Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
‘Albeiro Córdoba’, comandante de las Farc, le escribe lo siguiente a ‘Jojoy’ en uno de los tantos correos extraídos de computadores obtenidos por el Ejército y la Policía:

“Camarada: uno de los problemas que más están afectando al frente son las deserciones en el Ariari (…) Lo curioso es que son las parejas, hombre y mujer. Esto se discutió en la reunión y se concluyó que era problema del mando (…) Lo grave es que esa situación no ha parado; aprovechando la estadía de Camilo le orienté que se pusiera al frente y pusiera a esas unidades a estudiar los documentos de Farc y examinara cuál es la raíz del problema. (…) A los camaradas, mucha disciplina para aplicar las normas y hacerlas cumplir. Si el problema está en las parejas, hay que separarlas (…) Que los comandantes reporten quiénes tienen compañera y los reubiquen, que queden prohibidas las relaciones en las compañías y al que incumpla, le aplican la norma (…) el descalabro tiene que parar. Que los informes no tengan más casos de deserciones bajo ningún motivo.”

Y lo siguiente es de 1984, novela de George Orwell. Winston es el personaje principal, y miembro del Partido, como todo el mundo:

“Cuando estuvo con aquella mujer, fue la primera vez que había caído Winston en dos años aproximadamente. Por supuesto, toda relación con prostitutas estaba prohibida, pero se admitía que alguna vez, mediante un acto de gran valentía, se permitiera uno infringir la ley. Era peligroso pero no un asunto de vida o muerte, porque ser sorprendido con una prostituta sólo significaba cinco años de trabajos forzados. (…) Tácitamente, el Partido se inclinaba a estimular la prostitución como salida de los instintos que no podían suprimirse. Esas juergas no importaban políticamente ya que eran furtivas y tristes y sólo implicaban a mujeres de una clase sumergida y despreciada. El crimen imperdonable era la promiscuidad entre miembros del Partido. Pero (…) era casi imposible imaginar que tal desafuero pudiera suceder.

La finalidad del Partido en este asunto no era sólo evitar que hombres y mujeres establecieran vínculos imposibles de controlar. Su objetivo verdadero y no declarado era quitarle todo placer al acto sexual. El enemigo no era tanto el amor como el erotismo, dentro del matrimonio y fuera de él. Todos los casamientos entre miembros del Partido tenían que ser aprobados por un Comité nombrado con este fin Y -aunque al principio nunca fue establecido de un modo explícito- siempre se negaba el permiso si la pareja daba la impresión de hallarse físicamente enamorada. La única finalidad admitida en el matrimonio era engendrar hijos en beneficio del Partido. La relación sexual se consideraba como una pequeña operación algo molesta, algo así como soportar un enema. Tampoco esto se decía claramente, pero de un modo indirecto se grababa desde la infancia en los miembros del Partido. (…) Los nietos debían ser engendrados por inseminación artificial y educados en instituciones públicas. Winston sabía que esta exageración no se defendía en serio, pero que estaba de acuerdo con la ideología general del Partido. Éste trataba de matar el instinto sexual o, si no podía suprimirlo del todo, por lo menos deformarlo y mancharlo. No sabía Winston por qué se seguía esta táctica, pero parecía natural que fuera así.”

Cualquier parecido con la realidad…
 

dancastell89@gmail.com

(Visited 118 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La canasta familiar de los Aguirre Bernal   Un sábado de(...)

2

Una caverna de impresionantes dimensiones ha permanecido escondida entre montañas durante(...)

3

Hay muchos factores que llaman a reevaluar el límite de edad(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Reydeltiempo

    Robespier, el pulcro en el vestir y en el hablar, de la revolución francesa…llegó un día, a la para él genial idea, de convertir en virtud el terrorismo; virtud necesaria para salvar la revolución, decía él, y decapitaba semanalmente a más de 800 personas, hasta que le llegó la guillotina a su propio cuello. De lo cual se infiere, que los promotores ideologos de cualquier revolución, no son otra cosa que una manada de maníacos paranóicos, incapaces, con relativo poder para hacer sufrir por el terror a los pueblos, hasta que les llega la guillotina, la horca o el paredón de sus propios paisanos.

  2. dancastell89

    JHON8338,

    lo que dice sobre la novela es verdad. Como puede imaginarse, no estimo ni creo que este personaje Jojoy sea de estimar (no sé por qué lo dice…). El hecho es que, cuando leí el artículo en el que aparece el texto de los correos, no pude evitar relacionar esa prohibición de contacto sugerida por el guerrillero con la política de separación de los sexos presente en 1984. Con esta pequeña entrada no pretendo otra cosa que resaltar el parecido entre estas dos determinaciones.

    Muchas gracias por su comentario.

  3. Mi viejo con todo respeto, me parece por lo poco que he leído de 1984 que más bien hace referencia al control del estado, un estado que determina la moral de los ciudadanos. Acuerdese que se mencionan cuatro ministerios: el del amor que usted utiliza como base para su columna, el de la paz, el de la abundancia y el de la verdad. Incluso hace referencia a los personajes mesiánicos que son las encarnaciones de los ideales de los partidos y a ese partido deben pertenecer todas la personas. Jojoy no pasa de ser un asesino, traficante, y que utiliza el terror como única arma para mantenerse vigente, ahora no veo que nadie en el país estime a este individuo o vea en él modelo de algo a seguir. Por eso me parece que usted descontextualiza cierto tramo de la novela para aplicarla en columna, por supuesto es mi opinión que podría estar equivocada y que si la menciono es para que si usted lo considera pertinente vaya más alla. Queda abierto el debete en todo caso…

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar