Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Con el título de la Libertadores 2018 acabará la Copa que vimos los que tenemos ahora entre 30 y 50 años. Este fin de semana seremos testigos del fin de una era titánica, épica, que le dará paso a un fútbol más que nada supeditado al mercado y aún ensombrecido por la corrupción.

Si algo emocionante tenía la Copa Libertadores de nuestra época era su sencillez y rivalidad desde el inicio del torneo. Eso ya no existe. En grupos de cuatro –sin horribles y eternos repechajes-, los equipos se enfrentaban por nacionalidades en primera ronda. Universidad de Chile, Universidad Católica, Millonarios y Nacional, por ejemplo, marcaron el inicio de lo que fue una emocionante Copa en 1995. Luego venían las eliminaciones directas, las batallas –y grescas- típicas de nuestra estirpe.

Ahora vemos cómo el horario de un juego se cambia si literalmente se puede vender mejor. Si los directivos ven más dinero, sucumben una y otra vez al dólar, sin reparo. A este paso, podremos jugar dentro de poco una final de la Libertadores el primero de enero al mediodía. ¡Qué importa! El juego está al servicio del comercio y no al revés. ¿Que se juega la final entre River Plate y Boca Juniors un fin de semana? Bueno, eso ya había pasado con la Champions League. Obvio, nos copiamos.

Es mucho más lo que se extinguió en la Copa, al menos para nuestra generación. Desde 2019 se jugará un solo partido para definir al campeón, lo cual significará perder algo de nuestra esencia. Si en Europa es así, aquí es otro mundo, no sobra recordarlo. De España a Portugal se puede viajar cómodo y barato, pero en Suramérica viajar entre países no es tan fácil. Ver una final en propia casa era para los hinchas la recompensa por pasar muchos años de espera, sufriendo. En el futuro quizás tocará ir a Paraguay para ver una final entre Junior y Colo Colo. Horrendo.

Otra cosa espeluznante que hemos tenido que soportar es atender al tiempo dos juegos de los máximos torneos del continente. Hace poco nos pasó que mientras en un canal veíamos Gremio vs. River por la Libertadores, en otro pasaban un choque definitorio de la Sudamericana, entre Cali y Santa Fe. ¿Cuántos idiotas no nos vimos a cada rato cambiando el canal a cada instante, tratando de ver sin ver realmente?

No hay que resistirse al cambio. El uso del VAR puede estar en discusión, ya se aceptó la definición por medio del gol visitante (así le sigan diciendo estúpidamente que “vale doble”) y al menos han surgido normas para acelerar el juego. Sin embargo, a veces el rumbo parece inadecuado, más con los escandalosos casos de corrupción que vimos en la Conmebol bajo la sombra del #Fifagate.  Casos que lejos están de aclararse, ¿o es que usted cree que en Colombia, uno de los países más corruptos del mundo, no pasó nada entonces?

Nos falta una Eliminatoria suramericana al Mundial reñida antes de clasificar –esperamos todos- a los mundiales de 2026 en adelante. En Europa ya no hay amistosos sino la Uefa Nations League; los clubes poderosos del Viejo Continente quieren su propio campeonato. Van a cobrar dizque por un canal  Premium para ver el fútbol colombiano…

Tal vez sea la nostalgia la que hable: la final entre River y Boca es el éxtasis de una Libertadores que muere en concepción.  El fútbol se ha ido modificando para explotarlo a costa de todo. El hincha no importa tanto como los derechos de televisión. Es lo que hay. Lo que nos toca. River vs. Boca, la final para el eterno recuerdo.

En Twitter: @javieraborda

(Visited 394 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Periodista y Magíster en Comunicación Digital. Amo el fútbol. Trabajo en El Tiempo. Soy columnista en Kienyke. Bogotano y casado. He escrito para medios como Semana, Futbolred, Portafolio, Gol Caracol, entre otros. Mi Twitter: @javieraborda

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La decaída del gamonal electoral. Hay dos formas de expresar lo(...)

2

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar