ha mejorado la puntería. Si lo ven por ahí, por favor no lo distraigan, porque de lo contrario, en unos días tendré que escribir otro desvarío.

Facebook: FanPage Erika Ángel Tamayo

Twitter: @eangelt

Blog Personal: Desvariando para variar…

(Visited 203 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Escritora pero financiera. Financiera pero ingeniera. Ingeniera pero escritora. Mi pasión son las letras y la carga de emociones que permiten transmitir. Me encanta compartir lo que escribo porque sé que algo bonito siembro en la vida de quienes me leen. Actualmente tengo un blog con la mayoría de mis escritos poético - romántico - dramático - trascendentales [http://eangelt.blogspot.com] y he publicado un par de libros de manera independiente: La Mujer del Vampiro (novela) y Preludio del Paraíso (poesía y narrativa).

Más posts de este Blog

  • Colombia

    En la era de la hipersensibilidad

    Recuerdo el primer día en el que un amigo me confesó que era homosexual. Digo el primer día porque(...)

  • Mundo

    El oficio de ser mamá

    Hace muchos años, en mi época de colegiala, recuerdo que me gustaba mucho una canción de un grupo argentino(...)

  • Colombia

    Lo juicios que nos tocan, los silencios que nos chocan

    El día empezó con un clásico regaño por parte de mi mamá. El próximo cinco de febrero voy a(...)

  • Colombia

    Feminismo Pop

    Hace unos días escribí en Facebook algo como “En mi escala del odio, donde cero son los videos de(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

El doctor Shaun Murphy regresó a Sony Channel con la cuarta(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Este mes la edición Colombia de este blog se dividió en(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar