Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Gotas de tintas

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Ismael. Ismael está. Ismael está cansado. Ismael está cansado de cantar. Ismael está cansado de cantar en su cuarto. Ismael está cansado de cantar en su cuarto porque nadie lo escucha. Ismael está cansado de cantar en su cuarto porque nadie lo escucha y desea salir al(...)

Continuar leyendo

Hueles a la miel de las colmenas. Eres el almíbar de las moscas y de las abejas. ¡Cuánto más viajan ellas para regar tus poros con el polen! Solo conoces el mundo por alas ajenas que llevan en sus ojos fotografías de los girasoles y el romero. Vives un cuerpo almibarado,(...)

Continuar leyendo

Tus pies caen quemados sobre el suelo metálico. Tus manos pierden su color y rasgan el humo con las uñas. Tu cuerpo se evapora y, a pesar del humo, una mujer alcanza a reconocer tus ojos. Son dos pelotas lechosas a punto de estallar, atrapadas entre tus venas rojas que parecen(...)

Continuar leyendo

Miércoles 11 de octubre de 2017 Asistentes: Carlos Esteban Barrera Sonia Catalina Urrea Juan Nicolás Padilla Esther Patricia Solano Laura Jimena Ramírez David Góngora Daniel Andrés Leguizamón Hernández Andrés Eduardo Florez Catalina Rodríguez Daniela Guerra Ana María(...)

Continuar leyendo

Su nariz pareció volar en miles de colores. Nunca había visto tantos tonos distintos de rojo. Vino tinto, medio tinto, rojo áspero y lava líquida; hilos púrpuras y trazos rosados. Si la ira tiene una cara amable es esta: disfrutar de su desenfreno y extraer del sufrimiento(...)

Continuar leyendo

Dos hombres ingresan en pijama al apartamento de uno de sus vecinos una mañana de domingo. Los acompaña un policía. El vecino está tendido sobre el suelo, dormido. Hay vidrios, astillas, trozos de madera y agua regados por toda la habitación. El oficial traía zapatos(...)

Continuar leyendo

Cayo Acevedo frotó su bigote con una servilleta de tela. Elena Hende, su esposa, lo miraba desde el marco de la puerta, esperando una respuesta. Cayo dejó de mirar el fondo del plato que tenía en frente y miró las baldosas del suelo. Aún se sentía el olor a mazamorra en el(...)

Continuar leyendo

Etelvina Acevedo preparó un manto negro para cubrir su cabeza durante la misa. Nazaret, su criada, se arrodilló para arreglar el dobladillo de los faldones para que no se ensuciaran camino a la misa de doce. La frigidez del corpiño siempre mantuvo el tronco de Etelvina por(...)

Continuar leyendo

Para Sahil Shah no es difícil encontrar los hilos que necesitan las mujeres que tejen en la casa de las hilanderas, aun cuando no hay hebra alguna en todo su pueblo. Siempre que se le dice: “Sahil, ve por más hilos”, el muchacho toma un cuenco de barro, sale corriendo por(...)

Continuar leyendo