Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Homero con Guayabo 

(gente borracha en esta vida)
El guayabo es, según la RAE, un malestar por haber bebido en exceso. Si no me equivoco, es un síndrome de abstinencia alcohólica que se presenta al día siguiente de haber bebido como un pez durante horas. Palabras más, palabras menos: es un castigo divino por borracho.
 
 Siguiendo con la misma idea, voy a hablar de algo totalmente distinto: La ciclovía es un evento más viejo que yo (digamos que se concibió en 1974, pero nació en 1976 y tuvo su adultez en 1983 o 1996, según el biógrafo que lean). Y todos los que están leyendo esto en Bogotá deben tener clarísimo a qué se refiere, ya sea porque la gozan todos los domingos o porque la aborrecen cuando van «al club». Pero todos, estoy seguro, han salido así sea un ratico a la ciclovía del domingo – que lance la piedra el primero que no-.
 

sr ciclovia 


(gente pintoresca en esta vida)
 Algo que pasa desapercibido en muchas partes es el hecho de que la ciclovía es un evento multitudinario (casi dos millones de personas salen de paseito cada domingo, según las cuentas del IDRD con ayuda de la Universidad Nacional), pero el resto de los días de la semana la cantidad de personas que usan modos de transporte como la bicicleta, caminar, trotar o patinar se reduce a menos de quinientos mil. Este fenómeno lo llamó alguien (todavía no hemos sabido quién) «la amnesia de los lunes», pero yo lo rebautizo hoy como «guayabo de ciclovía» para darle un sabor más local y menos neurológico.
 

Transmi vs los carros 

(y me preguntarán por qué le digo Guayabo del lunes)
 Después de que este fenómeno del guayabo de ciclovía me lo describió Claudio Olivares en uno de sus viajes a Bogotá, conecté varias cosas en mi cabeza y me comenzó a parecer muy raro. Pero no es totalmente raro, porque de inmediato también me imaginé a alguien discutiendo este fenómeno y diciendo (entre paréntesis los gestos corporales acompañantes a cada frase): 
 «Pero esque mire, uuuuna cosa es una cosa (brazos extendidos hacia la izquierda)… 
«… y oootra cosa es otra cosa (brazos extendidos, esta vez hacia la derecha)…» 
 Ahora de manera gráfica con mi murraco ya bien reconocido en el blog:
 

una cosa otra cosa

(se reciben donaciones para tomar un curso de dibujo)

En realidad, el murraco tiene algo de razón (y aquí está lo problemático del asunto), y es que la ciclovía se concibió, engendró, promovió y consolidó como una alternativa de recreación y deporte para la multitud sudorosa de bogotanos que la utilizan. Pero, si uno quisiera realmente generar mucho más bienestar en esos ciudadanos, debería promoverla como un pequeño ejemplo dominical de lo que podrían hacer (sin disfraz de superhéroe, ni el teni, ni guantes, ni salpicón) el resto de la semana. Sí, estoy diciendo que la bicicleta se puede usar todos los días de la semana y que no hay que usarla como si uno fuera Mariana Pajón porque no se trata de ir corriendo como una gacela sino que se trata de demostrar la gracia con que se puede desplazar por la ciudad sin esfuerzo. 

 

Ciclocachaco 2012 sra2 

(gente cool en esta vida, caray)

 En conclusión: para que la ciclovía deje de darnos guayabo los lunes, tenemos que trascender la idea del uso de la bicicleta como algo eminentemente recreativo y deportivo para transformarlo en algo que haga parte de nuestra vida diaria. Y eso, señoras, señores y murracos, es lo que nos va a salvar del infierno que nos tienen preparado -con caldera y todo- esos castigos divinos que nos están esperando por creer que somos superhéroes dominicales…bueno, algunos sí tienen otra idea en mente cuando se disfrazan y hay que respetarla…véase el video:
 

El Domingo del Chapulin from Don Mister / Manuel Contreras on Vimeo.


!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0];if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=»//platform.twitter.com/widgets.js»;fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document,»script»,»twitter-wjs»);

(Visited 536 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Carlos Felipe Pardo es un colombiano con maestría en urbanismo de la London School of Economics que trabaja en temas de transporte sostenible, desarrollo urbano y calidad de vida. Le ha tocado ir a más de 60 ciudades en Europa, América Latina, Asia y África a dar asesorías, presentaciones y cursos sobre esos temas. Ha escrito libros y capítulos (unos más buenos que otros), varios de los cuales están en la página de su organización Despacio.org

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La primera temporada de su segunda etapa deja un título de(...)

2

Los grandes éxitos siempre vuelven a la pantalla con la misma(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Bogotá no se vio en un ranking global de ciudades chéveres para la bicicleta | Metro en Bogotá | Movilidad en Bogota

    […] de vías solo para cosas sin motor… pues cualquiera queda englobado! El lío, digo yo, es que el lunes se nos olvida todito y las cosas vuelven a su gris realidad… los cuatro de trece puntos se ven ahí más claros que […]

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar