Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El fin de semana pasado hicimos reunión de exalumnos del Colegio Santo Tomás de Aquino. Soy de la maravillosa promoción 420 años, en el colegio más antiguo de Colombia. Una de las cosas que más me llamó la atención es que nos reunimos muchos; yo quedaba contento con 30 compañeros, pero fuimos como 45 mas 4 profesores. Mucho poder tan convocatoria en la vida.

Me pidieron que diera las palabras, pensando que por escribir en El Tiempo o dar conferencias se me iba a facilitar, pero todo lo contrario: Nunca me había costado tanto escribir algo, y les voy a contar por qué.

Claramente mis compañeros iban a ver a sus amigos, no a escuchar a un man equis (o sea, un X-men) del salón. Los aburrí un poquito y después del minuto 21 ya no me estaban prestando atención. Mentira, fue mucho menos que eso, pero como les dije a mis amigos cuando me pusieron tan honorable tarea, yo no tengo tantos recuerdos de mis años del Colegio. Fui a estudiar y a sacar buena nota, no a hacer amigos. Jaider Villa come chitos al lado mío.

Como todo discurso que se respete, empecé agradeciendo a los organizadores, al Colegio, a los profesores y a los alumnos asistentes. Y es que me alegró mucho verlos; gracias a ellos no me siento tan viejo, gracias a tanta barriga, a las calvas y a las arrugas de mis amigos me dije “yo lo que estoy es bien”. Incluso algunos  ya son suegros, que es el primer paso para ser abuelos.


Para la convocatoria creamos un grupo de Whatsapp en el que logramos reunir como a 80. Nunca, léanme bien, NUNCA había estado en un grupo en el que la gente escribiera tanto. Sin mentirles eran más de 1.000 mensajes diarios. Seguirles el paso fue imposible. Es como si los acabaran de sacar del monasterio con votos de silencio y estuvieran que se hablaran. No sé si las esposas no los dejan hablar en la casa, pero qué intensidad tan bárbara en ese chat.

Al principio los leía y me di cuenta el montón de historias que pasaron varios de ellos: paseos, borracheras, reuniones, partidos de fútbol, noviazgos con las del Siervas de San José (que queda a una cuadra de mi colegio) o con las hijas de una profesora. Esa gente vivió el colegio completamente, lo que me hizo pensar en que yo no. Y lo digo con algo de pesar.

OmarGamboa-Marmotazos-Colegio_Santo_Tomás

(Premio para el que me encuentre en la foto).

Yo fui muy buen estudiante (en el colegio porque luego en la Nacional perdí cuanta matemática se me atravesara). Sacaba las mejores notas, fui uno de los mejores ICFES y los profesores me querían. Pero hasta ahí. Por diferentes razones nunca fui a un paseo o me metí a ningún comité.

La reunión pudo ser algo tipo «Se acuerda de la vez que a Gamboa… ah no, no. Ese man no estuvo». «UY, y la vez que nos fuimos de paseo y… ah no, verdad que Gamboa no fue». «¿O el día que a Omar lo llamaron a rectoría para echarlo? Ah, cierto que eso fue a Delgado». Yo no tengo muchas vivencias en esos muros, creo que pasé más tiempo del colegio estudiando que viviéndolo, y no lo digo con orgullo, porque a pesar de las buenas notas, no tengo tantos recuerdos bacanos como el resto de mis amigos.

Mis historias de colegio se resumen en algunos recreos con dos amigos coqueteándole a una profesora de 5º primaria que estaba buenísima. Bueno, me acuerdo mucho de un susto que nos metimos en el convento de Santo Ecce Homo en Villa de Leyva, por cuenta de Fray Juan. Otro día les cuento con detalle, con unos tragos encima.


Todo eso me hizo pensar en que quizás debí vivir el colegio de otra manera, me hizo pensar que lo importante no son las notas sino las experiencias. Que salir del colegio con grandes amigos es muy valioso, que reírse es más importante que un 10 en química. Que vale más la amistad que un cartón.

La enseñanza con la que salí del encuentro es que hay que vivir, que hay que disfrutar la vida y los amigos. Y ese mensaje va también para ustedes: Valoren a sus esposas, sus hijos, sus familias. Si sus mamás aún viven llámenlas más tarde y díganles cuánto las aman. Los que tengan hermanos, llámenlos a echarles la madre, porque sí. Esos 3 minutos valen oro. Y si tienen hijos déjenlos vivir, no los jodan tanto por las notas ni sean tan estrictos. Si ellos supieran todo lo que ustedes hicieron en el colegio… No se hagan, yo me los conozco.

@OmarGamboa


No me puedo ir sin agradecerle a Engel, a Rodrigo y al señor decano Cacerolo, por hacerme barra durante mis 51 minutos de intervención. No sé si era por el trago, pero me dieron la moral que necesitaba y de paso bajarle al estrés. Gracias a Gallo Beto, Pacho y Hugo por organizar tan buen evento. Y a Carlos Diego, que resulta que es un lector de los Marmotazos sin saber que era yo.

Tengo un montón de cosas que contarles. Para empezar, la semana pasada hicimos el lanzamiento oficial de los PremiosTW 2019. Cumplimos 10 años desde la primera edición (2009). Desde ya empezamos a buscar los patrocinadores oficiales del evento, que será en junio del 2019. Va a estar un ultra-hit. Muchas gracias al BBVA, a RedBull y a VivaAir por el apoyo al evento. Salió increíble. Las fotos las sacamos esta semana en el Facebook de PremiosTW.

Les cuento que la tienda de Colombian English (colombianenglish.com) va muy bien. Me he divertido mucho con los comentarios de la gente en las redes sociales (en Instagram @colombianenglish).

Ando aprovechando para escribir más seguido ahora que estamos en diciembre y la cantidad de trabajo baja. Gracias a los lectores fieles, los que siguen acá después de tanto tiempo. ¡Un abrazo para todos!


Si quieren encontrar todas las entradas, están en este enlace: http://blogs.eltiempo.com/marmotazos/

En el botón “Seguir a este blog +” pueden poner su correo electrónico para que les llegue cada vez que publico. ¡Así no se pierden ni una!

Algunas entradas anteriores: “No más humo“, “¿Rato o Amanecida?“, “Emprender es de valientes“.

(Visited 732 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Soy un consultor apasionado por el Social Media y los contenidos digitales. Trabajo mejorando la Reputación Digital de marcas y personas. Conferencista y profesor universitario. Director de los Premios TW, a lo mejor de las Redes Sociales en Colombia, emprendedor en los ratos ocupados, melómano y escritor en los ratos libres. Bogotano por nacimiento, ingeniero de sistemas por educación (Universidad Nacional) y tuitero por gusto.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo “Ángeles(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Hola Omar,

    Muy oportuna tu columna. Yo también fui una alumna destacada de mi promoción, pero por motivos más económicos que personales, nunca estuve compartiendo con mis compañeros en los paseos, las minitecas, y otras actividades extracurriculares.

    Recientemente me invitaron a la celebración de los 25 de años de egresados, pero no tengo nada que compartir. Me sentí como una extraña en el grupo. No asistí.

    Ya el tiempo pasó, y lo pasado, vivido quedó.

    No todo tenía que ser excelente rendimiento académico.

    Saludos.

  2. Tal cual!!! Eso me lleve y eso tengo para siempre. Los recuerdos y los valores infundidos no solo por lo educadores si no por el grupo de seres humanos que gracias a Dios tuve por compañeros de la promocion 420 años. Por eso siempre les digo, (a los que me recuerdan) que aunque no este presente, nunca estare ausente

  3. Excelente…uno se preocupa por notas o materias que nunca va a volver a usar en la vida. Uno puede ser buen estudiante, pero no marginarse de los amigos, de la rumba, de los paseos….de disfrutar esa etapa de la vida. Tal cual usted comenta de su colegio, me paso en la Universidad. Creo que no la disfrute como debió haber sido.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar