Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

No importa en qué momento de este siglo estemos. Las mujeres temen y temerán a las calles solitarias, el transporte público, los rincones poco iluminados. No se trata solo de perder sus pertenencias. Hablo de intimidación, de manoseo, de acoso y violación, todo esto a manos de hombres, punto.

A comienzos de este año la Veeduría Distrital en Bogotá divulgó unas cifras nada alentadoras sobre el fenómeno del acoso callejero. En su Encuesta de Percepción y Vivencia de Niñas y Mujeres sobre este mal establecieron, entre otros datos, que “7 de cada 10 mujeres se sienten inseguras en el transporte público y 8 de cada 10 han experimentado una situación de acoso alguna vez en su vida”, siendo Transmilenio el medio de transporte con más ocurrencia de estos hechos.

Lo más triste de esta realidad es que muchas no saben a dónde denunciar, y en la misma proporción prefieren callar cuando son víctimas de cualquier tipo de intimidación.

Aquí hay un sector masculino que ha querido debatir si se trata de un exceso de corrección el evitar los cumplidos, los saludos de beso o la cortesía al subir o bajar una escalera por miedo a un señalamiento de comportamiento indebido. Creo que las mujeres saben muy bien cuando están frente a un acto gentil y cuando se trata de un burdo piropo o un pretexto que justifique cualquier tocamiento. Y no me vengan con la gastada idea de “cultura latina” donde el abracito y el toquecito parece apropiado. Algunas lo toman en broma, pero a veces esa actitud es asumida como una invitación a continuar haciéndolo e ir poco a poco más lejos. Además, cuando hay una relación laboral de por medio, se convierte en la diferencia entre mantener el empleo o perderlo.

Si bien no se puede generalizar a todos los hombres y a todos los ámbitos, no podemos desconocer que las mujeres llevan la peor parte en un mundo creado para que ellas se sientan obligadas a demostrar su valía. Y sí, algunas también acosan, roban, mienten o matan, pero ese tampoco se convierte en un argumento que sostenga dicho estado de relaciones. Lo cierto es que estamos lejos de cambios profundos en la relación cotidiana entre hombres y mujeres. Para la muestra lo ocurrido en el final de la Copa Mundial de Fútbol Femenina, donde el presidente de la federación española, Luis Rubiales, besó sin su consentimiento a una de las jugadoras que hizo parte del equipo triunfador, Jennifer Hermoso, arruinando su momento de gloria y desatando una ola de indignación en el que afloraron una vez más los pensamientos más básicos de muchos hombres: “fue una tormenta en un vaso de agua”. Mientras Rubiales se aferra a su cargo con esas mismas ideas, las mujeres quedaron en un limbo sobre si vale la pena o no alzar la voz.

Acciones contra el acoso callejero

Lanzamiento Campaña Stand Up - Foto Andrés Mora

Si las cifras inquietan preocupan más las consideraciones sobre la falta de mecanismos claros de denuncia, el temor a hacerlo y la ausencia de una mayor articulación entre las autoridades. De ahí que acudí a la invitación de la empresa L’oreal Paris con su iniciativa Stand Up, una campaña en la cual las personas que lo deseen pueden ingresar a la página www.standup-colombia.com y realizar una breve capacitación de cinco minutos en el que aprenderán, entre otros temas, la metodología de las 5 D (Distraer, Delegar, Documentar, Desahogar y Dirigirse al acosador).

La estrategia combina la toma de monumentos representativos de la ciudad en los cuales la ciudadanía puede conocer más sobre esta problemática y una selección de espacios públicos para mejorar su iluminación, contribuyendo de algún modo a la seguridad en dichos lugares.

Cabe recordar que en el 2019 la capital de la República creó el primer protocolo para la prevención, atención y sanción de las violencias contra las mujeres en el espacio y el transporte público. Junto a la línea de emergencias 123 se encuentra la Línea Púrpura 018000 112 137. Creo que un factor importante para reducir los casos es la solidaridad: si somos testigos de un hecho de acoso callejero no podemos quedarnos de meros espectadores, hay que actuar y brindar apoyo a la víctima.

Campaña Stand Up de Loreal - Foto Andrés Mora

El talento de Key Love & Domoa Style

Domoa Style y Key Love - Imagen GMT Agencia

Los hombres y las mujeres pueden trabajar juntos y crear éxitos. Es el caso de este dúo colombiano que decide explorar con el dancehall, el reguetón, el dembow y el afrobeat para crear sencillos como “Contacto”, que espera contagiar a toda la audiencia tanto con su sonido urbano como con su video futurista grabado en New York que pueden ver acá. Pueden seguirlos en Instagram en las cuentas @domoastyle y @keyloveOficial  para conocer más de su obra

juanchopara@gmail.com

X (Twitter): @juanchoparada

You Tube: @juanchoparada

www.juanchoparada.com

(Visited 616 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Periodista y filósofo. Máster en Dirección de Marketing Digital y Comunicación Web 2.0. Social Media Manager. Escritor cine, cultura, televisión, entretenimiento, sexualidad y tecnología.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

¿Cuántas veces hemos recibido un “no” en la cara o a(...)

2

  Depeche Mode (Rock - Electrónico), New Wave y Alt Rock,(...)

3

¿Pueden las máquinas enseñar mejor que los humanos? Esta pregunta, que(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. La minoría de hombres acosadores, deben ser sancionados penalmente de manera ejemplar. Punto. La inmensa mayoría, no somos acosadores, ni tenemos que pagar por ello ni somos responsables en modo alguno. Y no venga usted con cuentos de supuesta desigualdad ni nada , los hombres somos quienes por mucho sufrimos más de hechos violentos, muerte prematura, alrededor del mundo, la realidad es una sola y usted no puede taparla con su delantal.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar