Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Bienvenidos a la primera parte de mi balance de fin de año en televisión, en una época en la que probablemente menos vi series o producciones con el suficiente poder para cautivarme. Lo que resumiré a continuación es mi perspectiva de lo que vi, al margen de las sorpresas y desempeños de la pantalla chica en la era postpandemia, la cual estuvo marcada por el reciente paro de guionistas y gremio actoral en Estados Unidos, cuyos efectos se sentirán con más fuerza en el 2024.

Rigo - Crédito Canal RCN

Rigo – Crédito Canal RCN

Hay otras alternativas, eso es evidente, y ni con esa ventaja se puede hablar de LA serie o LA producción que paralizó al mundo. Con el final de proyectos como ‘Succession’ (HBO) o The Crown (Netflix), siguen cerrándose las puertas a una forma de concebir el entretenimiento en pos de placebos que pendieron de un hilo en cuanto a popularidad o expectativa. Tampoco fue un buen año para los documentales de crímenes reales, con casos monótonos o convertidos en vergonzosos docudramas, salvo excepciones como “La Dama del Silencio: el caso de la Mataviejitas”, hecha con un poco más de estilo.

Ahora, me dirán que si “The Last of Us” no hizo lo suyo. Personalmente la sentí como una iniciativa tardía en la galería de universos postapocalípticos, de ahí mi indiferencia a su apuesta. Las bioseries se resisten a desaparecer, pero con cada lanzamiento confirmé que el formato se agota en las mismas estructuras temporales y sin conocimiento del contexto solo queda dejarse llevar por la imaginación de los guionistas. En ese apartado quizá “El amor después del amor” de Netflix –con su excelente cátedra de rock argentino de las décadas de 1970 y 1980- y “Rigo” del canal RCN, se aproximaron a un estándar donde las intimidades y tragedias de sus personajes reales se abordaron con cierta solvencia. Como se lo mencioné al diario El Colombiano, quien me consultó para presentar una perspectiva hace unos días, el capítulo de la muerte del padre de Rigoberto Urán es un ejemplo de planificación, de realización e interpretación que no había visto en una década en dramas nacionales.

La ficción nacional abusó no solo de repeticiones sino de reencauches innecesarios, por lo que solo quedaba revisar alguna esperanza en televisión regional. Quizá destaco la serie producida por Teleantioquia con recursos del MINTIC “El abrazo que no te di”, que centró su dramaturgia en la experiencia del duelo. Por lo demás, todo lo que piensen crear “en favor de las nuevas generaciones” es pura palabrería. Ese vicio se está enquistando en las producciones para plataformas como Prime Video, HBO y Netflix. ‘La Primera Vez’ y “Los Billis” parten de premisas con una jugosa ambientación histórica, pero me chocó la cantidad de coincidencias y lugares comunes entre ambas (de tratamientos, elencos y edición) que me sentí obligado a terminarlas.

En cambio, me llamó la atención la creciente demanda de historias con un importante protagonismo de la discapacidad física o personajes de capacidades diferentes en situaciones hilarantes o riesgosas. Para la muestra la serie argentina “División Palermo” y la chilena “Cromosoma 21”.

Mi escasa afición a los ‘realitys’ y programas de talentos me marginan de opinar sobre los lanzamientos de este año. Mencionar por si acaso que “El Gran Hermano” ha sabido adaptarse para retomar el morbo como estandarte de un desfile de humillaciones públicas que aguantan varilla por dinero, como sucedió con el formato “La Casa de los Famosos”, que el próximo año tendrá su versión colombiana. La versión mexicana superó con creces los cálculos, aunque sus figuras más relevantes ya padecen los estragos de la fama efímera. No tengo nada que decir en cuanto a los realizados por Caracol y RCN, conceptos trajinados por donde se les mire. A ese tren no me volví a subir.

Si hay otras omisiones, no fueron todo el tiempo deliberadas. Fue un año en el que el poder inmersivo de las plataformas se vio mermado, ya nada gusta, por lo que para muchos la solución fue refugiarse en los clásicos. Probablemente ocurrirá igual en el 2024.

Próxima semana, mi balance del cine en el 2023.

Issa Raye en final de temporada del podcast Radiodistractor

Una promisoria carrera es la que se vislumbra al apreciar el trabajo musical de Issa Raye, colombiana radicada en Los Ángeles (Estados Unidos). Su sencillo “Beautiful Mess”, el cual cuenta con la participación de Zenia Bushward, ex vocalista de Justin Timberlake, evidencia sus pretensiones de cautivar al público angloparlante, sin olvidar sus raíces en ese proceso. Con ella conversamos en este último capítulo de la temporada 2023 de Radiodistractor, el cual volverá en febrero de 2024 con nuevos invitados.

A Issa Raye la pueden seguir en su Instagram @issaraye 

juanchopara@gmail.com

X: @juanchoparada

You Tube: @juanchoparada

www.juanchoparada.com 

(Visited 435 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Periodista y filósofo. Máster en Dirección de Marketing Digital y Comunicación Web 2.0. Social Media Manager. Escritor cine, cultura, televisión, entretenimiento, sexualidad y tecnología.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Quizás eres como yo, de esos que siente que marchar es(...)

2

Una nueva forma de hacer minería se viene imponiendo en Perú(...)

3

La Cultura Celsia - Ricardo Sierra https://open.spotify.com/episode/4qtenybV8MnLFQlqW3tXB5?si=23366b1293a44d1d La Cultura es un(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar