Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Vengo a Colombia cada dos meses y esta vez, debo decirlo, he notado un acentuado y peligroso pesimismo.

Esta semana tuve la oportunidad de reunirme con un buen amigo consultor de empresas y a la vez empresario. Al calor de un buen café colombiano en el Starbucks del Parque de la 93, en Bogotá, discutimos sobre la reforma tributaria y de cómo ésta afecta a las pequeñas y medianas empresas.

La conversación empezó por el lado del empresario, que me preguntó por España: “Tengo entendido que habéis salido de la crisis. Felicitaciones”. Le respondí que la situación en España y en Europa no era para sacar felices conclusiones. Algunos datos proporcionados por Bank of International Settlement y Merryl Lynch no dejan lugar a dudas:

  • Europa tiene hoy más empresas zombi que antes de la crisis;
  • El 9% de las grandes empresas no financieras cotizadas se consideran muertos vivientes, esto es, generan beneficios operativos que no cubren sus costes financieros;
  • Las pymes tienen mayores ratios de quiebras y pérdidas que en 2008, año en el que estalló la crisis;
  • La creación de empresas, motor del desarrollo económico, se ha estancado, incluso en países, como España, que habían experimentado una leve mejoría en los últimos tres años.

Por eso dije a mi amigo empresario: “Se ha mejorado gracias a algunas reformas pero hay problemas estructurales y el riesgo de caer en otra crisis es alto”.

El verdadero drama de Europa, y lamentablemente Colombia ha decidido seguir el mismo sendero, no es que haya gente que haga las cosas mal y quiebre, ni tampoco que haya gente acomodada que no quiera complicarse la vida haciendo empresa; no, porque es legítimo no querer ser empresario y porque siempre uno puede equivocarse o ser derrotado por la competencia global.

Lo realmente preocupante es que se pongan cada vez más dificultades a los que sí quieren hacer las cosas bien, arriesgarse, trabajar en proyectos de largo alcance y valor agregado que generen empleo y riqueza económica.

Si algo se puede decir del tejido empresarial europeo y colombiano es que ha sido asolado a impuestos. Se ponen trabas a la alta productividad, se sostienen sectores de bajo valor añadido con alta deuda y escaso margen histórico, salvo en contextos proteccionistas. Europa y los países latinoamericanos que siguen la senda económica socialista europea, con fuertes inclinaciones asistencialistas (los subsidios suponen el 33% del presupuesto colombiano), parecen tener una debilidad por los dinosaurios empresariales, a quienes cuidan y protegen. ¿Será quizá por una noción corrompida de la familia y de la amistad? El bien común debería prevalecer.

reformafiscal

La última reforma tributaria de Colombia ha consolidado el viejo sistema de intereses aumentando las obligaciones. Son muchos los temas de posible discusión pero uno brilla particularmente y es el de la Banca. Como bien explica Daniel Lacalle, la Unión Europea se vanagloriaba en noviembre de 2008 de “tener la banca más regulada y más solvente del mundo”. Con el tiempo, Europa ha demostrado en realidad tener un monstruo normativo poco funcional. A diferencia de Estados Unidos, cuya Banca repagó el rescate con intereses, dejando beneficios al Estado, “Europa sigue manteniendo una banca hipertrofiada, estatizada, cuyos activos pesan más del 300% del PIB de la Eurozona, con márgenes bajísimos y completamente subordinada a los poderes públicos mediante una regulación que penaliza el préstamo a empresas privadas con muchos requisitos de capital y casi ninguno a la financiación pública”.

¿Les suena esto a los pequeños y medianos empresarios colombianos? ¿Cómo son tratados cuando tienen que pedir un préstamo, incluso en su banco de toda la vida, al que nunca han fallado? He sido testigo de situaciones muy injustas y dolorosas, y por eso quiero hacer aquí una defensa del empresario colombiano, trabajador, comprometido, abandonado a su suerte y tantas veces heroico. Los proyectos empresariales de alto valor y largo alcance, por lo general, necesitan una importante financiación y mentoring.

Se ha criticado mucho la Reforma por la subida del IVA del 16 al 19% en más de 200 productos de la canasta familiar pero no creo que sea en verdad el elemento esencial. De hecho, no me parece tan grave subir el IVA, en un país donde casi la mitad de la población no paga impuestos. Lo realmente embarazoso es que el aumento de la carga fiscal tenga que ser asumido principalmente por el pequeño y mediano empresario con el fin de aumentar el gasto público, sostener más privilegios y consolidar así un sistema burocrático en buena parte ineficiente. Curiosamente, los intereses de “la rosca” suelen girar en torno a él.

¿Cuál es el efecto más grave de asfixiar a impuestos al empresario? Que a éste no le quedará más remedio que seguir apretando el margen vía salarios y calidad laboral. El ciclo es perverso: si bajan o congelan los salarios, disminuye la capacidad de consumo, ésto hace bajar la demanda de bienes y servicios, a su vez esta bajada suele traducirse en una disminución de la producción de bienes y servicios… y ésta impide subir salarios.

En definitiva, que estamos en manos de personas que quieren tomar decisiones difíciles, piensan más en lo políticamente correcto que en lo económicamente saludable y, al final de todo el cuento, quien paga son los eslabones más débiles de toda la cadena: los empleados que sostienen un sistema injusto. Observando ciertas decisiones, a veces siento que los políticos olvidan que, si bien los golpes sirven para dar forma al diamante, a un terrón de azúcar o panela lo desmoronan. Deseo una Reforma que cuide y respete al empresario, en lugar de ensañarse con él con pesadas cargas y contundentes golpes.

Más información de interés económico y empresarial puede ser consultada aquí.

Pablo Álamo

Twitter: @pabloalamo

(Visited 3.076 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Profesor de la Universidad Sergio Arboleda. Coautor de 'El Fenómeno Trump' (2016). Ayudo a personas y empresas a mejorar su #liderazgo y #productividad. Talent coach. Socio Invivus Consulting.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Hace poco Angelina Jolie, la actriz mundialmente reconocida y representante de(...)

2

Bogotá, a diferencia de lo que muchos piensan, es una ciudad(...)

3

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

7 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Consorcio Consultor en crédito, Gestión de cartera vencida
    Nuestros ejecutivos han sido entrenados en técnicas modernas para que su empresa recupere el dinero que creía perdido de sus clientes morosos.
    Llámenos y entréguenos su caso!
    PBX BOGOTÁ (1) 531 88 99
    PBX MEDELLÍN (4) 311 71 80.
    http://www.ccc-sa.com

  2. jornada laboral de 36 horas con 4 horas de capacitación permanente semanal, mas trabajan mas aportan mas consumen, mas seguridad, menos corrupcion menos subsidios jóvenes y mujeres serian los mas beneficiados y la economía recibe el impulso de los consumidores adicionales que se crearan con las nuevas plazas de trabajo necesarias para cubrir mas turnos, a las empresas rebajas en renta entre el 5 y 10% para asumir ese costo adicional y de paso hacerlas mas competitivas, pensión universal eliminando subsidios con un aporte único por cada colombiano que se le entregara cuando cumpla la edad de jubilacon y los aportes que haga a los fondos de pension complementaran ese aporte, salud universal para quitar el san benito del sisben y tratar a todos por igual y al estar mas gente empleada se cubrirá fácilmente los costos, el desempleo estara por debajo del 5% y el crecimiento económico por encima del 6% ahí esta la solución

  3. ecasasgonzalez

    ¿ habla ud. de subsidios ? ¿ para quien ? existen para los muy ricos, quienes son los que dan el dinero para campañas póliticas, y para los pobres, miserables subsidios de cobertura escasicima para sostenerse en el poder con sus votos. No existen estimulos para las empresas porque la idea es destruirlas, de acuerdo a las directrices en los tratados de libre comercio que han sido una verdadera traicion a la patria … Colombia es un pais sin Dios, ni ley, eso si muy bien maquillado a la vista de la comunidad internacional, pero con el alma totalmente corrompida y enferma. De resto su articulo es una excelente radiografia de nuestro pais.

  4. La mentalidad de el estado como vaca lechera (subsidios para el pobre, empleos burocráticos para la clase media, contratos para la clase alta) debe desaparecer.

    La relación del ciudadano colombiano con el estado debe reformularse y para ello el estado debe dar el primer paso en ese divorcio, si en realidad está interesado en el bienestar de la nación.

  5. jorgealbarrac0603

    La solución esta en bajar los salarios de los congresistas, eliminar tanto subsidio a desempleados, familias en acción y desplazados que nada le aportan al país, que los miembros de las Fuerzas militares se pensionen igual que todo Colombiano, con esas reformas aliviamos un poco esta crisis que se no viene encima. # Colombiano trabaja más y se queja menos.

  6. maximiliano573802

    Excelente el articulo,la situacion indicada se refiere a lo hecho por Obama y Clinton en USA y que Trump esta en proceso de eliminar,restriciones a los pequenyos empresarios y Clinton que en 1998 elimino las leyes desde 1929 que separavan a los barcos comerciales de los especuladores,que se posesionaron de los trillones de dolare en cuentas de ahorro permitidas desde Regan y que sup;ian dolares ala banca commercial.Tambien Clinton permitio que familias sin respaldo economico,padre,madre e hujios tenian que trabajar para poder pagar los intereses de los prestamos por comprar casas super costozas.Ello trajo el deblaque Americano del 2001 y 2008,que eventuLMENTE AFECTO A TODO EL MUNDO,ESPECIALMENTE AEuropa.Es la triste histori de los comunistas Democratas en USA desd LB Jhonson en 1964 despues del asesinato de J F Kennedy.Algunos lo llaman la Maldicion y lo que los obligo a asesinar a Robert Kennedy ta,bien.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar