Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Luego de los asesinatos ocurridos en Villa Nidia, localidad de Usaquén, entre miembros de distintas organizaciones criminales que se disputaban el control territorial de la zona, las reflexiones sobre el conjunto de actuaciones que son necesarias para recuperar estos territorios no pueden hacerse sin abordar la compleja realidad urbana de nuestra ciudad. Y es que en el fondo del problema emerge la distorsión que es producto de la tendencia histórica de segregación socio espacial en el territorio.

Villa Nidia y sus barrios aledaños, pertenecientes al cinturón periférico de los cerros nororientales de la ciudad, son apenas una muestra de lo que significa el hábitat popular, a medio hacer, producto de la ausencia de instituciones, de incentivos y de una voluntad expresa de contrarrestar la segregación en el espacio.

Sin embargo, en medio de la complejidad que conlleva cualquier intervención, subyace una posibilidad de revitalizar el hábitat a través de la producción social de una ciudad con mayor equidad territorial. Es decir, el establecimiento de una alianza entre el gobierno territorial y las comunidades con el fin de responder a los déficits urbanísticos a través de la generación de procesos de diálogo comunitario, que visibilicen las características deseables para una intervención en sus respectivos entornos. Bogotá necesita de unos nuevos lentes que le permitan mirar sus periferias desde la óptica de la oportunidad.

Donde impera el temor y la vida social se restringe para no comprometerse más de la cuenta, la posibilidad de cualificar urbanísticamente el territorio se convierte en una alternativa para generar procesos de entendimiento y diálogo comunitario alrededor de un proyecto socialmente compartido; el deseo de disfrutar de un mejor hábitat, volver a las calles y resignificar el territorio.

La producción de ciudad es una oportunidad para regenerar los tejidos rotos de los procesos organizativos internos en las comunidades, algunos confinados por el poder de facto de las organizaciones criminales. Sin embargo, cuando se rescatan los saberes cotidianos y se dinamiza el diálogo entre los habitantes de un barrio, las posibilidades de entendimiento se multiplican, más si en el fondo existe la posibilidad de alcanzar un parque, una biblioteca o una calle que dignifique a través del mejoramiento del hábitat la vida comunitaria.

El gobierno distrital juega un papel clave como facilitador, encargado de hacer viable a través de diferentes metodologías de participación el diálogo entre los habitantes de un sector. Todo con el fin de identificar las prioridades y las expectativas de una comunidad frente a su entorno y permitir que los recursos necesarios para una operación urbanística se incorporen a las capacidades y aptitudes de la comunidad, que puede, a través de la mano de obra y  el aporte de otros recursos, contribuir a la consecución de los objetivos propuestos

Los emprendimientos colectivos son difíciles de dinamizar cuando no existen intereses compartidos, sin embargo, en la producción del hábitat se entrecruzan los intereses de todos, porque son todos los beneficiarios. Soportar la producción de ciudad sobre la base de los acuerdos y las necesidades comunitarias garantiza no solo la apropiación de las estructuras urbanas sino que es un respaldo a los procesos organizativos que al interior de un barrio permiten el establecimiento de acuerdos y equilibrios sobre las pequeñas y grandes cosas que están implícitas en la convivencia diaria.

Al reconocer los aportes individuales y colectivos de la población y generar mecanismos de autoproducción o autogestión del hábitat, se responde de manera expresa al déficit urbano que presentan los territorios segregados espacialmente, fortaleciendo su conexión y permeabilidad con el resto de la trama urbana e incentivando la generación colectiva de acuerdos que confluyan en el territorio.

La ciudad necesita de horizontes de sentido compartido, que ligados a la experiencia cotidiana del habitar permitan la exploración de procesos colectivos que revitalicen la vida en comunidad, todo esto a través de la producción de las estructuras urbanas que están incompletas o simplemente no existen, producto de la conformación espontánea de asentamientos humanos sin las condiciones de hábitat necesarias para garantizar una buena calidad de vida.

(Visited 63 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

El Combo2600 es un grupo de ciudadanos comprometidos con volver a Bogotá una ciudad más justa y agradable a través del conocimiento profundo de la ciudad y acciones directas sobre ésta.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

3

Por: Libardo Aldana En los últimos días, Soacha ha sido epicentro(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar