Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En este artículo usted no encontrará una postura o inclinación que le aconseje por quién votar, ni tampoco hay ya cabida para seguirse lamentando de porqué los dos contendores que tenemos hoy son nuestras opciones y no otros.

Tenemos que decidir.

Pero más allá de opinar sobre las propuestas de campaña -aunque en estos días parece más un ring de boxeo que otra cosa-, mi invitación es a entender la relevancia que tiene su voto. Sí, su voto.

En primer lugar, puede que su voto no sea el que elija al presidente de la República, pero es importante, y más en estos momentos, que sepa que puede haber un resultado muy reñido entre los candidatos, como aquel que se presentó entre Samper y Pastrana en 1994.

Incluso si cruzamos las fronteras, en Estados Unidos hubo un caso donde Al Gore perdió por poco o nada ante George W. Bush en el año 2000. “Al final, Bush ganó Florida por el 0,009 por ciento de los votos emitidos en el estado, o 537 votos. Si 600 votantes más pro-Gore, hubieran acudido a las urnas en Florida ese día de noviembre, podría haber habido un presidente completamente diferente entre 2000 y 2008” (National Geographic).

Estas diferencias terminan siendo mínimas y, a pesar de que pasen muy rara vez, en estos momentos y como van las encuestas es probable que el candidato que gane no sea por una gran cantidad de votos con respecto al otro.

Ahora bien, el otro día leía un artículo internacional donde se analizaba el legítimo ejercicio del derecho al voto en países como Australia y Estados Unidos para hacer un tipo de comparación en el comportamiento de los votantes cuando este ejercicio era obligatorio y cuando no. Es decir, cuando por mandato de Ley sí o sí se debía votar.

Obviamente en países como Australia, el número de personas que se acercaron a las urnas creció de manera notoria cuando sacaron la ley del voto obligatorio, un escenario que ocurre en muchos países.

Sin embargo, este artículo presentaba una reflexión interesante entorno a la siguiente pregunta: ¿ al final del día qué es preferible: una cantidad masiva de gente votando porque le toca, o una minoría, pero verdaderamente convencida de su deber, de las propuestas,  y de la importancia del voto?

¿Qué opinan ustedes?

En Colombia sabemos que es un deber Constitucional y que de los 50 y punta millones de habitantes, solamente están habilitados para votar cerca de 39 millones, y de esos, no vota tristemente la totalidad.

Por supuesto hay muchos factores que influyen: la inscripción de la cédula, el traslado en las regiones de difícil acceso, la falta de credibilidad en la democracia, etc…

Por ejemplo, el otro día me subí a un Uber que me aseguró que no votaría ya que el Estado nunca le ha dado nada y siempre ha sacado a sus hijos adelante solo. Respetable, por supuesto, pero difícil creer que en un país como el nuestro el Estado nos vaya a dar la platica para el mercado, los estudios y servicios. Acá nos toca lucharla a todos para salir adelante (a unos más que otros, ni más faltaba).

Pero continuemos.

Es importante que nos detengamos a reflexionar la importancia que tiene el simple hecho de ir a votar. Desde mi punto de vista, sean 39 millones o 20 los que voten, cada sufragio cuenta porque estamos legitimando al Gobierno para que justamente nos gobierne. En últimas, si no votamos, no podremos después quejarnos de porqué hizo o no hizo, de porqué tales políticas salieron o se hundieron.

Estamos en una democracia (que ojalá se mantenga) y es un deber votar porque hace parte de nuestras más sagradas libertades. Es decir, no lo demos por sentado porque hay muchos países donde a los gobernantes no les importa la opinión del pueblo en lo más mínimo. Incluso, cada día se hacen más frecuentes este tipo de gobiernos. 

La democracia es muy pero muy frágil.

Claro, que ha habido problemas de corrupción, compra de votos, fallas en la Registraduría… sí y sí. Pero que eso no nos detenga el domingo para decirle al Gobierno que todavía nos importa ejercer nuestro derecho y que estamos mostrándole que aquí queremos siempre una Democracia activa y participativa.

No dejemos esta decisión tan trascendental en manos de otros.

Y antes de cerrar hago un breve llamado al voto seguro. ¿Esto qué quiere decir? Para mí el voto seguro es el voto informado. Informarse es fácil, abramos los periódicos, metámonos a Youtube a ver los debates, miremos los programas de Gobierno, analicemos muy bien el posible gabinete.

Si tiene tiempo para ver el “Desafío” o “Hasta que la Plata nos Separe”, tiene tiempo para esto.

¿Le da pereza? Perfecto, llame a ese familiar o amigo ñoño que se sabe de “Pe a Pa” todo el recorrido político y pídale que le explique.

Ojo, también analicemos muy bien el voto en blanco, recordemos que en estos momentos es meramente simbólico.

Con esto cierro con la esperanza de haberlos motivado un poquito más a votar.

Ah y que ojalá gane el mejor para nuestro país…

(Visited 88 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Abogada y Politóloga egresada de la Universidad de los Andes, con un Minor en Gobierno y Asuntos Públicos. A lo largo de los últimos años he trabajado en el sector público y privado en compañías que mueven el desarrollo del país. Twitter: @LinaPaez05

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La oscura excentricidad del director de El Joven Manos de Tijera(...)

2

Cambium

Y así como todo cambia, que yo cambie no es extraño...(...)

3

Aquí dos BREVES de las HISTORIAS ; en donde el ORIGINAL(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar