Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

A Lilimaría…

Esto no debió pasar de ser un susurro en el oído. Si acaso una cartica perfumada. Pero qué se le va a hacer, me ganó la necesidad de contar, de decir, de hacer saber, como si no bastara con que ella lo supiera.

No soy un hombre viejo, ni mucho menos. Si acaso un acumulador de años, un ser humano al que los miedos infantiles se le convirtieron en cuentas por pagar o en los dedos grandes de un urólogo.

La vida da muchas vueltas y en una de esas se me extravió el sueño de querernos para toda la vida, tal vez por falta de energía, tal vez por falta de cariño. Y llegó la soledad, que de alguna manera me vino bien. Me acostumbré a dormir con medias, a bañarme solo, sin más distracción que sentir caer el agua al suelo, a mal comer, a dormir atravesado, a uno que otro polvo mal echado y sin memoria y un poco a hacer lo que la gana diera.

Dicen que los separados, un poco vintage, un poco locos, un poco tostados, un poco gastados, tenemos cierto encanto. Somos como esos soldados que vuelven de la guerra sin más condecoraciones que una que otra cicatriz en nuestra alma, con una edad que nos permite pasearnos por el mercado del usado, sin más pretensión que después de un tiempo nos otorguen la plaquita de “ clásicos y antiguos”. Nuestros amigos nos invitan a todo, con la esperanza de casar a la amiga bigotuda y ya nada de lo que digamos o hagamos, produce algún escándalo. O por lo menos, poco nos importa . Y así vamos caminando por la vida, sin mayores sobresaltos, esperando que las hijas se casen o nos den un nieto, acumulando millas y también semanas para lograr una pensión y viendo caer el pelo y la barriga.

Y es en medio de esa tranquilidad pasmosa que aletarga, cuando uno cree que la vida está resuelta, cuando uno siente que el partido ya se acaba, que aparecen las tormentas, primero en forma de llovizna y luego en forma de aguacero. Un huracán que nadie espera, que enreda todas tus certezas para convertirlas en dudas e inquietud. Uno no lo ve llegar, no lo ve venir. Ni siquiera lo presiente, pero como en Cien años de Soledad, nos llega una segunda oportunidad en esta tierra, esta vez vestida de entusiasmo.

Enamorarse a esta edad no es más que superar los miedos, pero no resulta fácil distinguir la gastritis de las mariposas en el estómago. Es recomenzar, deconstruir, como dicen los chefs contemporáneos, vencer las taras, apagar los titubeos, llenar todos los vacíos, tapar todos los huecos, mitigar todas las vacilaciones, calmar todos los desasosiegos, con la esperanza que esta vez sí sea para siempre o por lo menos mientras dure. De pronto no será como el de Fermina Daza y Florentino Ariza que escogieron el amor como la mejor forma de morir dignamente, pero sí un amor tranquilo, con uno que otro sobresalto, con la vitalidad que dan los años y la energía que da la madurez.

Me perdonarán el desahogo. Sé bien que no debió pasar de ser un susurro en el oído. Si acaso una cartica perfumada. Ella ya lo sabe, pero yo sólo quería repetirlo…

@malievan

(Visited 267 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Vida

    Estropicios

      Sabotaje es una de esas palabras que siempre llevan su estropicio, su ruido. Implica un plan, un procedimiento,(...)

  • Opinión

    Burócratas de secta

    La mitad de los problemas colombianos surgen de nuestra tendencia a la lambonería y al sobachaquetismo. Nuestra personalidad bipolar,(...)

  • Opinión

    Yo

    En medio de nuestra misma mismidad, todos tenemos una opinión. El problema es que sentimos que es inmejorable y(...)

  • Vida

    ¿Creer o confiar?

    Se parecen tanto, que muchos creen que son  iguales, pero son tan distintas como un chino y un japonés,(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

A través de campañas de información y concientización dirigidas por organismos(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar