Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Desvariando para variar

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Miré mis manos y sentí una ligera vergüenza. Ya no me quedaban uñas para comer. Eran las seis y cuarenta de la tarde y el rojo titilante de ese inerte reloj de aeropuerto me contaba los minutos como si fueran gotitas de ansiedad en la mitad del ombligo. Después de pasar(...)

Continuar leyendo

Hay varias cosas que me generan conflicto con la sociedad. Entre esas, los payasos de restaurante ofreciendo alberjas en vez de arvejas y las personas que se besan en la calle. Irónico, si tenemos en cuenta que soy orgullosamente clown voluntario de la Fundación Doctora Clown y(...)

Continuar leyendo

Nueve y media de la mañana. Daniela se abraza a la almohada y aprieta los ojos para volver al sueño que él estruendo de las ollas de su abuela en la cocina le acaba de arrancar. En él, Daniela es una cantante famosa de esas que salen de canales infantiles, vestida como Taylor(...)

Continuar leyendo

El español es un idioma hermoso, de eso no cabe la menor duda. De hecho es mi favorito, con todas sus tildes, sus confusiones entre z y s, entre b y v, con todas sus ambigüedades. A decir verdad, es mi favorito porque es mi lengua nativa y porque el inglés solo me ha(...)

Continuar leyendo

«Shall the dignity games begin!» se leía en el estado de WhatsApp de mi amigo como una obvia referencia a la saga de Los Juegos del Hambre y me reí de pensar lo que él estaba esperando de mí. Debo decir que no leí ninguno de los libros y apenas vi la primera película,(...)

Continuar leyendo

De todas las veces que utilizan la palabra multi para referirse a una mujer: multifacética, multifuncional, multitarea, multiorgásmica, la única que puedo asegurar que me aplica, es la última. Está científicamente comprobado que además de mi falta de coordinación(...)

Continuar leyendo

Hoy me siento particularmente sexy. No sé si es porque uso mis pantalones negros ajustados o porque por fin conseguí que mi mamá me planchara el blusón vaporosito que tanto me encanta, y no por inutilidad sino porque odio con toda mi alma planchar. Es decir, si yo fuera la(...)

Continuar leyendo

Después de muchos días dándole vueltas a un tema que se ha venido desgastando, transformándose en un asunto de honor más que en un verdadero deseo, y cansada de luchar contra la corriente y de tratar de demostrar un punto que a nadie le importa realmente (pero que a mí se(...)

Continuar leyendo

Como parte de mis investigaciones lingüísticas, ortográficas y gramaticales sin ningún soporte científico ni académico y sin otro objetivo más que el de procrastinar mientras averiguo si las palabras raras que se me ocurren existen o no, o si la RAE nos odia tanto como yo(...)

Continuar leyendo

Cuando una persona crece viendo telenovelas de la tarde en casa de la abuela, empieza a forjarse una idea utópica y un poquito errada de los amores intensos e imposibles que al final resultan ser milagrosamente posibles. Como miembro (¿o miembra?) de la Asociación Nacional de(...)

Continuar leyendo