Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hace unos días, el mundo, entiéndase, las grandes industrias, empresas, así como casi todos los gobiernos, estuvieron con los pelos de punta debido a la alerta emitida por un hackeo informático de escala global, que afectó gran parte de la información interna de cientos de empresas y países en todo el orbe. Así fue reportado por numerosos medios de comunicación, agencias y entidades gubernamentales en todo el planeta, incluido por supuesto, el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Colombia, que informó acerca del incidente informático, el cual afectó el sistema operativo de Microsoft: Windows.

Sin embargo, a pesar de la magnitud de la noticia y sus fatales consecuencias, la verdad es que la mayoría de la gente común no tenía ni idea de qué se trataba el ataque y en especial cómo podría afectar su vida cotidiana. En realidad este tipo de ataques se dan de manera constante, especialmente a empresas en la que uno de sus grandes valores es la información, sus bases de datos, porcentajes, indicadores, etc. y que al ser vulnerados son sensibles para borrar expedientes valiosos o incluso acabar con una economía aparentemente sólida.

Pero si a las empresas o gobiernos les puede suceder esto, ¿Qué podría pasar en nuestro hogar? Surgen dudas como, ¿será que el Gobierno sí me protege? ¿Habrán leyes que me protejan? O los más optimistas, ¿será que el hackeo puede borrar los datos de Datacrédito?; muchas preguntas, casi todas con respuestas disímiles.

En estas situaciones lo más importante es entender los conceptos y acciones que debemos tener presentes en caso que nos toque una situación de estas, lo primero que debemos comprender del caso del hackeo global es que esta clase de infiltraciones se realizó en algunos equipos a través de un ransomware; ¿Pero qué es esto?, el ransomware¸ es un tipo de programa informático malintencionado que restringe el acceso a determinadas partes o archivos de nuestros equipos y en contraprestación, exige que por el rescate de la información se pague, para eliminar la restricción que impide el acceso a los archivos. En síntesis, podríamos catalogarlo como un soborno digital.

¿Cómo se paga este soborno? El comercio electrónico ha generado importantes desarrollos en la industria y la economía, entre ellos, la implementación del dinero electrónico que, desde hace años, ya es familiar para gran parte de los colombianos, los cuales tienen la posibilidad de pagar sus facturas de servicios públicos, realizar transferencias o adquirir bienes o servicios de forma virtual. Estos desarrollos han incrementado el uso del dinero digital, por lo que este mundo creó el Bitcoin, una moneda virtual o criptomoneda que funciona con un sistema de pagos basado en una cadena de bloques o Blockchain, esto es una base de datos distribuida, formada por cadenas de bloques diseñadas para evitar su modificación una vez que un dato ha sido publicado usando un sellado de tiempo confiable y enlazando a un bloque anterior, a través del cual se pueden realizar transacciones para hacer pagos de bienes o de servicios a través de internet; un gran negocio para los delincuentes que secuestraron buena cantidad de información y cobraron por devolverla a los afectados.

Para que usted no sea la próxima víctima, es muy importante seguir algunas de las siguientes recomendaciones, recuerde que “más vale prevenir, que lamentar”:

Si usted tiene equipos que utilizan Windows XP, lo mejor es aislarlos de la red. En caso de tener equipos con Windows 7 en adelante, es indispensable actualizarlos.

No abra correos electrónicos con adjuntos sospechosos o de desconocidos que alerten cobros jurídicos, demandas o similares.

Si recibe un mensaje de alguna entidad bancaria o ente gubernamental, verifique que el dominio o link de la página web que se encuentra en el mensaje, realmente sea el que represente oficialmente a la entidad o persona que se referencia.

Nunca comparta información personal ni financiera solicitada a través de correos electrónicos, llamadas telefónicas, mensajes de texto o redes sociales.

Evite ingresar a páginas web de origen desconocido.

Finalmente, si a pesar de estas recomendaciones, usted nota que está siendo hackeado, comuníquese con el Grupo de Respuesta a Emergencias Cibernéticas de Colombia – colCERT, que tiene como responsabilidad central la coordinación de la Ciberseguridad y Ciberdefensa Nacional. Esta es una entidad adscrita al Ministerio de Defensa Nacional y su fin es la coordinación de las acciones necesarias para la protección de la infraestructura crítica del Estado colombiano frente a emergencias de ciberseguridad que atenten o comprometan la seguridad y defensa nacional.

En caso de encontrarse en esta situación puede comunicarse con los siguientes correoscontacto@colcert.gov.co; incidentes-seginf@mintic.gov.co y caivirtual@correo.policia.gov.co.

Estas recomendaciones son suministradas por el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

(Visited 432 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Estudió Comunicación Social, es especialista y magíster en TIC, profesor universitario y un apasionado por la tecnología, es melómano y deportista. Residente en Bucaramanga la ciudad bonita.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

-->Tequilera, bar tender, lavaplatos, cocinera, mesera, estos son muchos de los trabajos de primera línea a los que se puede enfrentar un inmigrante, iniciando su nueva vida en Canadá. Así lo hice yo.

¿Devolverme a Venezuela o quedarme en Canadá? Esa era la pregunta que retumbaba en mi cabeza mientras ese ángel que encontré en Migración hacia mi aplicación, la cual me permitió como estudiante de idiomas y con mi nuevo status llamado Destitute Student (‘Estudiante Indigente’) conseguir una visa de trabajo Después de pensarlo por tres días, decidí quedarme a trabajar en Canadá para poder pagar mis estudios y como decimos los venezolanos’’echarle bolas’’, porque definitivamente en esta vida no se escoge dónde se nace, pero sí dónde vivir.  Bienvenidos a la segunda parte de mi historia, donde les presento un momento fundamental de mi pasado y mi presente en este país. Debo confesarles que nunca pensé que fuese a ser tan difícil, pero ahí estaba yo, aventurándome a un mundo desconocido, con el único objetivo de reunir, en poco tiempo (4 meses), el dinero para pagar el cincuenta por ciento (15.000 CAD) de mi maestría, pero no solo eso, debía pagar también la renta y mis gastos personales y lo sé, suena descabellado, pero lo asumí con mucha planificación y meticulosidad.
’’Uno nunca sabe lo fuerte que es, hasta que en realidad tiene que ser fuerte’’
Conseguí el primer trabajo de mi vida. Este quedaba en el Viejo Puerto, una zona muy turística de Montreal. Allí aprendí lo que es ser multitask: servir diferentes tipos de cervezas, hacer pizzas, fajitas, poutine, alitas de pollo, hamburguesas, de todo. No era mi único trabajo, tenía que reunir el dinero suficiente, así que de domingo a domingo y durante esos meses mi rutina se resumía en: tomar órdenes, cargar montañas de platos y limpiar baños como a muchos inmigrantes nos toca al inicio. 
’Y es que en las adversidades es donde nacen nuevos guerreros’’
Creo que jamás en mi existencia he trabajado tanto. No tenía más vida: todas las tardes salía del Viejo Puerto, a iniciar mi siguiente turno en un restaurante italiano en el que más que salario trabajaba por comida. El dueño amablemente me brindaba lo que no se vendía y así yo podía ahorrar gastos. Ese señor se convirtió como en mi abuelo, mi abuelo italiano.
 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eddy Ramirez (@eddy.ramirez21)

Además del trabajo, yo seguía estudiando francés todas las mañanas hasta el mediodía. Al terminar el verano comencé el máster. Un año más tarde, me gradué de abogada en Derecho Internacional de Negocios, LL.M de la Universidad de Montreal, con un GPA de 3.8, demostrándome que en mi vida no habría obstáculos más grandes que mis ganas de crecer y de superarme. Inspirada en esto, apliqué a la Residencia Permanente.  Al cabo del tiempo, empecé nuevos estudios, pero esta vez, en Inmigration consulting y logré culminarlos también. La vida comenzó a sonreír un poquito más, después de tantos sacrificios, todo estaba dando los mejores frutos. En medio de esta travesía, comprendí que no estaba sola en esta situación, ni era la única con un sueño por cumplir. Somos miles de migrantes a diario dejando todo atrás y buscando una mejor vida, así que algo detonó en mi cabeza, era el momento de que Eddy Ramírez pusiera en práctica sus estudios, experiencia y todo lo que aprendí de mi mamá.  Finalmente, llegó el día de materializar y darle vida a esta Tierra de Inmigrantes.    Continuará… Con amor, Eddy.   

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

2

Si usted, apreciado lector, es amante del buen vino y de(...)

3

[caption id="attachment_18348" align="aligncenter" width="640"] Gustavo Petro - foto EL TIEMPO[/caption] Intentamos(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar