Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

@radiobrendan
‘Ireland; a great little country, if only you could put a roof over it.’

It’s difficult to go against that comedic summation of my homeland. Actually, you could add to it and suggest the construction of a few massive wind barriers as well.

Keel Strand, Achill Island, Co Mayo, Ireland.

Ireland’s Achill Island: Who needs sun when you can enjoy storm-force winds and lashing rain? It’s fun, honestly …

You see there’s a good reason it’s dubbed ‘The Emerald Isle’. There are plenty of, picturesque, rolling green hills that give it a sparkling look, especially when viewed from above. That’s if you could actually see the land beneath the practically perpetual, thick, grey rain clouds that smother the place.

Therein lies the Irish problem; the dull, wet weather. If it was pulled a thousand miles further south, you could be talking about one of the world’s greatest tourist spots. But then again, there’s the risk it’d lose a bit of that greenness; the land that is anyway, whatever about the people (well we’d get a little redder for one).

Plus, an Ireland with nicer weather might tone down that fine Irish cynicism; what a terrible shame that would be for the world.

Blue-sky Ireland: Creevy, Lisacul, Ballaghaderreen, Co Roscommon.

It’s not a myth; Ireland does experience blue skies. And this is even in early spring …

Now, needless to say, it’s not always raining here (I write from ‘home’, in case you’re wondering). The odd few visitors get lucky with the sun coming out to play. Predicting when that’s going to happen, though, is anyone’s guess.

As an Irish expat living in Colombia, I do, on occasions, try and talk up Ireland as a ‘go-to’ destination. With a rising middle class (so it goes anyway) more Colombians are taking foreign holidays. Although you’d have to say that promoting other locations when in Colombia seems a little pointless considering the extent of its own natural beauty.

It more or less has everything in one neat package, save for violent storms. These can be good to experience every now and again, from a safe perch of course. Do note we’re talking weather-related ones, not the human emotional variety you regularly get from some Latinas.

Yet even if my talking up of Ireland raises the interest of a visit from Colombians, as it sometimes does, the practicalities of doing so make the reality of it happening less likely.

A nice pint of Guinness at Gieltys Bar Achill Island, Co Mayo, Ireland.

If all else fails, there’s always a creamy pint of Guinness to be had in a warm and friendly establishment.

We’re talking visa issues here. The hassle of having to go through the process of applying for a separate one, separate from other European countries and the UK that is, pretty much extinguishes any enthusiasm to make Ireland part of a European holiday.

OK, with a UK visa they can visit the north-eastern part of the island, the part that is not the Republic of Ireland that is. And they could risk a run across the fluid border and more than likely get away with it. But why potentially jeopardise future travel by doing that?

Now the powers that be in London and Dublin have changed the rules of engagement as regards a common tourist visa for the two states. However, this little arrangement is limited to the Chinese and Indians — lucky guys. That’s a bit unfair, no?

Considering all European citizens who travel to Colombia for tourism don’t need to get a visa in advance — up to 90 days is given on arrival, with the option of getting another 90 after that — shouldn’t the same apply for Colombians who visit Europe? (Indeed, as pointed out in Soft touch Colombia, it could be argued that authorities are a little too generous in some aspects.)

So come on Ireland, take the lead, give a little more genuine substance to the motto of being ‘the land of a thousand welcomes’ and allow the country’s doors to be opened more easily by many more.

‘Open it and they will come.’ Weather permitting.
________________________________________________
Facebook: Wrong Way Corrigan – The Blog.

(Visited 217 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

La vida en Colombia desde la perspectiva de un periodista y locutor irlandés, quien ha vivido en el país desde 2011. El blog explora temas sociales y culturales, interacción con los nativos, viajes, actualidades y mucho más. Escucha su podcast acá: https://anchor.fm/brendan-corrigan.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

-->Tequilera, bar tender, lavaplatos, cocinera, mesera, estos son muchos de los trabajos de primera línea a los que se puede enfrentar un inmigrante, iniciando su nueva vida en Canadá. Así lo hice yo.

¿Devolverme a Venezuela o quedarme en Canadá? Esa era la pregunta que retumbaba en mi cabeza mientras ese ángel que encontré en Migración hacia mi aplicación, la cual me permitió como estudiante de idiomas y con mi nuevo status llamado Destitute Student (‘Estudiante Indigente’) conseguir una visa de trabajo Después de pensarlo por tres días, decidí quedarme a trabajar en Canadá para poder pagar mis estudios y como decimos los venezolanos’’echarle bolas’’, porque definitivamente en esta vida no se escoge dónde se nace, pero sí dónde vivir.  Bienvenidos a la segunda parte de mi historia, donde les presento un momento fundamental de mi pasado y mi presente en este país. Debo confesarles que nunca pensé que fuese a ser tan difícil, pero ahí estaba yo, aventurándome a un mundo desconocido, con el único objetivo de reunir, en poco tiempo (4 meses), el dinero para pagar el cincuenta por ciento (15.000 CAD) de mi maestría, pero no solo eso, debía pagar también la renta y mis gastos personales y lo sé, suena descabellado, pero lo asumí con mucha planificación y meticulosidad.
’’Uno nunca sabe lo fuerte que es, hasta que en realidad tiene que ser fuerte’’
Conseguí el primer trabajo de mi vida. Este quedaba en el Viejo Puerto, una zona muy turística de Montreal. Allí aprendí lo que es ser multitask: servir diferentes tipos de cervezas, hacer pizzas, fajitas, poutine, alitas de pollo, hamburguesas, de todo. No era mi único trabajo, tenía que reunir el dinero suficiente, así que de domingo a domingo y durante esos meses mi rutina se resumía en: tomar órdenes, cargar montañas de platos y limpiar baños como a muchos inmigrantes nos toca al inicio. 
’Y es que en las adversidades es donde nacen nuevos guerreros’’
Creo que jamás en mi existencia he trabajado tanto. No tenía más vida: todas las tardes salía del Viejo Puerto, a iniciar mi siguiente turno en un restaurante italiano en el que más que salario trabajaba por comida. El dueño amablemente me brindaba lo que no se vendía y así yo podía ahorrar gastos. Ese señor se convirtió como en mi abuelo, mi abuelo italiano.
 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eddy Ramirez (@eddy.ramirez21)

Además del trabajo, yo seguía estudiando francés todas las mañanas hasta el mediodía. Al terminar el verano comencé el máster. Un año más tarde, me gradué de abogada en Derecho Internacional de Negocios, LL.M de la Universidad de Montreal, con un GPA de 3.8, demostrándome que en mi vida no habría obstáculos más grandes que mis ganas de crecer y de superarme. Inspirada en esto, apliqué a la Residencia Permanente.  Al cabo del tiempo, empecé nuevos estudios, pero esta vez, en Inmigration consulting y logré culminarlos también. La vida comenzó a sonreír un poquito más, después de tantos sacrificios, todo estaba dando los mejores frutos. En medio de esta travesía, comprendí que no estaba sola en esta situación, ni era la única con un sueño por cumplir. Somos miles de migrantes a diario dejando todo atrás y buscando una mejor vida, así que algo detonó en mi cabeza, era el momento de que Eddy Ramírez pusiera en práctica sus estudios, experiencia y todo lo que aprendí de mi mamá.  Finalmente, llegó el día de materializar y darle vida a esta Tierra de Inmigrantes.    Continuará… Con amor, Eddy.   

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

2

Una vez más las candidaturas que otorga la Asociación de Artes(...)

3

A medida que avanza este periodo, se ha mostrado una predilección(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar