Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

 CAPÍTULO LXXXVI.Saliendo de la SACRISTÍA…

Cuando  el Padre WILLINTON TORRES PULIDO, un PERSONAJE oriundo de la Arquidiócesis de Tunja, el de la MAESTRÍA en BIOÉTICA en la Universidad ALFONSIANA de ROMA, ITALIA…estaba preparando una TESIS y se encuentra con estas  reflexiones que lo hacen correctamente HUMANO y nos las  regala , para que nuestra MENTE registre la posibilidad de crecer…

Hete aquí  el resùmen  de su PLUMA en el dìa de  HOY para Uds… como diariamente lo SIGUE haciendo con MUCHOS…

SALIENDO DE LA SACRISTÍA…
“Cuenta la historia que una viejita iba todos los días al culto en su iglesia y que para entrar se ponía un velo como signo del amor a Dios; allí cantaba, rezaba, oraba, danzaba y sobre todo sentía que podía encontrar a Dios también en su hermano y hermana a quienes abrazaba con tanto respeto y cariño. Saliendo de la iglesia ella iba a su casa y colgaba el velo en la pared. Así puede pasar con nuestra fe, cosa que no es debida. Una persona me decía un día: “dejé la razón en la puerta de la iglesia y entré con fe”. Amable persona, esas cosas no se pueden hacer, pues tú entras a la iglesia con razón y fe; igualmente sales de ella con razón y fe, en un compromiso que te lleva a ser plenamente humano (a).
La Iglesia sigue siendo el lugar de todos, del rico y del pobre, del blanco y del negro, del hombre, de la mujer, quienes encuentran un lugar tranquilo para descansar, y sentir que son liberados de males cuando los abandonan en Dios. Es una comunidad que se celebra el milagro de la comunión. Desde muy pequeños vivimos en comunidad; la familia, los amigos, el conjunto, el barrio o la vereda, el colegio, la universidad, el trabajo. Siempre hacemos parte de una comunidad. Reconocemos por nuestra razón, que existe una fuerza que a todos mueve y motiva cada día, la que poseemos en nuestro ser; esa fuerza es el amor. Todo humano la posee y siente que es el impulso que lo mueve a actuar para que su vida y la de los demás se plenifique y encuentre sentido. Es común a todos los seres humanos. Por ello cuando voy a trabajar busco la fraternidad porque sé que quien trabaja conmigo, también necesita llevar el pan a su casa. Es bueno pensar que allí donde damos lo mejor, reconocemos la dignidad de la otra persona, pues somos de la misa especie y también necesita comer.

Por estos días hemos puesto en marcha ese sentido de solidaridad y de fraternidad; todos estamos en un camino de discernimiento para tomar la mejor decisión que convenga a nuestro país, porque lo amamos y queremos vivir la fraternidad y los valores de la justicia social y el bien común, donde se promuevan y defiendan los deberes y derechos fundamentales. Nuestra Colombia es un país hermoso, con tantas bendiciones, y por ello, como signo de agradecimiento con quien nos prestó esta casita hermosa, prometimos cuidarla y hacer de nuestra tierra un mejor lugar. A todos, como humanos, son comunes los valores de la fraternidad, el perdón, la justicia social, la solidaridad… Y como creyentes se nos invita a salir de la sacristía como personas comprometidas para llevar adelante un compromiso social. Como decía a los jóvenes en Polonia el Papa FRANCISCO , haciendo una semejanza con el football: “no podemos estar en la banca, cuando se nos pide ser protagonistas del mejor partido de la vida donde todos somos jugadores”. Es necesario ponemos las gafas de la fe, no para ver al lobo feroz, como caperucita roja, sino para encontrar un mejor significado a nuestra existencia cotidiana, sabiendo que hombres y mujeres de buena voluntad somos protagonistas del mejor país que tanto soñamos y en el hemos decidido jugárnosla toda. Se nos pide ser auténticamente humanos, para luego humanizar el metro cuadrado donde nos ha correspondido dar lo mejor de nosotros. Estamos en el mejor hoy de nuestra historia, en el mejor país, y con los mejores ciudadanos, y así, expulsando el egoísmo abrimos caminos de confianza, de esperanza, de fraternidad. El partido se puede ganar descubriendo los valores que nos hacen mejores humanos y hermanos, pues todos somos importantes en la empresa de la vida; desde la persona que sirve los tintos, hasta el gerente, porque tienen la misión y la visión clara, y se siente hermanos. En los próximos Días, tomaremos una buena decisión al elegir a nuestro próximo Presidente. Dios nos bendiga y también lo bendiga, para que en el milagro de la comunión, continúe el compromiso por la liberación del egoísmo que empobrece nuestra humanidad, para darle apertura a la gran fraternidad, en una Colombia en la que todos somos protagonistas de fe, esperanza y caridad, hacia la Civilización del amor.¨

Algunos dicen que las IMAGENES valen mucho màs que mil PALABRAS…Pero como  complementos VISUALES , harán el resto en Ud…serà que lo aprovecha…?

Recapacite y síganos aquí o en…

www.docsocialiglesia.com

Twitter @docsocialiglesi

Facebook docsocialiglesia

LOS DIALOGANTES DE HOY

Padre WILINTON TORRES PULIDO.

 IMG_3618

ALEJANDRO LOPEZ CONDE A..

FOTOS : CAROLINA SANCHEZ MONTEALEGRE

(Visited 342 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Un colectivo de autores especiales que hacen un verdadero acercamiento a PAZ y el DESARROLLO por medio de la DOCTRINA SOCIAL de la IGLESIA... Encabezados por Monseñor ENRIQUE SARMIENTO ÁNGULO, Monseñor JUAN CARLOS CARDENAS, PADRE RAFAEL DE BRIGARD , PADRE LUIS FERNANDO MUNERA SJ, ALEJANDRO LÓPEZ CONDE A. quienes como FUNDADORES invitan a un verdadero DIÁLOGO interactivo que posibilite el aporte a un MOMENTO ESPECIAL del mundo actual...

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

-->Tequilera, bar tender, lavaplatos, cocinera, mesera, estos son muchos de los trabajos de primera línea a los que se puede enfrentar un inmigrante, iniciando su nueva vida en Canadá. Así lo hice yo.

¿Devolverme a Venezuela o quedarme en Canadá? Esa era la pregunta que retumbaba en mi cabeza mientras ese ángel que encontré en Migración hacia mi aplicación, la cual me permitió como estudiante de idiomas y con mi nuevo status llamado Destitute Student (‘Estudiante Indigente’) conseguir una visa de trabajo Después de pensarlo por tres días, decidí quedarme a trabajar en Canadá para poder pagar mis estudios y como decimos los venezolanos’’echarle bolas’’, porque definitivamente en esta vida no se escoge dónde se nace, pero sí dónde vivir.  Bienvenidos a la segunda parte de mi historia, donde les presento un momento fundamental de mi pasado y mi presente en este país. Debo confesarles que nunca pensé que fuese a ser tan difícil, pero ahí estaba yo, aventurándome a un mundo desconocido, con el único objetivo de reunir, en poco tiempo (4 meses), el dinero para pagar el cincuenta por ciento (15.000 CAD) de mi maestría, pero no solo eso, debía pagar también la renta y mis gastos personales y lo sé, suena descabellado, pero lo asumí con mucha planificación y meticulosidad.
’’Uno nunca sabe lo fuerte que es, hasta que en realidad tiene que ser fuerte’’
Conseguí el primer trabajo de mi vida. Este quedaba en el Viejo Puerto, una zona muy turística de Montreal. Allí aprendí lo que es ser multitask: servir diferentes tipos de cervezas, hacer pizzas, fajitas, poutine, alitas de pollo, hamburguesas, de todo. No era mi único trabajo, tenía que reunir el dinero suficiente, así que de domingo a domingo y durante esos meses mi rutina se resumía en: tomar órdenes, cargar montañas de platos y limpiar baños como a muchos inmigrantes nos toca al inicio. 
’Y es que en las adversidades es donde nacen nuevos guerreros’’
Creo que jamás en mi existencia he trabajado tanto. No tenía más vida: todas las tardes salía del Viejo Puerto, a iniciar mi siguiente turno en un restaurante italiano en el que más que salario trabajaba por comida. El dueño amablemente me brindaba lo que no se vendía y así yo podía ahorrar gastos. Ese señor se convirtió como en mi abuelo, mi abuelo italiano.
 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eddy Ramirez (@eddy.ramirez21)

Además del trabajo, yo seguía estudiando francés todas las mañanas hasta el mediodía. Al terminar el verano comencé el máster. Un año más tarde, me gradué de abogada en Derecho Internacional de Negocios, LL.M de la Universidad de Montreal, con un GPA de 3.8, demostrándome que en mi vida no habría obstáculos más grandes que mis ganas de crecer y de superarme. Inspirada en esto, apliqué a la Residencia Permanente.  Al cabo del tiempo, empecé nuevos estudios, pero esta vez, en Inmigration consulting y logré culminarlos también. La vida comenzó a sonreír un poquito más, después de tantos sacrificios, todo estaba dando los mejores frutos. En medio de esta travesía, comprendí que no estaba sola en esta situación, ni era la única con un sueño por cumplir. Somos miles de migrantes a diario dejando todo atrás y buscando una mejor vida, así que algo detonó en mi cabeza, era el momento de que Eddy Ramírez pusiera en práctica sus estudios, experiencia y todo lo que aprendí de mi mamá.  Finalmente, llegó el día de materializar y darle vida a esta Tierra de Inmigrantes.    Continuará… Con amor, Eddy.   

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

2

Una vez más las candidaturas que otorga la Asociación de Artes(...)

3

A medida que avanza este periodo, se ha mostrado una predilección(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar