Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El glifosato en Colombia ha sido catalogado como la fórmula mágica para dejar de ser el primer productor de hoja de coca y cocaína del mundo. Un sueño que arrancó en 1994 mediante la aspersión aérea con el Programa de Erradicación de Cultivos Ilícitos (PECIG) cuando por el mismo año, el Consejo Nacional de Estupefacientes reglamentó su uso.

En numerosas ocasiones se ha demostrado el impacto contra la salud y el ambiente de este herbicida y, a pesar de ello, su uso fue generalizado en todo el país, hasta octubre de 2015 cuando se prohibió la aspersión por un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que le dio la calificación de “probablemente cancerígeno para humanos” y por un fallo de la Corte Constitucional cuyo llamado fue restringir su uso ante los posibles riesgos.

Hasta ese momento, el Ministerio de Salud, en cabeza de Alejandro Gaviria, abrazó esta decisión por la evidencia disponible. Para esa época, la revista científica The Lancet Oncology publicó los resultados de la Agencia Internacional para la Investigación en Cáncer (AIRC) donde se concluía que la exposición a este herbicida podría estar relacionada con la aparición de Linfoma no Hodgkiniano en humanos. Inclusive señaló que en los experimentos hechos en animales se aumentó la probabilidad de enfermedades como carcinoma tubular renal, tumores en piel y adenoma pancreático.

Tres años después, el escenario es otro. Se decidió desde la administración de Juan Manuel Santos ante la alerta de la Casa Blanca, quien reveló un aumento del 11% de cultivos ilícitos en Colombia durante 2017,  retomar el uso del glifosato, añadiendo en esta oportunidad el uso de drones para su distribución. ¿Acaso no era el glifosato posible cancerígeno?

El problema ahora no es el glifosato sino la técnica con la que se distribuye

Con estudios científicos a favor o en contra y nada concluyentes, el discurso ha cambiado. Inclusive en la administración Duque. Ahora se habla del herbicida como algo exitoso, ya que por medio de drones la aspersión llega a más hectáreas con menos recursos. Se ha dicho que es mucho más barato, porque con el método tradicional la erradicación costaba $6.000.000 y con el uso de drones solo costaría $600.000 y un solo dron tendría la capacidad de erradicar tres hectáreas en un día.

Es decir que el problema ahora no es el glifosato sino la técnica con la que se distribuye.

El glifosato de ahora:

La postura del nuevo jefe de cartera de salud, Juan Pablo Uribe, en el debate de control político en la comisión segunda del Senado va precisamente en la línea de la técnica. Ha dicho el ministro: “aquí no hay un potencial impacto sobre comunidades u otros civiles u otras personas que son el objeto de interés de la defensa de la salud pública, como sí se da en otras técnicas”.

En el discurso de Uribe, el glifosato es reconocido como de bajo riesgo y sin un potencial impacto. Prácticamente “saludable” porque también señala que los riesgos son mitigables.

A esto hay que sumar las declaraciones del nuevo embajador de Colombia en los EEUU, Francisco Santos, quien ha pedido a la Corte Constitucional entender que el herbicida debe regresar porque es la única solución. Ha dicho: “no hay otro producto que sea efectivo como el glifosato”.

Dar un giro de 360° sobre el concepto de este herbicida en Colombia es dar la espalda por un lado a investigadores de salud pública a quienes ofende que se afirme que por el solo hecho de no tener estudios experimentales en humanos sobre lo nocivo del glifosato, se diga que es seguro o “saludable” y se defienda su uso. También es dar la espalda a la realidad. Existen casos haciendo fila en los tribunales de EEUU (California por ejemplo) donde trabajadores reclaman que por culpa de la exposición por años al glifosato, hoy padecen enfermedades como  cáncer terminal. Basta con recordar el caso del jardinero Dewayne Johnson a quien Monsanto deberá indemnizar con 289 millones de dólares. Noticia que el mundo conoció hace tan solo 30 días.

Ahora bien, ¿dónde queda el principio de precaución? Si bien es cierto, la lectura del gobierno colombiano a 2018 es que el glifosato es un problema más de forma que de fondo, no se puede desconocer que el mundo, a pesar de la alerta de la OMS con el herbicida, no tiene consenso entre lo bueno o lo malo de su uso (cada quien tira por su lado). Entonces por qué no pararse en el punto medio y explorar otras posibilidades. Bolivia podría ser un consejero en este tema. Este país ha logrado reducir y tener control de sus cultivos de coca sin disparar un tiro y sin recurrir a las fumigaciones.

Un tema con tanto de largo, como de ancho y donde le queda al Ministerio de Salud como mínimo la tarea de fortalecer la capacidad del sistema de salud de cubrir los riesgos a los que se exponen  trabajadores que vayan a manipular este herbicida. Vincular a las Aseguradoras de Riesgos Laborales (ARL) y brindar un plan robusto de prevención. Así mismo vincular al ministerio de trabajo y tener claridad de que este químico debe ser incluido en la tabla de enfermedades laborales que apuntan al cuidado de la salud colectiva.

“No tendremos el peligro de que la aspersión cause daños” dijo Juan Manuel Santos en su momento. Amanecerá y veremos.

 

Por: Alexander Tique Aguilar.

En Twitter: @AlexanderTiqueA

(Visited 2.753 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Enfermero de profesión. Mis opiniones las transmito sobre temas de salud en el programa radial “El Monitor de la Salud” y en este blog. #SinExcusas

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Soy costeño. Hablo fuerte, digo malas palabras, carezco de diplomacia y(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

La pandemia no solo nos trae de cabeza con las dificultades(...)

13 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. El glifosato es perjudicial para los seres humanos. En consecuencia, debería ser controlado y eliminado en todos los ámbitos y cultivos. Desconocemos cuántas víctimas del DDT (utilizado durante años para combatir al mosquito transmisor del paludismo) hubo en Colombia. Ya no usamos DDT y los zancudos se eliminan de otra manera: evitando los depósitos de aguas limpias, su criadero y utilizando otros productos. El narcotráfico y su globalización es producto de existir una demanda incontrolada en los países desarrollados, del altísimo precio aupado por la prohibición y de la corrupción de las autoridades en todo el mundo. Las toneladas que entran a USA, no pasan en pequeños submarinos o en el aparato digestivo de las mulas, dicen las buenas lenguas, que entran por los aeropuertos militares. ¿Cuántos capos gringos están en las cárceles? No es creíble que los mexicanos y colombianos seamos tan diligentes y excluyentes en un negocio que mueve billones de pesos, muchos de ellos por los bancos gringos.

  2. Monsanto no solo vende semillas trasngenicas que en si ya tienen consecuencias si no que tambien utilizan fertilizantes y control de plagas toxicas. El tema no solo deberia revisarse en la disminucion de cultivos ilicitos sino en la produccion agricola en general. Hay suficientes estudios no solo americanos si no serios de Francia y Espana y mas paises de Europa que no podemos ignorar.

  3. yo no se porque sera,pero hay in refran que dice: si estan afeitando a tu vecino ,pon tu barba a remojar,aqui cuando quieren sacarle el cuerpo a algo supremamnte cierto te dicen: yo no soy cientifico yo digo lo que dicen otros y hasta cuando no aparescan los muertos yo me siento en la palabra,pareciera que los ecuatorianos que muchos tildan de no muy inteligentes, nos dan mas caldo que pescao,en el tema ambiental y pior si las moscas , no fumigant punto,cuando fue la ultima vez que pacho cogio in asadon para sacar maleza?que Bueno gritar desde palacio,asi cualquiera dice el gran Combo de P.R.saludos amigo desde Miami para el Tolima,mi gente.

  4. gonzalomenese0513

    quiero que alguien me explique lo siguiente: por que el glifosato es dañino y muy perjudicial o sea un veneno terrible para el ser humano y demás especies que se encuentran en la naturaleza cuando es con el fin de acabar con la coca, cuando es con el fin de fumigar el sorgo, el arroz, la papa y otros cereales fumigacion que también se hace por aspersión área sobre todo en el arroz y el sorgo, que son elementos para la alimentación y supervivencia del ser humano no es dañino.

  5. Es increíble que el gobierno en una actuación facilista autorice nuevamente el uso de glifosato, para entre comillas salvar no se cuantos adictos gringos a costillas de la salud de gente colombiana inocente, honesta y trabajadora.

  6. El glifosato (Raundup) se usa a diario y por toneladas en cultivos de cosas que consumimos, entonces porqué no usarlo en la coca. Pero claro, aquí lo significativo y verdaderamente importante es hacerle la «guerra» al gobierno actual y no al narcotráfico. Realmente aquí nadie está pensando en si es tóxico o no, sino en llevarle la contraria a quien propone retomar ese método. Son tan brutos que hasta promulgan que se pueden erradicar 200mil hectáreas a mano. O que funciona más ofrecerles alternativas a quienes cultivan la coca. Como si esas teorías no sumaran más de 30 años de fracaso.

  7. @andres376227. Dudo mucho que el glifosato solo ‘caiga encima’ de las personas que siembran coca. En muchas de esas areas viven niños y ancianos. Y ni hablar de las zonas que tambien van a ser afectadas debido a los quimicos arrastrados con el agua de lluvia. Nuestros productos agricolas muchas veces estan sembrados cerca a estos cultivos para ocultarlos, quien va a garantizar que las frutas que consumimos no tengan rastros de glifosato? Vamos a tener un aumento casos de cancer en nuestro pais en 10 o 20 años sin saber por que? La fauna tambien se ve afectada con estas fumigaciones y los rios se contaminan llevando la contaminacion a otras poblaciones. Pero a quien le importa los campesinos de esas zonas, o los niños, o los animales 🙁

  8. El anterior ministro padecio un cancer y tiene razón al descalificar su uso, el actual…¿deberá enfermarse para que tambien declare que puede ser peligroso y no se deba usar? Lastima que nuestros dirigentes solo piensen en erradicar sin pensar en nada mas ni personas ni medio ambiente

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar