Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Teólogo Fabián Salazar Guerrero. Asesor Espiritual. Director Fundación Interfe.

La vida nos coloca en situaciones que nos piden volver a empezar, es entonces cuando nos vemos confundidos y paralizados por un enorme número de temores que afloran de improvisto. Sentimos la necesidad de salir corriendo y a veces cerramos los ojos esperando a todo sólo sea un sueño.

En esos instantes un mar de sentimientos nos abruman y no faltan los momentos de llanto, de desconcierto y hasta de rabia. Es un verdadero duelo el dejar atrás una situación que parecía cómoda y enfrentarse a los cambios, tanto a los que son el resultado de un deseo planeado, como a los que ocurren por accidente. Un nuevo trabajo, el inicio de una relación, la migración a otra ciudad, la muerte de un ser querido, una limitación física, o el inevitable cambio de la edad son situaciones que implican volver a comenzar y eso no es un fracaso, por el contrario, son una oportunidad para arrancar con más experiencia, con más fortaleza y con más madurez.

A continuación algunas sugerencias para afrontar estos inicios:

Hacer un inventario. Asumir un cambio implica hacer un inventario de talentos, de dones y de posibilidades para afrontar la nueva situación con confianza en uno mismo, con esperanza en que vendrá algo bueno, con fe en que es posible alcanzar las metas esperadas y, sobre todo, con paciencia para comprender que todo implica un proceso de transformación.

Revisar los propios sentimientos. En lugar de negar o combatir los cambios, que son irremediables, es necesario asumirlos como propios, identificarlos y dejarlos fluir. Al reconocer los sentimientos que surgen es posible transformar sus efectos y ponerlos a favor sí mismo desde un amor creativo que vence el miedo.

Renunciar a retroceder. Al tratar de salir de la inercia que produce la rutina, suele ocurrir que lo primero que pasa es que nos frustramos y nos quedamos con cierta nostalgia por lo perdido. Pero se puede considerar que en todo cambio se renueva el potencial humano y una situación diferente obliga a mirar alrededor y a darse cuenta de un mar de oportunidades, de hermosos lugares y personas maravillosas por conocer.

Recurrir a la propia red de apoyo afectivo. El cambio puede llevar a la sensación de estar solo, pero en realidad contamos con una red de personas que nos quieren, que nos apoyan, que confían en lo que hacemos y que esperan lo mejor para nosotros. Es muy importante aprender a pedir ayuda y esto en muchas ocasiones nos pide humildad para reconocer que es necesario, también, estar en disposición de recibir.

Aprender a perdonar. Los cambios pueden ser dolorosos y en ocasiones traen consigo palabras y hechos que lastiman. Perdonar y pedir perdón es condición para continuar, pues avanzar implica ir ligeros de equipaje. Lo que pasó no puede detener la macha, sino que debe convertirse en aliciente para no repetir situaciones de daño y, sobre todo, para no producirlo a otros. El perdón comienza por perdonarse a sí mismo, por el reconocerse, valorarse y fortalecer el amor propio, ya que el primer cambio nace interiormente.

Cerrar los ciclos. Cada etapa y cada persona tiene su tiempo y su significado en la vida. Intentar retenerlos sólo puede causar un estancamiento afectivo, económico o social. Cerrar con amor cada etapa trae las semillas para la prosperidad de las nuevas oportunidades, los nuevos espacios, las personas que arriban y las maneras inéditas de experimentar el mundo. Terminar un ciclo es reconocer que podemos crecer, que podemos ser libres y que podemos amar sin límites.

Mirar hacia adelante con confianza. Al superar el temor inicial, que es apenas natural, se renueva la perspectiva sobre los horizontes, sobre la alegría por encontrar nuevos rostros, por las ganancia que se van a obtener y sobre todo por restituir un sano orgullo por uno mismo y, con valentía tomar las riendas de la propia vida. Nunca es tarde para cumplir los sueños, para ser felices, para lograr las metas, para encontrar la persona que realmente nos ame y podamos amar.

Avanzar pasa a paso con firmeza. En ocasiones para producir el cambio, lo más difícil es el primer paso que permita reconocerse como un ser capaz de dejar aquello que ya no llena, ya no existe, ya no hace crecer, ya no da verdadero amor o que hace daño. Una vez iniciada la marcha el objetivo no es correr, sino mantener el ritmo de avance con firmeza, decisión y constancia; para esto es necesario felicitarse continuamente por logros obtenidos, revisar las rutas recorridas, buscar personas con el mismo ritmo de avance, creer en el amor y no olvidar nunca el ser solidario con quien lo necesite.

Agradecer la nueva situación. A veces los beneficios de un cambio no se pueden ver de inmediato y una situación nueva, sea decidida o aparentemente fortuita se convierte para muchos en lo mejor que les ha pasado en la vida y sólo es posible darse cuenta mucho tiempo después. Son innumerables las situaciones, inclusive dolorosas o trágicas, que sacaron lo mejor de las personas, sus posibilidades de crecer, de aprender, de enamorarse, de triunfar y hasta de obtener riqueza. Agradecer por lo vivido y agradecer en confianza por el porvenir es clave para tener un presente lleno de prosperidad y salud. Es también indispensable no olvidar a quienes nos ayudaron a caminar y devolverles su bondad y cariño con generosidad.

Y todo lo anterior encuentra sentido en Confiar en Dios en su amor transformador que acompaña la existencia en todo momento a través de sus Ángeles.

Gracias por inscribirse en este blog y compartirlo entre sus redes.
Seguimos en contacto

teologosalazar@gmail.com
www.teologosalazar.org
@teologosalazar

(Visited 750 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

El teólogo Fabián Salazar Guerrero, ha dedicado gran parte de su vida al estudio de diversas denominaciones religiosas, visitando varios países y compartiendo enseñanzas con líderes de diferentes tradiciones espirituales. Su labor como consultor, junto a su reconocida trayectoria como investigador y profesor Universitario de Teología, le ha permitido acompañar procesos de integración interconfesional y reconciliación. Actualmente dirige la fundación para el diálogo y la cooperación Intereligiosa INTERFE y se desempeña profesionalmente como consejero espiritual personal y empresarial.

Más posts de este Blog

  • Vida

    Todos necesitamos amor

    En una época en que la palabra amor se encuentra tan manipulada, devaluada y, en ocasiones, comercializada, hablar del tema(...)

  • Sin categoría

    EL MEJOR REGALO DE NAVIDAD. PERDONAR

    Teólogo Dr. Fabián Salazar Guerrero. Asesor Espiritual. Director de la Fundación INTERFE. En estos días previos a la celebración de(...)

  • Opinión

    Volver a empezar no es fracasar

    Teólogo Fabián Salazar Guerrero. Asesor Espiritual. Director Fundación Interfe. La vida nos coloca en situaciones que nos piden volver a(...)

  • Opinión

    TRISTEZAS SILENCIOSAS.

    Teólogo Fabián Salazar Guerrero. Asesor Espiritual. Director Fundación Interfe. A lo largo de varios años he tenido la oportunidad de(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

2

Por comer la clara y botar la yema muchos sufren de mala(...)

3

Un artículo reciente de El Tiempo nos compartía cuánto gana un Youtuber(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. La aceptación por las cosas que pasan en nuestra vida, aún que no sean como quisiéramos ; nos libera de muchos sufrimientos, aprendemos ,crecemos, no es fácil por que andamos por el camino cargando tristezas y dolor

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar