Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Era cuestión de tiempo para que Hugo Chávez anunciara la recaída de su misterioso cáncer. No soy médico, pero encontré un análisis realizado por el doctor Elmer Huerta para el diario peruano El Comercio. La conclusión de Huerta es sencilla: “si todo esto es cierto, el pronóstico de la enfermedad es ahora muy malo para el Sr. Chávez y es posible que este sea el comienzo de la fase terminal de su cáncer”. Carlos Francisco Fernández, asesor médico de este diario, concuerda con el peruano: “se está ante un caso muy grave que ensombrece su pronóstico” Le pregunté a una amiga muy cercana, médica ella, sobre la situación del presidente venezolano. Ella fue más lacónica al respecto: “Se va a morir”.
Como cualquier dictador (desde Perón hasta Hitler, desde los déspotas del Asia central hasta los herederos de Guinea Ecuatorial, Corea del Norte y Siria, desde la teocracia iraní hasta el Tata Pinochet), Hugo Chávez construyó un culto a su personalidad, que incluso podría (pero esa es tarea para otro post) tener características de una secta. En palabras de su embajador en La Habana: “Chávez es el líder de los pobres del mundo, y estaremos también votando por la paz”. Sólo faltan los monumentos y las estatuas, pero están los graffitis y las pintadas en los barrios caraqueños (les recomiendo este post del amigo Blog de Banderas sobre monumentos a la megalomanía y sobre los grandes éxitos de los dictadores africanos).
Pero, como todo dictador que cae por muerte natural, el fin de Chávez desencadenará en una lucha por el que tomará las banderas bolivarianas que el de Sabaneta enarboló para atornillarse en el poder (con ayuda, claro, de los precios altos del petróleo y de un asistencialismo extremo) desde 1998. ¿Palomas o halcones? ¿La vieja guardia de paracaidistas que acompañó el golpe de 1992 o los jóvenes que se adhirieron al MVR y al PSUV? Lo único que podemos esperar es revelación de datos sobre todo lo que se hizo durante catorce años de gobierno chavista: lodo que va de lado y lado para deslegitimar al rival. Una lucha que puede aniquilar, sin quererlo, el gobierno socialista venezolano. ¿Qué pasará, entonces, con los diálogos de paz que, como todos sabemos, pasan no por La Habana sino por Miraflores? Si bien yo he sido pesimista ante esos diálogos, que las Farc pierdan su refugio natural puede significar la caída de los cabecillas que se esconden en el otro lado de la frontera y el fin de un flujo constante de dinero que, se especula, viaja de Caracas a las “montañas de Colombia”.
Y les adelanto otra lucha de poder: ¿Correa, Evo o Kirchner? ¿Quién sustituirá a Chávez y al fantasmal Fidel Castro (un Darth Sidious escondido en su casa del Vedado con una sudadera del equipo cubano) como líder de esta “revolución bonita/ciudadana/bolivariana”? ¿O el flujo de dinero que otorga el petróleo venezolano se cerrará con la muerte del comandante Chávez? No sólo habrá lucha de poder en Venezuela: se extenderá a los porristas de Chávez.
Voyeur: Laura García, durante gran parte de este año, hizo una especie de “audiodocumentales” sobre la obra de Ricardo Silva Romero (un gran escritor y un gran amigo de quien escribe estas letras). Laura tuvo, además, la gentileza de invitarme a hablar sobre una novela (El hombre de los mil nombres) que trabajé en la universidad y un cuento (Semejante a la vida) que trabajé en la universidad y luego dicté en mi clase de Cine y televisión. Además, estoy acompañado por las voces de amigos y personas a las que admiro, como Luz Mary Giraldo, Federico Arango, Juan Esteban Constaín, Toño García y Cesare Gaffurri. Escuchen los audiodocumentales aquí.
En los oídos: I Bet You Look Good On The Dance Floor (Arctic Monkeys)
(Visited 176 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Profesional en Estudios Literarios de la Universidad Javeriana. Profesor universitario, escritor y poeta. Coautor de Casas de La Merced (Bogotá, 2015) y autor de artículos sobre educación y literatura publicados en Colombia y España. Cuando no escribe dedica su tiempo a observar, escuchar, leer, cocinar y caminar. El autor cree firmemente que el mundo es un montón de retazos unidos por el pensamiento, el cual los seres humanos no han comprendido en su cabalidad. Las opiniones del autor en este blog no comprometen a las instituciones donde trabaja, estudia y publica.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

“Pena ajena”, dictaminó Consuelo Cepeda, defensora del televidente del Canal RCN,(...)

2

No seamos tan incoherentes por favor, apoyamos los Acuerdos y Tratados(...)

3

¿Quieres aprender cómo optimizar los procesos internos de una empresa? Sin(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. #Juandej, yo le tengo una respuesta a su “por qué”: se llama populismo. Comprar el voto de los pobres con fantasías románticas socialistas hace que estos oligarcas, megalómanos y corruptos se perpetúen en el poder; bueno eso, y las constantes reformas arbitrarias a las constituciones de sus países, la compra de votos, la competencia desleal con las campañas y otros. Venezuela se cae en la miseria y la violencia, Bolivia se consume en protestas indígenas contra su “abanderado”, y Argentina se retuerce a cacerolazos contra Cristina que quiere convertir al país austral en otra Venezuela. No basta con mirar como estos personajes son reelegidos en sus cargos, como colombianos, nos basta con mirar el deterioro económico, político y social de nuestros vecinos.

  2. Solo me queda una duda a lo expuesto; ¿porqué será que una cantidad tan grande de personas en todo el continente sur y centroamericano se identifican con esos líderes?. ¿Estarán equivocadas las grandes mayorías que votan por ellos o por el contrario los pocos que opinan en contra?. ¿Porqué cada vez que quieren repetirse en el poder tienen más seguidores y no menos como le ocurre a políticos de otras tendencias?. Sería bueno encontrar una explicación diferente a los acostumbrados insultos facilistas y acusaciones gratuitas de quienes carecen de argumentos serios y que por desconocimiento directo de las situaciones acuden a las informaciones sesgadas que proveen medios informativos con intereses creados.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar