Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Por muchos años te pedí muchas cosas, porque mis sueños de niño y mis fantasías de juego, me llevaban a pensar en los maravillosos momentos que podría tener con esos juguetes, con mis hermanos y amigos.

Escribía cada carta con mucha pasión y amor, con colores y cuidando la letra, y comenzado siempre pidiéndote paz para el mundo y para mi país, y por muchos años me pregunte por qué los juguetes llegaban tan fácil, pero lo que siempre pedía no llegaba.

Hoy, ya mayor, sé que no te escribo hace mucho, y que mucho menos lo hago para pedirte algún juguete o antojo, porque he comprendido que dar es más bello que pedir, y luchar por lo que se quiere, es más valioso que esperar que algo pase.

Hoy, te escribo, porque después de más de 40 años, vi como la paz comenzó a llegar. No llega a borbotones, pero siento como va inundando la cotidianidad de todos, y en particular la de los soldados, que si bien hoy no estarán con sus familias, no tendrán el manto del miedo cubriéndolos, sino una noche estrellada, donde la luna y las estrellas les llevarán las sonrisas de sus seres queridos.

Quizá en todos estos años no me di cuenta, y es posible que llegaran pequeñas cosas de paz a mi vida, en la de mi familia, la de mis amigos y de la muchos otros que no conozco; hasta ahora comprendo que al pedir la paz, no es un regalo para mí, sino para todos y quizá era necesario que todos lo pidiéramos al mismo tiempo, y que esta estaba llegando hace mucho, pero yo no tenía como darme cuenta.

Hoy veo en los ojos de mis hijos la ilusión de escribirte, y veo como ellos mismos siguen pidiendo ese deseo, ese sueño, ese regalo, que nuestro país clama desde hace tantos años. Afortunadamente, miles de niños hoy pueden estar con sus papás esta noche, porque alguien tomó la valiente decisión de callar las armas, y dejar solo esas de juguete, que nos sirven para jugar, defendiendo valientemente el bien sobre el mal.

Hoy mis hijos esperan ansiosos sus juguetes, libros, colores y sueños, y sienten como esa paz que han pedido desde pequeños, se suma a la que pedimos millones de colombianos por años, y que este año pasaron del papel de las cartas que te escribimos, a ser una realidad se construye paso a paso.

Gracias, quien quieras que seas y donde quieras que estés, gracias porque comenzamos a vivir en paz.

@consumiendo

www.camiloherreramora.com

(Visited 1.032 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Me gusta ser Colombiador. Tener actitud de pensador, madrugador, preguntador, inquisidor de la realidad colombiana. Estas serán mayormente cortas reflexiones sobre la realidad y cotidianidad que nos atañe. Este blog hablará de todo: Economía, Política, Mercadeo, Consumidor, Moda o lo que sea; lo que acá escribo son mis opiniones, no las de RADDAR, y agradezco sus comentarios, porque creo que su opinión es muy importante, no obstante, lo único que le pido es respeto al hacerlo, porque me he puesto la meta de escribir continuamente , y quiero aprender de ellos. No soy Liberal ni Conservador, ni de arriba ni de abajo; No soy Gavirista, ni Samperista, Ni Pastranista, Ni Uribista, Ni Santista, Soy Economista, Economista comprometido, Filósofo convencido y Marketero enamorado, que cree que estamos para lograr la satisfacción del consumidor ; Fundador de RADDAR y actualmente metido de fondo con el proyecto "Colombia no es´tamal".

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

No puedo dejar pasar este tema del agua sin preguntarme: ¿y(...)

2

Quizás eres como yo, de esos que siente que marchar es(...)

3

  Una “smart home” u hogar inteligente es una residencia que(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Fortunoso Camilo a quien el Dios chiquito le ha cumplido sus deseos. Yo sigo sin ser beneficiado por él. Quizá me quede esperando hasta siempre que cumpla mis deseos y aparezcan abogados que no se crean los dueños de la Política; políticos que no roben tanto ni sean tan cínicos o soberbios; periodistas que no sean tan mamertos o verdaderos mamertos que no se crean de criterio infalible; ultraderechistas que no sean tan rabiosos, codiciosos y mentirosos; izquierdistas que no sean tan astutos e hipócritas como lo manda el marxismo-leninismo y sepan que China y Rusia son Capìtalismo de Estado y que Putin es un nacionalista anticomunista; jueces y fiscales que no sean facilmente comprables y centristas casi anarquistas que vomitan sobre todo el mundo menos contra su propia madre, que debió haber sido una joyita para parir semejantes monstruos antitodo y pronada. Definitivamente, el Chiquito Dios me ha olvidado.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar