Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hay gente que un día despierta, prepara el desayuno y luego decide renunciar a todo y resetear su vida. Para eso hay que tener coraje. Se trata de personas comunes y corrientes que se hartan de sí mismas. Yo los considero héroes y los admiro en silencio en las redes sociales. Valientes.

Mi amiga de la universidad se separó después de ocho años de casada. Tenía un hijo, un esposo que la adoraba y un hogar perfecto. Un apartamento de lujo, dos carros y un par de bicicletas junto con otras cosas lindas que están de moda. Pero se cansó y se fue. En menos de un mes hizo los papeles del divorcio y echó al aire la última década de su vida. No sé qué sucedió, solo me mamé de todo un día, dice.

En el fondo la entiendo. Para crecer hay que soltar. Pero esas cosas dan miedo. Yo estoy lleno de inseguridades, soy de esos que sienten pánico a la hora de cambiar de peluquero, comprar un celular de otra marca o viajar por una aerolínea distinta. Pienso que todo va a salir mal, que no debo retar al destino y que si las cosas están bien así no tengo porqué alterar el orden. Hasta imagino que se puede caer el avión por mis caprichos.

Tengo muchos conocidos como mi amiga que de un momento a otro cambiaron de profesión, renunciaron a sus trabajos o se fueron a vivir a otro país. Así, sin más ni más. Como si mientras durmieran hubiesen tenido una revelación divina diciéndoles que marchaban por el camino equivocado. Y está bien hacerlo, mucha gente se muere a los 80 años sin vivir cinco minutos de esa vida que soñaban en la niñez y esas cosas lastiman.

No niego que todo esto me llena de cierta envidia con quienes postean en Facebook e Instagram diciendo que encontraron el camino de la luz y la prosperidad. No sé si estén engañando al mundo pero todas esas fotos hablando del secreto para ser felices o de lo poderosas que son sus mentes me confunden. Todo luce tan fácil que a veces me dan ganas de llorar porque estoy acostumbrado a complicarme la vida y entonces vienen los ataques de angustia.

Por eso hay mañanas en las que mientras uno se ducha comienza a pensar en renunciar al trabajo y viajar por todo el mundo o ser un coach de felicidad y facturar en una hora lo que hace en un mes sentado en la oficina. A veces pienso en ser comediante o jugador profesional de ajedrez. También me imagino haciendo porno o estudiando otra carrera, algo relacionado con el medio ambiente que me haga sentir que estoy salvando al mundo o alguien. Así conseguiría algo de paz interior, que es lo que necesitamos.

Suena bien: liberarnos y salvar a alguien. Aunque sería mejor salvarnos a nosotros mismos.

 

Jorge Jiménez

(Visited 855 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Sobreviviente de tres novias santandereanas, catador de dramas cotidianos y fenómeno internacional de la autoayuda.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Mundo

    La mujer del Municipal

    Bucaramanga es un pueblo pequeño sin rascacielos ni autopistas, lo he dicho antes. Es un pueblo sencillo que por más(...)

  • Colombia

    Gente importante

    Bucaramanga jamás se había puesto tan pesada y cara como en los últimos meses y eso aburre a cualquiera. Lo(...)

  • Mundo

    Amarnos

    Hay demasiadas personas publicando fotos en Instagram con frases motivadoras sobre la felicidad y el éxito pero cuando uno se(...)

  • Opinión

    Sábados por la tarde

    Ignoro si todos los adictos a las redes sociales también lo seamos al sexting, pero ambas cosas sirven para matar(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa y(...)

2

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el apetito(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Jamás pensé que eso le pudiera pasar a alguien diferente a mi. Hay días de días y a veces me gustaría desaparecer sin preocupar a nadie , sin cuentas, sin tarjetas, sin celular, sin nada que me amarre, pero pienso en el sufrimiento que causaría a mi nieto o a mi hijo incluso a mi mamá . Será cobardia o responsabilidad, no se.

  2. Hace 21 años cambié mi vida y no me arrepiento. De una vida como profesional,sin sobresaltos económicos, pasé a ser ama de casa, ocupación impensable en mi otra vida, saltando matones. No me arrepiento

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar