Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Mucho de qué hablar está dando la Ministra de Transporte, Natalia Abello, a raíz de sus más recientes declaraciones sobre dos de los temas neurálgicos que hoy tiene bajo su responsabilidad: la reconversión de los vehículos de carga y la situación de Uber en el país.

En cuanto al primero se refiere, lamentablemente fue descartada la puesta en marcha de la política de ajuste dentro del Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 mediante la cual se pretendía renovar nuestra deteriorada, ineficiente, peligrosa (desde el punto de vista de la seguridad vial), y contaminante flota de transporte de mercancías, cuyos veinte años de antigüedad, en promedio, nos ubican actualmente por encima de la media de la región (estimada en trece años); lejos todavía de países ejemplares como Chile o Brasil; y a la par con los países más rezagados, a saber, República Dominicana, Nicaragua, y Bélice.

En lo concerniente al segundo, fue rechazada oficialmente cualquier posibilidad de expedir una nueva reglamentación, en el corto plazo, que procurara armonizar la brecha entre el servicio de transporte individual y el servicio de transporte especial de pasajeros a propósito de la irrupción que ha tenido Uber en el mercado colombiano y que dadas sus buenas condiciones de disponibilidad, puntualidad, seguridad, y comodidad ha llevado a que una creciente cantidad de usuarios no solamente haga uso efectivo de su disposición a pagar sino que además empiece a preferir el innovador y eficiente servicio prestado por los taxis blancos, afiliados a la transnacional empresa californiana, antes que el vetusto, deficiente, y desprestigiado servicio a que nos tienen acostumbrados los taxis amarillos de la industria nacional.

En este sentido, no nos queda más remedio que cuestionar la poderosa influencia que ejercen los procesos electorales sobre los marcos regulatorios (del sector transporte en este caso particular) para entender por qué y a cambio de qué se aplazan medidas tan urgentes favoreciendo así los intereses de unos pocos nada más. ¿Quiénes ganan y quiénes pierden?

En primer lugar, con la decisión de prolongar la vida útil de la flota de transporte de carga (de por sí ya envejecida) ganan el pulso los transportadores al Gobierno que tras las millonarias pérdidas ocasionadas por cuenta del prolongado paro camionero (de casi un mes de duración) no podía darse el lujo de arriesgarse a que el electorado se siguiera indisponiendo, más de lo que ya estaba, con nuevos incrementos en el precio de la canasta básica familiar, mucho menos, haciendo falta sólo siete meses para los comicios locales.

Pero igualmente perdemos todos ya que, desde el punto de vista técnico, es bien sabido que la renovación de los vehículos traería consigo una ampliación de la capacidad de carga del transporte carretero así como una reducción considerable de las externalidades negativas (sociales y ambientales) de una operación que a nivel mundial es responsable del 13% de las emisiones de gases de efecto invernadero y del 23% de las emisiones de CO2 derivadas del consumo de combustible, como para hacernos una idea.

Por tal motivo, era menos costoso y más conveniente para el Gobierno levantar el paro con un grupo de presión cuyo poder había quedado nuevamente demostrado ya que, con ello, lograría estabilizar los precios y tranquilizar, de paso, a los angustiados votantes a pesar de que la concesión acordada hubiera sido tan ventajosa para el sector camionero.

En segundo lugar, con la manifiesta ilegalidad del servicio de Uber en Colombia gana indudablemente el gremio de los taxis amarillos quiénes a pesar de tener una posición dominante en el mercado (estimada en un 90%) no han dejado de sentirse seriamente amenazados un solo día por la amplia acogida y el rápido crecimiento que ha tenido la demanda del servicio ofrecido por los taxis blancos calculada en 10.000 viajes al día solamente en Bogotá.

En ese orden de ideas, pierde, definitivamente, el segmento de usuarios de clase media – alta justo cuando  encontraban un sustituto viable a su vehículo propio (cosa que hasta el momento había sido particularmente difícil) y, con ello, la ciudad.

Finalmente, también resultan damnificados conductores y bancos pues se esperaría inicialmente que con la prohibición la demanda de pasajeros y el número de transacciones hechas con tarjetas de crédito disminuyeran mientras que el riesgo de operación (multas e inmovilización de los vehículos) aumenta.

En resumidas cuentas, el Gobierno Nacional en cabeza de la titular del Ministerio de Transporte ha tomado conscientemente la decisión de dilapidar una excelente oportunidad para modernizar el sistema de transporte de carga y desarrollar esquemas de negocio con mejores niveles de servicio en el sistema de transporte individual de pasajeros por temor principalmente a las repercusiones electorales que una enemistad con dos grupos de presión tan fuertes pudieran tener en el mediano plazo a expensas de la competitividad del país y del bienestar de nosotros los ciudadanos.

Amanecerá y veremos.

@AJARAMORENO

(Visited 225 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Politólogo de profesión, postgraduado en Economía. Amante de los libros, los discos y la deriva urbana. Urbícola de nacimiento y convicción.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Mundo

    Terror en el Metro de Bruselas

    El terrorismo islamista ha vuelto a atacar. Dos violentas explosiones, una de ellas suicidas, han sacudido la normal tranquilidad(...)

  • Colombia

    ¿La ciudad de la eterna primavera?

    La ciudad de la eterna primavera es el apelativo que históricamente se le ha dado a aquellas ciudades cuyas(...)

  • Bogotá

    Aplausos y rechiflas

    Se nos volvió costumbre criticar por criticar. Hablar mal de alguien, unas veces con sorna, otras veces con saña,(...)

  • Entretenimiento

    La magia de David Bowie

    Tres días después de cumplir sesenta y nueve años, y de haber hecho el lanzamiento del que sería su(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Parece que los grandes directores se encuentran en una fase de(...)

2

 Sebastián Chacón Marín  Director Escuela de Negocios y Desarrollo Internacional  del Politécnico(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar