Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Llevo dos días pensando en que si hay algo dificil para el ser humano es aceptar su propia responsabilidad sobre los resultados que tenemos en nuestras vidas. De pequeños lo más facil es culpar al profesor que “nos tiene bronca”, de jóvenes a nuestros padres que “no nos entienden” y como adultos la gama de posibilidades es mayor aún e incluye ese jefe que es un tirano, ese amigo que es un falseto, ese trabajo que no me deja un minuto para respirar y nuestra propia debilidad porque siempre “pienso en los demás” y hasta llegamos al punto de decir “tomo esta decisión porque otros quieren que la tome”.

Y en esa carrera por culpar a los demás por nuestras propias frustraciones, no nos detenemos a echar un vistazo y ver que hicimos para provocar eso de lo cual estamos cediendo el poder a otros. ¿En realidad estamos cumpliendo nuestra palabra cuando la comprometemos con otros, o constantemente estamos pidiendo excusas por el incumpllimiento y pidiendoles a los demás que se coloquen en nuestro lugar sin tomarnos la molestia de ponernos en el lugar del otro a quien de ñapa terminamos culpando?

Nos alejamos de quienes nos ofrecen una relación honesta por miedo al compromiso, a nuestra incapacidad de ofrecer igual honestidad,.. pero a la hora de decirle a los demas o a nosotros mismos por que lo hacemos, decimos “esa persona no era la indicaada”, “que intensa es!!”, “no es el momento para tomar a alguien en serio”.

Formamos sociedades en donde no damos el 100% y esperamos que nuestros socios las saquen a flote porque tenemos miedo a pagar el precio que implica dejar nuestra zona cómoda de un ingreso estable, aun cuando otros lo estan pagando, pero lo justificamos ante todos facilmente con cosas como “las relaciones con esos socios son complicadas”, “no tengo un minuto de tiempo0”, “yo si quiero pero …”.

Para evitar todo eesto que tal si decimos NO desde el comienzo, en lugar de llevar a otros y a nosotros mismos a situaciones de frustración, rabia, decepción y en muchas ocasiones ruptura de relaciones emocionales, comerciales o familiares, perdiendonos asi la oportunidad de aprender y compartir con seres humanos que de seguro tienen mucho que aportarnos.

Louise L Hay, una autora con quien me identifico y mis amigos han escuchado mil veces de mi boca, dice algo que me parece totalmente cierto. Ella explica que todo esto ocurre porque desde que somos niños, los “adultos” que hay en nuestras vidas – sintiéndose infelices, temerosos o enojados con la vida – nos han pasado sin quererlo conscientemente sus sentimientos de impotencia y muchas ideas negativas sobre nosotros y el mundo. Entonces, cuando nosotros nos convertimos en “adultos”, tendemos a recrear el entorno emocional que era típico en la vida de nuestra familia, y perpetuar, en nuestras relaciones, el mismo tipo de relación que teníamos con nuestros padres.

Si esto es así, el circulo no va a acabar nunca, porque estamos transmitiendole a nuestros pequeños esa facilidad para justificar todo lo que nos pasa en otros y ellos que no son nada bobos, terminan entendiendo los beneficios que logran con eso: lograr atención, en algunos casos compasión, en pocas palabras QUEDAR BIEN.

Pero a su vez se están perdiendo de otros mas importantes: ser el dueño de sus propias vidas, no sembrar sentimientos de frustración en ellos y en quienes se van encontrando en el camino y en particular, la tranquilidad y el orgullo de decirle a todos que si me equivoqué es mi responsabilidad y si bien voy a pagar un precio, de seguro que la ganancia será mayor que si me quedo de por vida señalado como la pobre víctima del mundo.

Entonces, que tal si empezamos a mirar como cerrar ese círculo, mirar en realidad cómo estamos asumiendo esas responsabilidades sobre nuestras vidas y como la estamos transmitiendo a quiene dependen aún de nosotros. Que tal un mundo en donde cada ser humano tenga menos autofrustraciones y mas valentia, donde haya menos culpables y mas responsables.

Donde un funcionario corrupto asuma su propia corrupcion, pague el precio y no se defienda como procer diciendo que “estos sueldos de miseria que paga el gobierno.. de algun lado debo sacar para mantener a la familia” Y claro, quien paga la “mordida” acepte que tiene dudas sobre su propia fortaleza para ganar esa licitación y no sea el otro procer que dice “es que hay taaanta corrupción que es la unica manera de ganar esto”. Siii como noo

(Visited 181 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Sandra Mateus. Crecí profesionalmente en las salas de redacción de medios como La República, Todelar y el extinto más no olvidado diario La Prensa. Con estas experiencias a cuestas transité el camino de ser estratega en comunicaciones corporativas y desde hace varios años elegí incluir al coaching y al liderazgo en mi vida certificándome como Coach profesional, porque gracias a eso adquirí competencias para facilitarle a personas y empresas la búsqueda de los bloqueos que no les permiten avanzar hacia donde quieren. Viví cuatro años en Neuquén, entrada de la Patagonia Argentina, y allí no solo me sumergí en la práctica y docencia del Coaching Ontológico, sino en el mate, bebida que me traje a mi Colombia a donde regresé hace ya casi tres años para volcar mi experiencia y pasión al desarrollo y entrenamiento de personas y organizaciones, en las competencias conversacionales y de liderazgo necesarias para lograr mayor efectividad en la consecución de objetivos que nos ayuden a ser cada vez mejores como personas y como sociedad.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar