Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Después de haberme dejado convencer por absolutamente todo el mundo de que yo era mi mejor compañía y mi mejor parche, decidí invitarme a cine el domingo por la noche. Al principio no estaba muy segura de lo que quería ver, pues las películas que suelo escoger cuando estoy sola son de dos tipos: romanticonas o de dibujos animados, y aunque mi opción número uno era ver ESO (sí, la del payaso psicópata que come niños), hacerlo sola no era una opción muy saludable teniendo en cuenta algunos traumas de infancia, mi falta de valentía, y bueno, que ya tenía un plan medio armado con mi ex para verla juntos.

Pedí una margarita en el bar del cinema y contemplé la posibilidad de que haberme decidido finalmente por ‘Mother!’ no fuera una buena idea. Las críticas la han destrozado y al parecer cargaron sobre los hombros de Jennifer Lawrence todo el peso del fracaso. Como yo no soy crítica de cine y apenas entiendo superficialmente cuando hablan de la maravillosa fotografía de una cinta o de los criterios con los que premian la edición en los Oscar, me animé a verla por Javier Bardem, uno de mis actores favoritos/amores platónicos.

El inició me pareció un poco lento. Además que, tal vez por el cansancio y la hora, el manejo de la cámara en el personaje de Lawrence me mareaba y me arrullaba en iguales proporciones. Ella, presa sin grilletes de un amor que es el centro de su universo –¡Las superlativas somos más!–, solo quiere una vida normal, una cocina limpia, tener la ropita planchada y llevar una existencia plena y feliz al lado de su esposo escritor.

Sin embargo, esa tranquilidad se ve amenazada cuando recibe la visita de un par de extraños. Hasta ahí era todo lo que yo había leído en resúmenes de internet, además de las críticas, por supuesto. Me imaginé lo de siempre: los invitados son malos, la casa está embrujada, en cualquier momento sale el monstruo de dos metros con la cara desfigurada detrás de alguna puerta y a mí me va dando el síncope y me arrepiento de estar sola.

Pero después de la llegada de aquellos visitantes, la historia nos sumerge en un océano de dudas y contradicciones propias de la mente humana, donde nos vamos diluyendo de la mano de la madre, el personaje de Lawrence, y su angustia se convierte en nuestra angustia, su miedo se hace propio y lo único que empezamos a anhelar es que se acabe, o que despierte –porque por ratos parece un mal sueño­–, o que llegue alguien a salvar el día, o que cambie la escena, o simplemente que su marido le preste atención a todas sus reclamaciones de una vez por todas, pero ¡Por Dios bendito!, que pase algo, porque a cierta altura de la película uno ya tiene los nervios destrozados y quiere salir corriendo de la sala de cine.

El final me dejó grandes enseñanzas. La principal, que mi mamá siempre ha tenido razón cuando dice que si una relación no funciona “uno no sabe de lo que Dios lo está salvando”, como lo mencioné en algún desvarío anterior. Pero ni siquiera puedo culpar a Bardem o a su personaje, porque él también es víctima de sí mismo, de su ego y de la necesidad inconsciente que todos tenemos en algún momento de ser amados de una forma desbocada, salvaje y trasgresora.

Hay muchas cosas que no quedan claras cuando termina la película, pero tal vez por la naturaleza de los hechos o por la forma en que se desarrollan los eventos, no quedé con la sensación de querer saber por qué o de responder todas mis dudas. Yo solo quería que terminara, no por considerarla un hueso o porque estuviera decepcionada, al contrario, en mi opinión las críticas no le hacen justicia. Yo necesitaba que se acabara porque ya tenía las pupilas suficientemente dilatadas para conducir media hora de vuelta a casa.

En el camino de regreso ni siquiera encendí la radio. Me temblaban las manos y no pronuncié palabra, a pesar de que hablar conmigo misma cuando manejo es mi actividad terapéutica favorita. Solo podía pensar en la madre y en el sacrificio que representa un amor desmedido que toma lo mejor de ella, que la transforma, que trata de destruirla muchas veces pero que así mismo se reinventa y renace de las cenizas. Un amor de esos que no tiene medida y por el que se entrega hasta la vida. Amar así, es algo que solo consigue el corazón de una madre.


Facebook: FanPage Erika Ángel Tamayo

Twitter: @eangelt

Blog Personal: Desvariando ando…

(Visited 931 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Escritora pero financiera. Financiera pero ingeniera. Ingeniera pero escritora. Mi pasión son las letras y la carga de emociones que permiten transmitir. Me encanta compartir lo que escribo porque sé que algo bonito siembro en la vida de quienes me leen. Actualmente tengo un blog con la mayoría de mis escritos poético - romántico - dramático - trascendentales [http://eangelt.blogspot.com] y he publicado un par de libros de manera independiente: La Mujer del Vampiro (novela) y Preludio del Paraíso (poesía y narrativa).

Más posts de este Blog

  • Colombia

    En la era de la hipersensibilidad

    Recuerdo el primer día en el que un amigo me confesó que era homosexual. Digo el primer día porque(...)

  • Mundo

    El oficio de ser mamá

    Hace muchos años, en mi época de colegiala, recuerdo que me gustaba mucho una canción de un grupo argentino(...)

  • Colombia

    Lo juicios que nos tocan, los silencios que nos chocan

    El día empezó con un clásico regaño por parte de mi mamá. El próximo cinco de febrero voy a(...)

  • Colombia

    Feminismo Pop

    Hace unos días escribí en Facebook algo como “En mi escala del odio, donde cero son los videos de(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

¡Mochilero! ¿Qué tal una experiencia de camping pero con un toque de glamour? Así es, esta combinación de palabras resulta en el famoso Glamping, una tendencia que cada vez toma más fuerza en Colombia. Aquí le presento de qué se trata esta iniciativa que pude experimentar en Guatavita, con el mágico glamping de Villa Suiza. Sí, leyó bien, un mochilero en un glamping, ¿curioso no?

¡Bienvenidos!

[caption id="" align="aligncenter" width="1443"]Villa Suiza Glamping Villa Suiza Glamping. Foto: cortesía[/caption]

¿Por qué quedarse en un Glamping?

Vivir la experiencia

[caption id="" align="aligncenter" width="1442"]Villa Suiza Glamping Villa Suiza Glamping. Foto: cortesía[/caption]

Dada la ubicación privilegiada de los glampings, en escenarios que de entrada parecen inaccesibles para quedarse a pasar la noche (a los pies de una montaña, en pleno desierto etc), hospedarse en uno le hará realmente experimentar una vivencia diferente, recordable, que siempre quede guardada en sus adentros gracias a los paisajes increíbles que rodean este tipo de hospedajes. Villa Suiza se ubica cerca el embalse de Tominé, un enorme cuerpo de agua que siempre adornará cualquier vista.

Noches mágicas

[caption id="" align="aligncenter" width="1407"]Villa Suiza Glamping. Villa Suiza Glamping. Foto: @expresomochilero[/caption]

A mí, particularmente, me parece que en la noche todo cobra vida, ahí es cuando cobra sentido el mundo que habitamos, cuando la calma y la paz llegan. Es muy común que en su estadía se tope con una lluvia de estrellas que adornen el cielo, mientras siente cómo fuertemente el viento de fondo adorna aún más la experiencia. Cierre los ojos, agradezca y disfrute de una noche especial.

Creatividad por montones

[caption id="" align="aligncenter" width="1296"]Villa Suiza Glamping Villa Suiza Glamping. Foto: @expresomochilero[/caption]

Las mejores ideas para sus proyectos pueden nacer en un lugar como estos, donde todo se olvida y simplemente se disfruta. Aquí la inspiración -de la mano de la naturaleza- tendrá cabida. Vamos, estará rodeado de un ambiente tranquilo y ameno, donde leerse ese libro que tanto ha querido o simplemente proyectarse esos sueños que tanto ha querido cumplir es posible.

Fotos más que 'instagrameables'

[caption id="" align="aligncenter" width="620"]Villa Suiza Glamping Villa Suiza Glamping. Foto: @expresomochilero[/caption]

¿Por qué no coleccionar una postal mágica para el recuerdo? En un glamping como el de Villa Suiza, las fachadas e infraestructura adornarán cualquier fotografía que quiera tomar aquí. Adentro, su hamaca, chimenea e, incluso, la escalera de caracol son un hit y, afuera, las pinceladas del embalse imprimirán más magia a su lente.

Servicios que complementan la estadía

Una buena estadía conlleva experiencias adicionales, y es aquí donde un glamping es el aliado perfecto. En Villa Suiza podrá disfrutar de los siguientes servicios que usted puede contratar con anticipación para que, aparte de pasar una noche en un lugar de ensueño, se divierta con otros planes variados. Estos son:

  • Velero
  • Kayak
  • Cabalgata
  • Parapente
  • Experiencia de café
  • Dona acuática
  • Spa

¿Y los precios?

[caption id="" align="aligncenter" width="1535"]Villa Suiza Glamping Villa Suiza Glamping. Foto: @expresomochilero[/caption]

Un punto importante, ya que esta experiencia de glamour entre la madre naturaleza tiene uno costo que, aunque de entrada parezca alto, lo vale. En Villa Suiza, en el mágico glamping de Guatavita, el precio por noche es de $650.000 que incluye:

  • Chalet equipado
  • Jacuzzi
  • Chimenea
  • Vista al embalse de Tominé
  • Cocina adaptada
  • Parqueadero
  • Kit de aseo con todo lo necesario
[caption id="" align="aligncenter" width="1442"]Villa Suiza Glamping Villa Suiza Glamping. Foto: cortesía[/caption]

Sin lugar a dudas, tener la posibilidad de acampar pero con todas las comodidades es un lujo que vale la pena darse, al menos una vez en la vida. La conexión que sentí en este glamping-que incluso tiene un concepto religioso- me hizo disfrutar la experiencia y claro, quererla repetir. Puede conocer más sobre este mágico glamping en:

Gracias por llegar hasta aquí. Nos leemos pronto para seguir descubriendo lugares mágicos y coleccionando momentos. 

Leo Carrillo - Travel Blogger en EL TIEMPO | @expresomochilero

-->

¡Mochilero! ¿Qué tal una experiencia de camping pero con un toque de glamour? Así es, esta combinación de palabras resulta en el famoso Glamping, una tendencia que cada vez toma más fuerza en Colombia. Aquí le presento de qué se trata esta iniciativa que pude experimentar en Guatavita, con el mágico glamping de Villa Suiza. Sí, leyó bien, un mochilero en un glamping, ¿curioso no?

¡Bienvenidos!

[caption id="" align="aligncenter" width="1443"]Villa Suiza Glamping Villa Suiza Glamping. Foto: cortesía[/caption]

¿Por qué quedarse en un Glamping?

Vivir la experiencia

[caption id="" align="aligncenter" width="1442"]Villa Suiza Glamping Villa Suiza Glamping. Foto: cortesía[/caption]

Dada la ubicación privilegiada de los glampings, en escenarios que de entrada parecen inaccesibles para quedarse a pasar la noche (a los pies de una montaña, en pleno desierto etc), hospedarse en uno le hará realmente experimentar una vivencia diferente, recordable, que siempre quede guardada en sus adentros gracias a los paisajes increíbles que rodean este tipo de hospedajes. Villa Suiza se ubica cerca el embalse de Tominé, un enorme cuerpo de agua que siempre adornará cualquier vista.

Noches mágicas

[caption id="" align="aligncenter" width="1407"]Villa Suiza Glamping. Villa Suiza Glamping. Foto: @expresomochilero[/caption]

A mí, particularmente, me parece que en la noche todo cobra vida, ahí es cuando cobra sentido el mundo que habitamos, cuando la calma y la paz llegan. Es muy común que en su estadía se tope con una lluvia de estrellas que adornen el cielo, mientras siente cómo fuertemente el viento de fondo adorna aún más la experiencia. Cierre los ojos, agradezca y disfrute de una noche especial.

Creatividad por montones

[caption id="" align="aligncenter" width="1296"]Villa Suiza Glamping Villa Suiza Glamping. Foto: @expresomochilero[/caption]

Las mejores ideas para sus proyectos pueden nacer en un lugar como estos, donde todo se olvida y simplemente se disfruta. Aquí la inspiración -de la mano de la naturaleza- tendrá cabida. Vamos, estará rodeado de un ambiente tranquilo y ameno, donde leerse ese libro que tanto ha querido o simplemente proyectarse esos sueños que tanto ha querido cumplir es posible.

Fotos más que 'instagrameables'

[caption id="" align="aligncenter" width="620"]Villa Suiza Glamping Villa Suiza Glamping. Foto: @expresomochilero[/caption]

¿Por qué no coleccionar una postal mágica para el recuerdo? En un glamping como el de Villa Suiza, las fachadas e infraestructura adornarán cualquier fotografía que quiera tomar aquí. Adentro, su hamaca, chimenea e, incluso, la escalera de caracol son un hit y, afuera, las pinceladas del embalse imprimirán más magia a su lente.

Servicios que complementan la estadía

Una buena estadía conlleva experiencias adicionales, y es aquí donde un glamping es el aliado perfecto. En Villa Suiza podrá disfrutar de los siguientes servicios que usted puede contratar con anticipación para que, aparte de pasar una noche en un lugar de ensueño, se divierta con otros planes variados. Estos son:

  • Velero
  • Kayak
  • Cabalgata
  • Parapente
  • Experiencia de café
  • Dona acuática
  • Spa

¿Y los precios?

[caption id="" align="aligncenter" width="1535"]Villa Suiza Glamping Villa Suiza Glamping. Foto: @expresomochilero[/caption]

Un punto importante, ya que esta experiencia de glamour entre la madre naturaleza tiene uno costo que, aunque de entrada parezca alto, lo vale. En Villa Suiza, en el mágico glamping de Guatavita, el precio por noche es de $650.000 que incluye:

  • Chalet equipado
  • Jacuzzi
  • Chimenea
  • Vista al embalse de Tominé
  • Cocina adaptada
  • Parqueadero
  • Kit de aseo con todo lo necesario
[caption id="" align="aligncenter" width="1442"]Villa Suiza Glamping Villa Suiza Glamping. Foto: cortesía[/caption]

Sin lugar a dudas, tener la posibilidad de acampar pero con todas las comodidades es un lujo que vale la pena darse, al menos una vez en la vida. La conexión que sentí en este glamping-que incluso tiene un concepto religioso- me hizo disfrutar la experiencia y claro, quererla repetir. Puede conocer más sobre este mágico glamping en:

Gracias por llegar hasta aquí. Nos leemos pronto para seguir descubriendo lugares mágicos y coleccionando momentos. 

Leo Carrillo - Travel Blogger en EL TIEMPO | @expresomochilero

2

Hace cuatro años que ningún equipo colombiano llega a cuartos de(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar