Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Con tres kilos de más y ya con la nostalgia de la partida, encuentro el dicho que dice las cosas se parecen a su dueño bastante certero en nuestra Colombia. He encontrado varias cosas en las que nos reflejamos. Objetos que muestran más que cualquier símbolo patrio el verdadero carácter nacional. Como el asunto me salió largo, lo dividiré en un par de entradas.

Espejo uno: medios de transporte

Ni en avión nos salvamos de los trancones. No más llegar al aeropuerto y ya nos toca 20 minutos en tanto que hay trancón. La razón, no hay disponible un espacio para desembarcar. Tenemos dos por delante. El Nuevo Dorado, nombre para un aeropuerto apenas arregladito —cabe el diminutivo—. Este es un país en donde las cosas se hacen siempre a medias, a la mitad, pocas veces se piensa en grande. Estamos pintados: a pesar de estar recién inaugurado ya hay congestión. El capitán nos dice: «Bienvenidos a Bogotá» (!). Al fin nos bajamos.

Al recoger las maletas le preguntamos al señor que cuida los carritos para montarlas dónde es la salida: «Allá en esa fila que se ve». Otro embudo, uno que han sabido montar los funcionarios de la DIAN para recoger la declaración de ingreso de bienes. Me acuerdo que antes funcionaba un poco más ágil con el semáforo activado con un botón. Hoy son dos personas que reciben los papeles y seleccionan a los que van a revisar a ojímetro. Nosotros tan afanados por el cómo nos vean los demás, pues esa es la primera impresión que se le da al visitante.

Muchas personas ofreciéndome llevarnos: el rebusque. La desconfianza que renace. Una señorita de chaleco amarillo me pide que la siga hasta la latica de atún amarillo que presta el servicio de oficial. Si logramos imaginarnos a estos carritos fueran un transformers serían la versión colombiana de bumblebee buchón. Porque como si el amarillo le quedara bien a todo el mundo, nuestro uniforme es la camiseta de la selección Colombia y no hay día en que al menos a 11 barrigones forrados en ella florezcan por ahí. La breva en el arequipe está al ver a estas delicias en versión paseo cuando complementan el ajuar con una bermuda de baño o una sudadera. Me distraje.

Entonces, así, chiquitico, con afán, la bestia va a una velocidad más alta de la que se permite en carretera. Al llegar a donde me quedo —apartamento cedido por un pana— el amable chofer me cobra el recargo navideño por derecha. Se me olvidaba que acá el transformer es de taxi a ‘avión’.

La señora que nos espera en la casa de mi amigo, que nos atiende como si fuéramos sus hijos: nos muestra la casa, nos da comida, se ofrece a ayudarnos con los niños, cama, toallas. Mejor que hotel cinco estrellas. Es mejor tener amigos que plata y con algunos uno es sencillamente millonario. Les pido perdón a los que rechacé —no se me deliquen por favor—.

La agencia de viajes Online —a la que toca llamar para confirmar todo— nos recomiendan llegar tres horas antes de la salida del vuelo. Como si voláramos a N.Y. pero vamos a Neiva York. Igual llegamos dos horas antes. Los niños nos evitan la fila y la señorita del counter nos dice que la salida del vuelo tiene un retraso de dos horas. Las dos empanadas feas y recalentadas en microndas por 5 mil y pico de pesos, sentarse en la incomodidad de la plazoleta de comidas a ver la pantalla que casi nos hace perder el vuelo porque no aparece bien la información. «Es que toca preguntar señor». Otra vez ahí retratados: en cuando el tiempo de los demás no importa y siempre hay excusa, mal informados por los que nos deberían tener al tanto. En fin, que de todo se debe desconfiar acá.

Ve, ¿cómo es que vas con eso de la tolerancia?

Pase con confianza: Los otros e Historias cotidianas

Relatos en: El Galeón Fracaso

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 2.5 Colombia.

(Visited 129 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

La curiosidad me llevó a probar y a seguir probando. Ella trajo al cine, la música, los libros, la filosofía y la voluptuosidad. Así fue como de ingeniero electrónico llegué escribir y trato de no perder la elegancia en ello. Mi principal derecho: contradecirme.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Tetas y posmujeres

    Fue hace apenas poco más de veinte años cuando me enteré que había que regalarle una rosa a la(...)

  • Entretenimiento

    Arte y política

    En menos de dos semanas, y en diferentes capitales de Occidente, han ocurrido eventos significativos dentro del ambiente cinematográfico.(...)

  • Mundo

    Organicémonos

    La primera semana del nuevo presidente de EUA ha dejado clara la verdad que hay en la frase: “Es(...)

  • Mundo

    El Baile

    En un tiempo de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario. George Orwell   Algunos de los(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

[caption id="attachment_1137" align="alignnone" width="1600"] Rubby Haddock en escena, en Las Leyendas(...)

2

En esta ocasión, una entrevista con una experta en relaciones públicas(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

9 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. maraver1112

    Es mejor tener amigos que plata, totalmente de acuerdo también lo de las cosas se parecen a su dueño, e incluyo decir que la forma en la que vemos el mundo determina como nos va en la vida, por eso quiero hacer dos comentarios que de pronto te ayudan a mirar las cosas de otro modo:

    Aeropuerto apenas arregladito… http://www.aeropuertosdelmundo.com.ar/americadelsur/colombia/aeropuertos/el-dorado-comentarios.php (Dejo una página que no es colombiana para que no piense que son comentarios sesgados).

    Estar en el aeropuerto tres horas antes del vuelo…
    Realizar check-in en internet, imprimir el pasabordo y no cargar maleta como si tuviera que cargar con todas sus cosas a todas partes, una simple maleta de mano permite llegar al vuelo con 45 minutos de anticipación.

    El tema no está en criticar las cosas, está en ser responsable, organizado y respetar a los demás. cada día somos más personas y cada uno debe poner de su parte porque al final vivimos en comunidad y lo mínimo es hacerse responsable o estar pendiente de sus propias cosas.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar