Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Como buen demócrata hago el llamado para que el próximo domingo salgan a votar. Incluso como decía un amigo, ir a votar con una escafandra que nos aísle de las consecuencias nauseabundas de votar en un país como Colombia. Ahora bien, se puede ser demócrata sin terminar siendo iluso.

Las opciones que polarizan a Colombia al tenor de las encuestas no nos plantean dos proyectos de país, sólo resolverán el dilema entre el uribismo militar o el uribismo diplomático. La cuestión radica en que éstas elecciones quedaron atrapadas en la figura de un hombre que absorbe cual agujero negro todo lo que se le cruce en el camino. No es nada nuevo ya lo sabemos, el caudillismo corrosivo en Colombia hace parte del legado colonial, le permite a la sociedad delegar responsabilidades al punto de desentenderse para luego criticar. Puede que incluso genere algún tipo de éxtasis la figura del líder para que la gente entregue su voluntad tan incondicionalmente a un individuo, eso y la compra de votos que digámoslo de alguna manera, «afianza» los liderazgos.

El panorama es desolador, salvo Clara Lopez a quien sólo se le puede endilgar con Uribe una relación sentimental de vieja data, que sirve exclusivamente para la anécdota, el resto de candidatos son o han sido proyectados desde el gobierno de la Seguridad Democrática. Dos ex Ministros de Defensa, un ex Ministro de Hacienda y testaferro oficial de su legado y un ex candidato-delfín a la alcaldía de Bogota.

Todo parece indicar que a segunda vuelta pasarán dos representantes del uribismo, salvo que estemos en medio de una campaña encubierta del miedo para movilizar el voto moderado, eso lo sabremos el próximo domingo.

Por un lado está Zuluaga, versión oficial del ex presidente y que en los últimos días hemos visto tan genuino que ha logrado incorporar a su campaña aquellos métodos no convencionales de antaño, y si la justicia comprueba la veracidad de las pruebas, abiertamente delictivos. La misma actitud militarista y patriarcal a la que nos tuvo acostumbrados Uribe durante 8 años.

Por otra parte esta el candidato-Presidente. No tengo duda de que Santos no es Uribe en sus formas, es diplomático, aquí se aplica nítidamente la diferencia entre un gamonal y un señorito. Sin embargo el punto de divergencia se reduce al proceso de paz en la Habana, tema relevante sin duda pero no exclusivo en una agenda de país.

El gobierno de Santos materializó el modelo económico diseñado en la era Uribe. Los resultados para la economía del país, en concreto los TLC, han destrozado la pequeña y mediana empresa y nos han llevado a dos paros agrarios. Por otra parte la explotación minera y la producción energética (hídrica y fósil) nos han dejado en el segundo lugar después de la India como país con más conflictos ecológicos del mundo. No son temas menores, inciden directamente en la política social, la calidad de vida, el desarrollo sostenible y la distribución de la riqueza.

Independientemente de las caras de los contendores, no puedo dejar de ver la sombra de Uribe por todas partes, es inevitable sentirse en una versión actualizada de La Fiesta del Chivo de Vargas Llosa.

Estamos inmersos en una campaña electoral pobre en contenidos, mediatizada por los escándalos de los dos principales contendores, una campaña que en el mejor de los casos plantea el debate a favor o en contra de las tesis políticas del uribismo, y en el peor de los casos del uribismo militar de Zuluaga o el uribismo diplomático de Santos.

A pesar de todo ello sigue habiendo alternativas aunque no estén muy presentes en el circo mediático, yo sin duda la tengo Clara!. Nos queda una reflexión urgente para el día después de conocer quien será nuestro nuevo Presidente o Presidenta. ¿Ésta es la forma de ejercer y hacer la política que merece y necesita Colombia? 

@jc_villamizar

(Visited 74 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Interesado en ecologismo, feminismo, política y reflexiones que rompan el pensamiento único. Buscando en las rebeldías al ser humano universal. Consultor en migraciones forzadas, proceso de paz y pedagogía, participación ciudadana y víctimas en el exterior

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Pirómanos

    Al ELN no se le ocurre otra cosa que apagar un fuego con gasolina. La noticia confirmada por los(...)

  • Colombia

    Tauromaquia: el amo que llevamos dentro

    Un par de horas antes del tercer encierro en la plaza de toros de la Santamaria, en el café(...)

  • Colombia

    El problema de la paz es la palabra

    El momento no podía ser más dramático. El profesor Correa de Andreis, ilustre hijo del Caribe, académico, defensor de(...)

  • Colombia

    Lo que nos jugamos en La Habana

    Tenemos dos opciones para entender lo que está en juego en La Habana. La de Elizabeth que pudo hablar de(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Convalidaciones III – La decepción del año Dentro de la lista(...)

3

Hace unos días tuve el gusto de conversar con Rosa Tous,(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar