Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Natalia Gnecco Blog

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

@NataliaGnecco Hoy,  hace cinco años comencé mi blog en EL TIEMPO, para conmemorar la fecha, los invito a leer mi primer blog Cuentan que el pito del tren interrumpe sin falta las sofocantes tardes en Aracataca, un ruido que, si bien embruja a los forasteros, pasa(...)

Continuar leyendo

@NataliaGnecco Estábamos muy bien. No sé qué pasó. Me pillé a mi esposa en la cama con otro tipo, algo que nunca imaginé, luego de 18 años de matrimonio y tres hijas, solo me quedan mis últimas lágrimas… Fui un buen esposo, me entregué en cuerpo y alma a mi relación,(...)

Continuar leyendo

@NataliaGnecco La parábola del hijo pródigo ha inspirado muchos guiones cinematográficos, pero la última versión Solo el fin del mundo (C´est juste la fin du monde) de Xavier Dolan, actor, productor, director y guionista quebequense traspasa los límites de la realidad, de(...)

Continuar leyendo

@NataliaGnecco Político, abogado, profesor universitario y escritor, Leoluca Orlando es un mito en Italia, no solo por su lucha contra la mafia en Palermo (Sicilia), sino por haberse elegido como alcalde por quinta vez (en diversos periodos), y asumir otra tarea titánica:(...)

Continuar leyendo

@NataliaGnecco No hay duda de que los extremos son viciosos. En China, la política del hijo único ha hecho estragos, no solo por la cantidad de abortos ocasionados cada vez que el sexo del bebé era mujer, sino que ahora, por haber preferido dar a luz a varones, en este país(...)

Continuar leyendo

@NataliaGnecco El estrés es una parte natural de la vida moderna y a veces puede volverse abrumador, incluso podemos sentir que no hay nada que podamos hacer al respecto. Como todos experimentamos momentos de tensión, ansiedad, angustia, fatiga, o agotamiento que llegan sin(...)

Continuar leyendo

@NataliaGnecco Las notas del piano surtieron un efecto tranquilizador en el auditorio del teatro Colsubsido, que aguardaba expectante la obra Segundas Oportunidades. El telón abierto de par en par sólo mostraba en la penumbra unas sillas vacías que en contados minutos(...)

Continuar leyendo