Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hablar de juventud, me invita a pensar en las transformaciones que este concepto ha tenido con el paso del tiempo, puesto que éste no solo responde a cambios biológicos, sino psicológicos, sociales y culturales, lo que hace que el concepto en sí mismo sea una etapa de expansión, transición y consolidación personal. Si tuviéramos que situar el lapso en el que ocurre la juventud, podríamos decir que ésta se da entre los 15 y los 25 años, e incluso, en la actualidad y en respuesta a los cambios socioeconómicos se podría hablar de que el periodo juvenil va hasta los 30 años.

Sin duda, la juventud se convierte en un momento que exige reajustes, exploración, retos y desafíos que se dan alrededor de las relaciones familiares, afectivas, sociales y con el medio en general. De manera natural, y como parte del proceso, hay que reconocer que los cambios físicos, la preocupación por el cuerpo o la forma de vestir trascienden y se convierten en un estilo de vida, de pertenencia a un grupo o de reconocimiento social. Tal y como se expuso, en esta etapa se consolida la identidad individual, sistema de valores e ideologías, producto de fases de adaptación y ajuste, derivadas de demandas, expectativas y desafíos que se dan en las condiciones sociales, familiares, laborales o económicas y que, a su vez, exigen capacidades y recursos de afrontamiento permanente.

Bajo esta premisa, en un mundo acelerado y cambiante, se le exige a la juventud una adaptación rápida, respuestas de inmediatez enmarcadas por discursos de efectividad, productividad y éxito; sin embargo, resulta ser ambiguo, puesto que la falta de claridad sobre las pautas sociales o de la comunidad genera desequilibrio e incertidumbre. En este sentido quiero traer las palabras de Mario Benedetti, en su poema ¿Qué les queda a los jóvenes?:

¿Qué les queda por probar a los jóvenes en este mundo de paciencia y asco? ¿Solo grafitti? ¿rock? ¿escepticismo? También les queda no decir amén no dejar que les maten el amor recuperar el habla y la utopía ser jóvenes sin prisa y con memoria situarse en una historia que es la suya no convertirse en viejos prematuros.

Mario Benedetti (¿Qué les queda a los jóvenes?

Desde las palabras del autor y desde mi experiencia como supervisora de práctica clínica, invito a la juventud a que con el tiempo se permitan tener experiencias, adquirir y construir significados, expresar y mediar en el lenguaje su sentir, tener sentido de colectividad, asumir la crisis como posibilidad y no como fracaso, ser creadores de su historia y de la mejor versión que puedan ser.

Por:

Natalia Turriago Gálvez
Psicóloga MSc.
Profesora Tiempo Completo
Supervisora Consulta Externa Psicológica (CEP)
Escuela de estudios en Psicología, Talento Humano y Sociedad.
Facultad Sociedad, Cultura y Creatividad
Institución Universitaria Politécnico Grancolombiano

(Visited 60 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Voces de la Academia es un espacio comprometido con la transformación social y el acceso a la educación superior de calidad.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

En este post una revisión a la película que emplea el(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Por: Diego Hernan Calderón Urrego  Al escuchar “El Guavio”, la comunidad(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar