Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Recuerdo estar mirando la televisión mientras esperaba el llamado para almorzar e irme al colegio cuando de repente la programación fue interrumpida por el aviso de última hora, en ese momento no sabía que uno de los sucesos más importantes en la historia mundial estaba ocurriendo, yo sólo veía en la pantalla de 32 pulgadas como un avión se estrellaba contra un edificio mientras otro era cubierto por una estela de humo negro.

Desde hace algunos años me tomo la tarea de anotar mentalmente el lugar y las acciones que me encuentro realizando cuando un suceso histórico, para mí, está ocurriendo. Sin embargo hay muchos que pasaron y no los grabé en mi memoria con precisión, pero los he vuelto a construir con retazos de recuerdos de otras personas, por ejemplo mi mamá y el 11 de septiembre.

Óscar Figueroa con 33 años es el primer hombre en alcanzar una medalla de oro olímpica para Colombia, para mí fue un hecho histórico que merecía ser grabado y atesorado en mi memoria con orgullo.

Sinceramente no vi la competencia y mucho menos el momento en que el himno de Colombia sonó en el pabellón dos de Riocentro, sede de la halterofilia en los olímpicos de Río. En mi trabajo la televisión no es una opción pero por la radio escuché al periodista Eugenio Baena gritar y quedarse sin voz: ¡Oro para Colombia! Al mismo tiempo tuve que padecer una carrera, erizarme como Amparo Grisales en otra y reírme de una tercera.

Primera Carrera                                                                 

La posibilidad de oro es palpable, y más con la lesión del competidor chino quien es el máximo favorito para quedarse con la medalla dorada. Eso narraban los periodistas en la radio mientras yo recogía una pareja con su hijo que comía helado e iban para los Tres Elefantes, centro comercial o algo parecido ubicado en la Avenida Boyacá con Esperanza.

Yo me emocionaba y no podía creer el hecho inevitable de no ver en vivo tal momento. La pareja no podía creer que el jefe le pusiera más trabajo a Carlos. El hijo no podía creer que su bola de helado estaba en el piso del carro, en verdad yo tampoco lo creía.

¡Oro para Colombia! Gritaba Eugenio, yo golpeaba sutilmente el volante con emoción y me estremecía con la narración, ellos me preguntaban: ¿Cuánto es?

Segunda Carrera

Señor al aeropuerto, debo llegar antes de las 7 –Faltaban 20 minutos y estábamos en la zona rosa de Modelia- quería ver si Figueroa rompía el record por eso salí tarde. Fueron las palabras del señor al subirse al taxi y el instante en que nos convertimos en analistas olímpicos.

Las melodías del himno colombiano empezaron a sonar en la radio por la medalla de oro conseguida en los olímpicos. Yo hablaba por celular. El señor cantaba el himno mientras veía por la ventana. Yo colgué la llamada porque mi atención se quedó con él, quien en ese instante me ayudó a comprender la famosa frase: me ericé, de Amparo Grisales.

Tercera Carrera

Dos horas habían pasado desde el grito oro para Colombia, y como es costumbre esperaba mi última carrera en el portal de la 80 y ésta fue una familia: papá, mamá y dos hijas, la menor más churra que la mayor, ambas oftalmólogas e indignadas porque ahora les pagarían 7 mil quinientos pesos por consulta.

En la radio hablaban de la medalla y ellos empezaron su debate, aquí un aparte:

Mamá: Qué alegría ese muchacho, ¿cuántas medallas tenemos?

Papá: Es como la segunda.

Hija Mayor: la negra también ganó una.

Hija Churra: la Pajón también ganó una.

Hija Mayor: pero esa es de cuna de oro, esa no es tan emocionante, además ese muchacho creo que era celador.

Mamá: qué bueno por él.

Papá: y el presidente diciendo que los apoya, quién sabe qué país ve el tipo.

La conversación contó con más desaciertos que verdades, además de ser el ejemplo claro que durante un mes la mayoría de colombianos seremos expertos olímpicos.

Espero que la próxima medalla de oro que logre un colombiano la pueda ver por televisión, si no es así sólo pido que en mis recuerdos de sucesos importantes: Un niño no derrame helado en el carro y que Carlos tenga menos trabajo.

(Visited 461 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Comunicador Social y periodista de la Universidad Santo Tomas, profesor de sociales, filosofía e ingles, sí ingles, narrador oral, cuentero y comediante, bailarín con ritmo, taxista sin odio a Uber, futbolista frustrado e hijo de una excelente administradora del hogar de Ocaña - Norte de Santander - y un Ex policía ahora taxista.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Me retracto

    El 23 de diciembre del 2016 publiqué una entrada con el título de “Triste Navidad para Batuta” donde hablo(...)

  • Opinión

    El arte de quejarse y pasarla bien

    Glosario necesario para este texto: Queja: Manifestar disconformidad con algo o alguien. Quejarse: Expresar la queja, viene siendo lo mismo que la anterior. Quejumbroso:(...)

  • Opinión

    SEVERA MUJER!!!

    Desde que tengo memoria escucho y utilizaba, hasta hace poco, la expresión: ¡Severa mujer! para referirme a un ser(...)

  • Colombia

    Urabá EXIGE estudiar

      En Colombia se ha roto un Record Guinness que no ha sido registrado oficialmente. Por segundo año consecutivo(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar