Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Cartas a la humanidad

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hace unos días encontré un hilo de telaraña que subía recto desde el pasamanos del balcón hasta el techo, un techo alto, así que era un hilo largo aunque prácticamente invisible. Mi esposo, que es ingeniero, me mostró asombrado el único otro hilo que componía la(...)

Continuar leyendo

Últimamente pienso con frecuencia en lo bonito que sería ser un árbol. Ojalá uno frondoso y lleno de hojas de colores cambiantes que se mecieran y susurraran con la llegada del viento, y de ramas atractivas para los nidos, el canto y las extravagantes exhibiciones de(...)

Continuar leyendo

En estos días densos y llenos de preguntas sin respuesta he pensado que cuando más sentido tiene la vida es cuando uno menos intenta buscárselo. Las cosas simplemente pasan en medio de una combinación entre el azar –esas circunstancias de la propia existencia y que están(...)

Continuar leyendo

Hay que comprender a tiempo que contemplando la naturaleza se entiende mejor la vida. Se siente uno vivo. Precisamente, pasando la cuarentena en un lugar rodeado de ella he recibido un gran regalo: la posibilidad de pasar más tiempo contemplándola, aprendiendo de su sabiduría(...)

Continuar leyendo

La piel es la parte más superficial del vestido humano. Es lo más exterior, lo que protege, como un abrigo, lo esencial, que está muy adentro y que, a su vez, se asoma a veces para personificar esa piel a través de lágrimas y sonrisas. Solo lo de adentro transforma lo de(...)

Continuar leyendo

  Desconfío de la gente que dice no tenerle miedo a nada –o no saber a qué– y desconfío, también, de la gente que no sabe llorar. Lo percibo como falta de autenticidad, de humanidad. Tener miedo, saber llorar, es, incluso, un signo de valentía, porque nace de mirar(...)

Continuar leyendo

Hay niñas que piensan en muñecas de moda, otras que hacen pataleta porque no quieren comer o porque les da pereza hacer la tarea y otras que están ávidas de aprendizaje y tienen un montón de sueños que sueñan en camas calentitas. Y hay otras que utilizan toda la fuerza del(...)

Continuar leyendo

Me gusta rescatar cucarrones, mariposas y abejas en problemas (también arañas de las esquinas de las duchas, sin ir a hacerles daño, así haya que correr con ellas montadas sobre un palito hasta ponerlas –y ponerse– a salvo). Con el mayor cuidado, como si fuera la tarea(...)

Continuar leyendo

Me he estado preguntando por el miedo –aunque no estoy tan segura de que sea miedo– a que tal vez se nos esté olvidando la otra vida, esa que me niego a llamar “vida normal” y que ya es pasado. ¿Se han dado cuenta de cómo nos acostumbramos –y desacostumbramos– a(...)

Continuar leyendo

El encierro obliga a la mente –y al alma– a viajar por sus propios medios. Los libros y los recuerdos son dos de sus herramientas invaluables cuando la naturaleza y el universo pueden recorrerse solo desde la ventana. En estos días de confinamiento me he descubierto en(...)

Continuar leyendo