Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

No me caso porque simplemente no me imagino en ese estado civil, no me veo ahí parado como un estandarte hecho un manojo de terror, diciéndole a Dios que me voy a comprometer hasta que la muerte vestida de oscuro manto venga a llevarme, o a ella primero.

Y es que la cosa es complicada desde el comienzo, la lealtad de la pareja en el noviazgo es algo difícil de encontrar y parece que nos acostumbramos a no tenerla, estamos llenos de desconfianza que nuestro mismo entorno nos hace evidentes cada día y tenemos los muros bien altos para que no se nos vean los cachos y de paso para proteger nuestro corazón ya roto por tanto pereque del pasado.

Estamos llenos de desconfianza que nuestro mismo entorno nos hace evidentes cada día

¡Pero ojo! Este cuento no les pasa a todos, y mi intención no es generalizar, hay parejas que viven un cuento de hadas verdadero y dulce como una cucharada de miel en la jeta; pero sí hay que aceptar que son poquiticas, tanto que las consideramos ejemplos sociales en las “comidas” y los “brunch” que ahora nos inventamos para chicanear pendejadas.

Yo hablo desde mi realidad y so pena de ser linchado y considerado hereje por desear que el tren del matrimonio se vaya mientras bato mano despidiéndolo en vez de correr tras él, les diré que no quiero pasar por ese sacramento espantoso y carísimo.

Tanto, que la plata de la “lluvia de sobres” toca utilizarla para pagar la comida y el trago que se metieron al buche los 300 comenzales parranderos que “pagaron” por ir a ver a la pareja hacer un compromiso ante Dios llenos de buena voluntad pero sin la seguridad de llegar a cumplirla.

Pongamos sobre la mesa dos casos particulares que me motivaron a escribir este post y que quiero compartirles para que ustedes saquen sus propias conclusiones.


Después de 5 años de novios, unos amigos decidieron casarse. ¡Ya era hora! Decían todos, al novio ya lo consideraban un “Bon-Bril” y ella ya había llorado a escondidas porque la relación parecía estar estancada, hasta que el novio se decidió ya sea por la iluminación de cupido o la presión del mundo, a entregar un anillo que le costó un ojo de la cara para comenzar un proceso de “alfombra digital” por las redes mostrando al mundo el día a día de los vestidos, peinados, canutillos y lentejuelas con hashtag incluido, hasta llegar a ese día maravilloso donde de la mano caminarían juntos hasta la muerte. Todos aplaudimos y entre manjares deliciosos y whisky 18 años celebramos a la nueva familia que se desbarataría como castillo de naipes a los 8 meses dejando un camino de odio y tristeza que aún hoy siguen caminando por aquello del billete. ¿Qué se hizo el amor?


La segunda historia es parecida pero con un final más amable, ellos se casaron y también hicieron una inmensa celebración, con hora loca y toda la vaina, sin embargo después de año y medio llegaron diferencias irreconciliables que rompieron el vínculo sagrado, pero no el amor que se tienen, logrando mantener su relación al devolverla al noviazgo. Sí, ella vive sola y él solo, se hablan, se visitan y se quedan juntos los fines de semana. Lo curioso es que les ha funcionado. 


Ustedes me dirán… – Noooo Pineda, viejo jijuepuerca resentido, por eso anda solo y nadie lo quiere porque no se compromete – Y yo les diré que tienen razón, ese no es el tipo de compromiso que yo quiero, yo no deseo estar obligado por la vida y amarrado a un anillo de oro por el mundo siendo comidilla de una sociedad chismosa y prejuiciosa.

Noooo Pineda, viejo jijuepuerca resentido, por eso anda solo y nadie lo quiere por que no se compromete

Pero SÍ SIEMPRE SÍ me encantaría comprometerme ante esa que la vida se encargue de poner en mi camino, convencido de que aunque no sepa si vamos a estar hasta el final de nuestros días juntos, si me comprometo a que trataré de que cada día seamos felices mientras la vida y nuestro aguante nos lo permita, pero teniendo en cuenta claramente que siempre tendremos el camino de la despedida si así lo decidimos.

Y este compromiso no lo haría sino ante ella, en el lugar que corresponda, con Dios como testigo y sin gente que aplaude emocionada pero pensando en beber… Sería un compromiso de uno a uno. Estando convencido y sobretodo enamorado.

Por si acaso, le recuerdo que este es MI punto de vista, no pretendo que nadie se ofenda, y si su matrimonio es de ensueño y su hashtag fue tendencia ¡Bien por usted! De corazón lo felicito y deseo que así siga siendo por siempre.

Yo por mi parte advierto que creo firmemente en lo que escribí y que si la vida me tapa la jeta y termino tragándome estas letras frente al altar vestido de pingüino y temblando como gelatina será porque ella habrá ganado una gran batalla y eso solo confirmaría mi amor profundo reflejado en ese sacrificio.

Gracias por leer y el apoyo
Feliz semana

Por

Pineda.

(Visited 862 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Profesional en Medios Audiovisuales. Social Media y contador de historias tratando de dar a conocer mi versión de los hechos.

Más posts de este Blog

  • Bogotá

    Nuestra vida en redes

    Las redes sociales son para todos y definitivamente cambiaron el mundo. Nuestras vidas giran en torno a ellas hasta el(...)

  • Bogotá

    Vengo del siglo pasado.

    Soy de la generación que vio cambiar el mundo radical e inevitablemente. Una generación que tuvo que adaptarse y modernizarse(...)

  • Bogotá

    Miedo

    La verdad no sé cómo comenzar este texto, es una de esas cosas difíciles de contar debido a que tengo(...)

  • Bogotá

    Desde la barrera

    Son las 3 de la tarde y el matrimonio es a las 4 p.m., estoy sentado, quieto para que no(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

En este artículo encontrarás diez aplicaciones gratuitas que te ayudarán con el trabajo.(...)

2

Realicen este experimento con bicarbonato para bajar el abdomen. Ayuda a determinar si(...)

3

Teólogo Fabián Salazar Guerrero. Director Fundación INTERFE.   La espiritualidad es un(...)

0 Comentarios
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar