Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La miniserie de HBO creada, escrita y dirigida por Mike White se apoderó del ocioso verano para causar una pequeña revolución con su reparto coral plagado de lo más ruin del alma humana. Comedia negra con el suficiente ácido para cuestionar ideologías, abusos de poder y miserablezas que ni un imponente resort anclado en Hawaii logran esconder.The White Lotus - Cortesía HBO Max

Hacía falta en el panorama televisivo algo de ponzoña. Así que, llevado por el constante ‘hype’ en medios especializados, me devoré los seis capítulos que conforman la ojalá única temporada de esta producción concebida -sí, para que se sorprendan del rango- del mismo guionista de Freaks and Geeks o Dawson’s Creek, quien le puso alma a la Escuela de Rock de Jack Black y, para qué negarlo, a la inclasificable reunión de emojis en pantalla gigante (Emoji, la película, 2017).

‘The White Lotus’ se convierte en su desquite televisivo, planificado para incomodar con escenas que van de lo apacible a lo grotesco, diálogos punzantes y una auténtica confrontación con el ambiente cálido de su entorno. Todo guiado por una de las mejores partituras musicales que he escuchado para una serie. No es casual que esa sensación de malestar contraste con la promesa del lugar, que usa el loto como imagen de paz, sanación y descanso. No hay un reencuentro purificador, nadie experimenta una transformación a nivel espiritual, si acaso alguna revelación de su suerte, y eso es lo que más me gusta de su mensaje: hay personas que con todo el dinero del mundo o en los más exclusivos destinos, simplemente no aprenden nada.

El egoísmo ‘millenial’, la falsa seguridad de un matrimonio a conveniencia, la obsesión por comprar afecto o la ridícula e hipócrita tendencia de cuestionar el sistema mientras se disfruta de los beneficios del mismo son algunos de los temas que toca la serie, eligiendo como marco una temporada vacacional, donde todo se supone es perfecto, hasta que la fachada se desbarata. El progresivo descontrol de Armond, el gerente del hotel, ejerce como hilo conductor de este enredo pues es quien se relaciona con todos, y en su afán de complacerlos, evidenciará también su propia debilidad. Los personajes se antojan despreciables y queremos saber hasta dónde van a llegar. Hasta el único personaje íntegro de esta historia, Belinda, también termina hastiada de ser el faro moral en medio de la podredumbre.

Comparto con los críticos el lugar que cobra en el elenco el papel de Tanya, interpretado por Jennifer Coolidge. Una actriz que parecía encasillada en papeles de eterno deseo adolescente o personaje accesorio en parodias de todo tipo. Acá se explaya como una solitaria mujer adinerada, apabullada por la muerte de su madre, y nos regala varios momentos hilarantes como de gran carga dramática que seguramente la pondrán en la órbita de la temporada de premios 2021-2022.

Sin duda alguna, ‘The White Lotus’ es una de mis recomendadas del momento. A los que disfrutan la mala leche en los momentos menos apropiados la van a encontrar irresistible. Muy valiente haberla grabado en plena pandemia, porque hace más palpable su “moraleja” cuando muchos se ufanaban de una renovación a gran escala, tras superar el caos de una pandemia que todavía no ha finalizado. El hecho es que no ha sido así, por lo que resulta bastante pertinente confirmar que ni la peor de las catástrofes ni el más idílico paraíso cambian nuestra deriva como sociedad.

Todos los capítulos disponibles en HBO Max.

Brand New Cherry Flavor… ¿a qué sabe?

A veces uno lucha contra la corriente cuando entra a Netflix y encuentra tantas propuestas ‘pastiche’: colchas de retazos disfrazados de homenajes, sazonados a conveniencia con el chequeo obsesivo de inclusión en todas sus formas que hace la plataforma. Esta serie, aparentemente limitada, creada por Lenore Zion y Nick Antosca, nos ofrece todo eso desde la perspectiva del terror, con claras referencias a David Lynch, pero quizá un poco más. Y es que la historia de Lisa Nova, la aspirante a cineasta que termina burlada por un productor de cine de ese Hollywood cizañoso que muchos quisieron denunciar en su momento, abre las puertas a una orgía de sangre, brujería y mal gusto no apto para todos los estómagos. Sus ocho capítulos no pararán hasta ver si Lisa cumplirá su venganza, interpretada con bastante propiedad por la actriz Rosa Salazar, quién le hace réplica a una meliflua Catherine Keener. Si les apetece algo de esta bebida con sabor a cereza háganlo bajo su propio riesgo.

No pierdan el tiempo con: ‘The Postcards Killings’. Un no, no y no. Por lo mal editada y actuada. El desaprovechamiento de la historia y el error técnico de la falta de sincronización en el audio del doblaje al español. En Netflix.

@juanchoparada

juanchopara@gmail.com

www.juanchoparada.com 

(Visited 340 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Periodista y filósofo. Máster en Dirección de Marketing Digital y Comunicación Web 2.0. Social Media Manager. Escritor cine, cultura, televisión, entretenimiento, sexualidad y tecnología.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

El evangelio según Jesucristo José Saramago Alfaguara   Uno de los(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar