Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En momentos en los que quedarse en casa es un acto colectivo de cuidado y solidaridad, trabajar en remoto implica el reto de ponerse rutinas, motivar equipos sin verles a los ojos y sobre todo confiar en otros, en su capacidad e integridad. Por eso no extraña que el teléfono sea esa herramienta para medir la temperatura – aunque sea a medias- de qué tanto están haciendo los otros.

Con chulitos azules, hora de última conexión y la posibilidad de saber si alguien está o no en línea en ese preciso momento, WhatsApp es la reina del monitoreo. Ni Slack, ni Trello permiten hacer un seguimiento tan instantáneo como el gigante de la mensajería, que es usado ya por más de 2.000 millones de usuarios en el mundo.

WhatsApp es popular también porque la inmediatez es un valor innato de la transformación digital y este canal le permite a las personas ubicarse hasta más eficazmente que una llamada telefónica. Piénselo, si está en una reunión tiene más chance de responder un mensaje que de escuchar un audio.

Suelo decir, cuando tengo que salir de viaje, ‘estoy a un WhatsApp de distancia’. Así estamos todos, hasta que nos hacemos la pregunta… ¿hay reglas?

El asunto es que esta aplicación es también el recordatorio de la lista de mercado, la conversación del grupo, el almuerzo de cumpleaños que está planeando, los secretos entre amigas confidentes y las ‘encantadoras’ cadenas que le amenazan de mala suerte si no las reenvía a sus contactos. En resumen es un diario, una agenda y un GPS de bolsillo.

Entonces a lo largo de sus 8 horas de trabajo, 12 o 15 según el caso, es normal que se mezclen las conversaciones informales, familiares, fraternales, con las del jefe, su proveedor y todo tipo de actores. Incluyendo a quienes quieren su atención para que le de ‘like’ a la foto de un concurso o el que le ofrece un curso de asesoría espiritual. Todos tienen el mismo poder: su número y la posibilidad de escribirle.

La pregunta es ¿tener el número de alguien le da el derecho de escribirle un domingo? un viernes en la media noche, un día muy temprano… Unos inician a las 6 a. m. otros trabajan hasta la madrugada y la aplicación sigue siendo su forma de resolver las cosas de inmediato.

Cinco cosas del buen comportamiento ‘whatsappeño’

– No escribiré mil mensajes para enviar mil notificaciones.

– Evitaré escribir un hola sin decir el objetivo del mensaje si no me responden el saludo.

– No enviaré audios a quien no conozco sin haber presentado el objetivo de mi mensaje.

– No redactaré un mensaje que podría ser un correo.

– Dile No, no, no al spam.

Sin duda, los grupos de WhatsApp son una ayuda, pero no está de más que en tiempos de teletrabajo seamos capaces de poner límites a la disponibilidad y pensarnos ese bienestar digital.

(Visited 554 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Periodista de Tecnología. Autora de ¿Qué diablos hacen los influencers? de Intermedio Editores. Apasionada de la cultura digital, humanista y activista por los ddhh en línea.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El covid-19 ha sido el tema más hablado, informado y controvertido(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar