Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Después de varios meses esperando tener la oportunidad de acudir a una de las tantas reuniones que ha organizado la Comisión de la Verdad en diversas ciudades de Alemania, la semana pasada logré finalmente apartarme de mis actividades laborales para destinar dos horas al evento que abordaría la temática de las víctimas del conflicto armado colombiano en el exilio, que además contaba en su cartel de ponentes con el ministro de Relaciones Exteriores Álvaro Leyva y la vicepresidente de Colombia Francia Márquez. Después de aproximadamente cinco años de trabajar el conflicto armado colombiano de primera mano con sus víctimas, mis expectativas no eran muy altas, ya que conozco la metodología y el resultado de los informes de la Comisión de la Verdad, construidos sin ningún rigor académico, pero con una enorme carga ideológica que ha manipulado la historia del conflicto y sus testimonios, hechos que he analizado en algunas de mis anteriores columnas.

Así llegaba el día del evento en la ciudad de München, empezaban a llegar a cuentagotas los visitantes y expositores. Al olvidar inscribirme, en algún momento tuve el temor de quedarme sin asiento, pero al ingresar de último, mi sorpresa fue enorme ya que mal contados se ubicaban unas 50 personas, más de la mitad pertenecientes a la organización del evento, la delegación de la Embajada de Colombia e integrantes de múltiples ONG que evidentemente estaban alineadas como activistas y militantes del trabajo político de la Comisión de la Verdad. La realidad de esta primera impresión fue muy clara, lo que pasa en Colombia interesa muy poco a la sociedad alemana, y el interés se reduce a grupos muy pequeños de académicos alemanes que reciben enormes ingresos para financiar proyectos de investigaciones y publicaciones que sólo se dan a conocer entre un círculo muy pequeño.

El evento no inició con la reconocida puntualidad alemana; evidentemente no eran los organizadores, aunque sí con la característica tardanza del nuevo gobierno del cambio. Mis dudas se hicieron realidad cuando noté como todo el evento giraba no entorno a las víctimas, sino a la llegada del ministro Leyva, pero especialmente la vicepresidenta Márquez. Incluso los organizadores invitaban a los expositores a recortar sus presentaciones ya que el centro del evento y su planeación estaban completamente centrados en la “ilustre” visita de los dos políticos, que como algo anecdótico, se encontraban allí como participantes de la Conferencia de Seguridad de Múnich, naturalmente debido a la exitosa política de seguridad y paz del presidente Petro. El evento inició entonces con las palabras de algunos académicos.

El profesor Stefan Peters, director académico del Instituto Colombo-Alemán para la Paz (CAPAZ) manifestaba que en Colombia “hay una paz demasiado violenta”, pero que apoyaba la creación del Ministerio de la Igualdad como una herramienta efectiva para reducir la desigualdad. En este punto, como Historiador me quede sin palabras ante el análisis impresentable del representante de una institución que recibe una cuantiosa financiación del gobierno alemán y que, a cambio, solo contribuye a la divulgación política de la agenda del Pacto Histórico y la izquierda europea. Seguidamente, el ministro Leyva antes de condecorar al exembajador de Alemania en Colombia, Peter Ptassek, recordó de manera calurosa su reunión con el excomandante guerrillero Alfonso Cano, entorno a una cocina campesina comiendo arroz, para posteriormente intercambiar anécdotas sobre Jacobo Arenas y otros lideres guerrilleros, en un evidente relato que muestra su reconocida cercanía con estos grupos armados ilegales, declarando que no se debían juzgar como malos o buenos, sino entender que los había llevado a esa decisión de vida, seguramente una pregunta muy pertinente para las víctimas que quieren que los criminales sean condenados por sus atroces crímenes.

Mientras llegaba el momento central del evento, se realizó un corto performance, donde una actriz, que integra la Comisión de la Verdad en Alemania, saltó al escenario con una malla negra que cubría su rostro. Iniciaba entonces una perturbadora danza, mientras finalizaba recitando un poema como supuesta representación de las víctimas. A la final, esa ha sido la estrategia de la Comisión de la Verdad en el exterior, vendernos como un país lleno de riquezas naturales y rico en folklor con danzas y canciones, condenado al Estado como el culpable del conflicto, y señalando a las guerrillas como víctimas de la injusticia social. Así se está presentando el conflicto colombiano en el exterior. Ahora, le pregunto al lector, ¿se imaginan al Gobierno de Alemania organizando un performance de tambores y danzas para conmemorar el holocausto de la Segunda Guerra Mundial?


Finalmente, llegó el momento. Los asistentes aplauden de pie la entrada de la vicepresidenta de Wakanda, un país donde se están construyendo metros elevados desde Buenaventura a Barranquilla, donde las minorías gobiernan con sabiduría y sus pueblos viven en la paz total, un territorio donde no se utilizan combustibles fósiles, solo energías limpias. De regreso a la realidad, el discurso de Francia Márquez fue más de los mismo: populismo sin ningún tipo de sonrojo, promesas de justicia social y riqueza para todos, pero en donde la única que ha comenzado a vivir sabroso es ella y su entorno. Antes de retirarse a cumplir con su apretadísima agenda, remató con unas palabras, pero no piensen que era un nuevo acuerdo comercial para importar a Colombia huevos de Alemania, sino que, su objetivo era el de enseñar a los europeos a vivir en paz y evitar la “Cuarta Guerra Mundial”, aunque nunca mencionó cuando había iniciado y finalizado la Tercera.


Agobiado del acto político, decidí retirarme presurosamente para volver a la realidad, escuchando antes de mi salida cómo los representantes de la Comisión de la Verdad en Alemania celebraban que habían diseñado pañuelos a semejanza de las madres de la plaza mayo, para conmemorar a las víctimas y celebrando que por fin en Colombia había llegado el gobierno tanto habían soñado. Así, en ese delirio ideológico de la izquierda colombiana en el exilio, se proyecta la fantasía que reposa sobre la actual destrucción del Estado colombiano y sus instituciones, teniendo como telón de fondo a cientos de miles de jóvenes colombianos que en busca de una vida digna, se plantean abandonar el país como resultado del efecto “Petro”.

(Visited 130 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Historiador y Magíster en Historia de la Universidad Nacional de Colombia, Doctor en Historia de la Universidad Pablo de Olavide en Sevilla - España. Con más de 20 publicaciones entre libros, capítulos de libros, artículos, papers y otros documentos. Entre mi experiencia profesional se encuentra mi trabajo por cinco años en proyectos de memoria histórica para las Fuerzas Militares, el Centro Nacional de Memoria Histórica y el IGAC.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Supongo que cada quien en su familia, como los de la(...)

2

Me animé a hacer este post sobre la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos a manera de podcast. Son 10 minutos muy amenos e informativos, creo yo, para cambiar un poco el formato y acercarme a ustedes de una manera diferente. En un reciente post de este blog mencionamos los dos errores más comunes en una estrategia de redes sociales, y esta actualización es de alguna manera una continuación. Puedo adelantar que ambas actividades no son lo mismo, que sí existe diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de contenidos, pero que definitivamente son complementarias. Quise ilustrar esa diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos, como un equipo de ciclismo que se complementa (¿estará muy forzado?). También presento más abajo un video complementario. Aunque la imagen puede ser más tentadora, le recomiendo primero que escuche el podcast donde explico claramente  la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos.

Si no le aparecen los player de audio y video, por favor refresque la página.

Diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de contenidos (Podcast)




Diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de contenidos (Video)

Este video es de una entrevista que me hicieron los amigos de TeleMedellín. La verdad no abordo directamente sobre  la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos, pero es un buen complemento para el tema central de esta actualización.






¿Alguna opinión? ¿Cree que falta algún punto para explicar mejor  la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos? ¿o cree que no hay diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos?

No sea tímido, me encantaría escucharlo. O al menos recomiende este post a través de e-mail, twitter o facebook. Mil gracias

3

¿Cómo evitar el robo con escopolamina o burundanga?, sus peligros y(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar