Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

 “El 80% de las personas buscan felicidad en el consumo. Curiosamente, mientras más consumen, son menos felices”. Marcos Sorrentino

Luego de casi 50 años de la publicación del libro “Los límites del crecimiento”, escrito por Donella Meadows, la humanidad no ha parado de crecer y consumir. Esta publicación marcó un hito en 1972 ya que hacia un análisis futuro de las condiciones de presentes la Tierra. El libro indicaba en pocas palabras que, si seguíamos consumiendo y viviendo de una manera insostenible, tal y como se comenzaba a hacer en esa época, podíamos entrar en una era de grandes riesgos ecológicos y sociales.

Después de conocer esto, vale la pena preguntarse ¿qué está sucediendo ahora?. Nuestro planeta ciertamente está atravesando una grave situación donde la contaminación, la degradación y la extracción de recursos naturales se está volviendo uno de los principales desafíos del siglo XXI. Y mientras tanto, nuestra población no para de crecer. De acuerdo a datos de diversos estudios, la población mundial probablemente aumentará en 2.500 millones de personas en los últimos 43 años, pasando de los actuales 6.700 millones a 9.200 millones en 2050. ¡Más de la mitad de la población mundial vivirá en ciudades, y no estamos preparados para ello!

En los próximos 15 años, se espera que la población mundial aumente aproximadamente 1.000 millones de personas y muchas de ellas se convertirán en nuevos productores y consumidores. Este abrupto incremento poblacional, naturalmente generará una competencia sin precedentes de recursos energéticos, minerales, agua y productos forestales a medida que los principales países emergentes (con grandes cantidades de habitantes) como Brasil, India, Rusia o China persiguen el “confort”, la prosperidad y la seguridad económica para un número de habitantes cada vez mayor. Y solo estamos en el comienzo…

Si los 7.000 millones de humanos viviesen igual que los norteamericanos, los europeos o los japoneses (sin ofender a ninguno), el mundo sería hoy una auténtica catástrofe a causa del consumo per cápita de agua, energía, minerales y suelo pata cultivos o infraestructuras.

David Douglas (vicepresidente para la ecorresponsabilidad de Sun Microsystems) se pregunta, por ejemplo, que ocurrirá si a cada uno de estos 1.000 millones de habitantes, le damos una bombilla incandescente de 60 vatios: “Cada bombilla pesa poco (unos 20 gramos incluyendo la caja), pero 1.000 millones de bombillas pesan una 20.000 toneladas métricas. Ahora encendámoslas. Si todas están encendidas al mismo tiempo, son 60.000 megavatios. Con suerte, solo utilizaran sus bombillas durante cuatro horas al día, con lo cual el consumo desciende a 10.000 megavatios. ¡Caramba! Es como si necesitáramos unas 20 nuevas plantas de 500 megavatios alimentadas con… ¿carbón?” -¡Y solo para que los próximos 1.000 millones de nuevos habitantes de la tierra puedan encender la luz!-.

¡El planeta está en números rojos!. Y el problema va mucho más allá de lo que realmente podemos mirar. Personalmente pienso que no es solo por el hecho de que vivimos en un planeta de una forma extremadamente insostenible, sino que también, consumimos de una forma desproporcionada y voraz: recursos forestales, animales, plantas, contaminamos extensas zonas acuáticas o terrestres, producimos alteraciones terribles en hábitats, etc.

No hay ningún botón “fácil” que podamos pulsar para que el mundo sea verde pero si existe en cada uno de nosotros, la capacidad de proponernos ciertos límites que vayan al unísono de conductas más éticas y responsables. En este orden de ideas, entra la importancia vital que tiene el consumo responsable a la hora de escoger y adquirir productos. El consumidor a la final, es quien tiene la última palabra: si elegimos un producto bio o eco, estamos ayudando al planeta y al mismo tiempo, a nosotros mismos.

La principal tarea que debe hacer la sociedad es aprender a no consumir de la forma como lo hacemos actualmente. Con el tiempo, siendo más sostenibles, nos ayudará a tener una mejor calidad de vida y aprender a ser “más humanos”. A mi modo de ver, ese será el gran reto para una sociedad tan globalizada como es la nuestra…

(Visited 748 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Licenciada en Estudios Ambientales. Amante de la naturaleza. Trabajando por un mundo adaptado al cambio climático.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Una de mis grandes sorpresas y fuente de felicidad durante estas(...)

3

Colombia viajará por todo el país durante la primera fase de la(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. wilsonddelgado

    Muy pertinente el tema, aqui algo para ponerlo en una realidad mas concreta sobre el porque y acciones para bajar el consumismo desde la tirania de la abundancia https://es.scribd.com/book/163652372/The-Paradox-of-Choice , en español es Porque más es menos de Barry Schwartz, desafortunadamente no esta en Colombia el libro (http://www.redesparalaciencia.com/2118/redes/2010/redes-52-por-que-mas-es-menos). Espero te guste y sirva a tus reflexiones.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar