Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
humberto de la calle (1).jpg
Como buen televidente no deja uno de asombrarse de la gran difusión que todos los medios le han dado al Acuerdo de Paz, cuya mesa de conversación se trasladó hasta Oslo para hacer de esta fría ciudad un referente a la paz del tropical país suramericano ahogado entre fusiles y una guerrilla injustificada. Más asombroso aún poder detallar la incomodidad de los asistentes  a dicha actividad, todos se veían como fuera de lugar mientras los unos y los otros argumentaban  sus puntos de vista. Pero el descaro al que llega la guerrilla en su discurso  es absoluto; no es posible  que se use de una manera tan grotesca toda la exposición mediática para hacer parecer el grupo terrorista de las Farc como un estamento político; cualquier extranjero que escuchó al guerrillero Iván Márquez podría pensar que funcionan como una oficina de servicio social, pero nosotros, los que nos untamos a diario de la porquería de sus acciones  sabemos a qué nos enfrentamos. El señor De la Calle  puso los puntos sobre las íes ante semejantes planteamientos tan ridículos, pero se le notaba a leguas la molestia que le generó la intervención del grupo terrorista que busca limpiar y mantener una imagen ante la opinión internacional.  ¡Qué arrogancia la de los guerrilleros! Encima vienen a pedir la presencia de Trinidad como si el gobierno norteamericano fuera pendejo  para ceder ante semejante presión. La paz debe nacer de la verdad, ese maquillaje absurdo de una lucha  comunal  es falso y todos lo sabemos, reconocer las malas acciones puede en parte mejorar la percepción que los demás tenemos, pues al menos  demostrarían un leve arrepentimiento y a partir de ello alguna mínima simpatía que nos lleve a creer que verdaderamente hay un interés por ese dialogo que se quiere edificar. 
ivan.jpg
Queremos una Colombia libre, es un sueño de siempre, pero una realidad tan complicada que sinceramente le hace perder a uno la fe. Porque es que no sólo es la guerrilla la que nos tiene  tan mal, pero sin ella podríamos hacerle frente a las otras enfermedades que tiene nuestro país como la corrupción administrativa, la debilidad en la justicia y  la sordera gubernamental, así que ojalá este nuevo intento por la paz no se vaya a quedar en una  nueva payasada y que verdaderamente  se fomente un camino de conciliación… pero la verdad, hay que ver para creer.
(Visited 90 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Leonardo Pineda, Estudio Administración de Empresas y trabaja como Terapeuta Físico especializado en Quiropraxis y Técnicas alternativas de masaje. Amante del cine desde siempre, teleadicto compulsivo, columnista de cine del diario local y con buenos lectores virtuales (muchos y de variado talante).

Más posts de este Blog

  • Bogotá

    La cruda realidad

    La realidad no está simplemente allí, debe ser investigada y conquistada." Que la realidad supera la ficción siempre lo(...)

  • Bogotá

    Simplemente Paula

    En una pareja destructiva sólo uno puede sobrevivir El fascinante mundo de la televisión y su cada vez más(...)

  • Bogotá

    Series, tronos y locura

    El juego está amañado, pero no puedes perder si no juegas" En cada época ha habido una serie de(...)

  • Colombia

    El círculo: mira al frente

    Saber es bueno. Saberlo todo es mejor Es preocupante cómo la interconectividad digital se ha tomado nuestras vidas, es(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Alguien que repase brevemente los titulares de las agencias de noticias(...)

2

Surge una nueva vitrina para los artesanos nacionales. El popular sombrero(...)

3

A papá, ese hombre dulce que se evaporó… En la casa(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar