Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La semana pasada en el marco del II Encuentro colombiano de la Mujer y la Niña en la Ciencia, un grupo de mujeres dedicadas a STEM (Ciencia, Tecnología, Ingenierías y Matemáticas) nos contaban sus experiencias desde la academia, la cotidianidad y lo laboral. La idea era incentivar a las niñas y jóvenes participantes a hacer parte de estas, así como entender lo cruciales que son las STEM para el desarrollo de los países y el futuro de nuestra sociedad.

Algunas de ellas contaban desde su trayectoria cómo ha sido ser mujer en un ámbito sumamente masculino y desde donde se han vulnerado sus capacidades científicas por simplemente ser mujeres. Concluíamos todas desde nuestro lugar, que el desafío está en lograr que más mujeres sean protagonistas de ese futuro que nos espera, pero también desde la cotidianidad, pero para esto es necesario que todas las mujeres y niñas tengan acceso a carreras y oportunidades laborales en estos campos.

Sin embargo, dentro de la elección por parte de los jóvenes de carreras en “ciencias”, también existe una diferencia de género muy significativa. Los chicos están casi tres veces más interesados en las ingenierías y las TIC, que las jóvenes y niñas. Incluso, entre las alumnas con mejor rendimiento escolar, muy pocas aspiran a carreras de informática e ingeniería, favoreciendo–tres veces más que los varones—carreras en salud, especialmente medicina, enfermería, odontología, farmacia o veterinaria.

La decisión de los jóvenes de seguir determinadas carreras sigue estando influenciada por factores no relacionados con sus habilidades, sino con estereotipos de género y creencias sobre para qué son buenos los chicos y las chicas y qué es bueno para cada uno de ellos. Esto debe cambiar.

Al finalizar, discutíamos sobre qué estamos haciendo cada una para lograr fomentar el amor de niñas y jóvenes por las STEM y nos preguntábamos: ¿Quién definió cuales eran las carreras propicias para los hombres y cuáles podemos desarrollar las mujeres? Y ¡Wow! Nos sorprendimos al notar que la historia siempre nos cuenta los hechos desde la posición masculina, la prueba: nuestros museos, la antropología misma y las clases mismas de historia elemental.

¿Te imaginas la prehistoria contada desde la cotidianidad y pensamiento de las mujeres? Yo sí, y estoy completamente segura que nuestra historia sería otra.

(Visited 136 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Bióloga. Amante del mar, la ciencia, las letras y la vida. Del Caribe y el Sinú.

Más posts de este Blog

  • Vida

    A veces

    A veces extraño escribir como antes. Sacar lo que siento, describir mis emociones y mis días. Amo poner en(...)

  • Ciencia

    Arrecifes, buceo, ciencia e igualdad

    Diana Carolina Vergara Flórez es Bióloga con maestría en Ciencias Biológicas, fotógrafa y buzo, una apasionada por los ecosistemas(...)

  • Ciencia

    De la profundidad del mar a ciencia hecha por mujeres

    Hace unos días tuve una tertulia con Juan Armando Sánchez, Biólogo marino, pionero de la ecología molecular en el(...)

  • Vida

    La pedagogía del amor

    ¿Qué es un maestro? La Real Academia lo define como una “persona que enseña una ciencia, arte u oficio,(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Todas las parejas pelean, es más, la ausencia de conflictos es(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar