Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Leía hace tiempo que en texto original de La metamorfosis, de Kafka, el personaje principal no se llamaba Gregorio, sino Gregor. El hecho me dolió, porque con respecto a los nombres soy un purista; creo sinceramente que no deben traducirse.

Supongo que se debe a la Biblia el hecho de que exista una buena cantidad de nombres “traducibles”, con lo que quiero decir que fácilmente es posible encontrar equivalentes en otros idiomas para nombres como Daniel, María o David. Algunos son un poco más complicados, como Juan y Jorge, pero aun así se encuentran (por lo menos en inglés) nombres típicos de cada país que se utilizan como reemplazo de los originales, en el caso de una traducción.

Pero, ¿qué tiene de malo traducir un nombre?

Nada, si lo que interesa es comunicar rápidamente las cosas. Pero si se trata de mantener la fidelidad de la información, existe un problema. Si lo que se traduce es una palabra, las letras cambian pero se mantiene el significado. Ahora; si la palabra en cuestión es un nombre, ¿significa algo? Más allá de los supuestos significados de algunos nombres, no es usual que utilicemos palabras como “Óscar” o “Fernando” para significar. Quiero decir, que una casa es “un edificio de una o pocas plantas destinado a vivienda unifamiliar“, pero, ¿qué es “Diana”? ¿Qué significa “Jaime”?

Ya que los nombres propios de la gente no son palabras que contengan un sentido propio que sea general, no veo por qué deberían intercambiarse todos los “Peter” por “Pedro”, o los “Carlos” por “Charlie”. ¿Qué me dicen de “Bruno Díaz” (Bruce Wayne)…?

PD: Veo que la gente se adhiere a las campañas de corrección en la vía pública, y me parece bien. Pueden encontrar más información aquí, aquí, aquí y ésta, que es especial.

PD2: Vean más nombres de personajes de cómics traducidos en el comentario de osan77.

PD3: ¿Cómo se me pudo olvidar? Como dicen los comentaristas juancartagena2007 y kokijavier, la pregunta de si se deben/pueden traducir los nombres aplica especialmente para nombres de ciudades y de personajes históricos como reyes y zares, etc. Parece que este rango de nombres contiene a todos los nombres propios.

¡Muchas gracias a todos por sus comentarios!. Cada uno le da más y más sentido al blog.

(Visited 358 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Cualquier amante de la economía o en general de cualquier ciencia(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

21 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Muy bueno este artículo, sus comentarios y comentaristas muy chistosos, no se si viene al caso pero que tal los nuevos nombres que se han venido utilizando en las nuevas generaciones, influenciadas por la televisión, otros idiomas o por sus artistas preferidos. Como por ejemplo: Usnavy (USA-Army), Farewell (Bye), Lady Luvina (Lady), Dulzaina (harmónica)

  2. Interesante tema pero no hay un consenso sobre cómo o cuándo traducir un nombre. Siempre hemos hablado de la reina Isabel II (Elizabeth II), Londres (London), Nueva (New) York, Venecia (Venize) y recuerdo que antiguamente se decía Pekín (Beijing) y recuerdo también a mi profesor de historia hablándonos de Guillermo el Conquistador (William the Conqueror). Nunca se han traducido nombres como William Shakespeare, Albert Einstein, Al Pacino, etc.

  3. JuanCartagena tiene toda la razón: la traducción de los nombres yá es parte de la historia por muchas razones. Una de ellas es sin duda que más y más público está familiarizado con el inglés y no es necesario traducir los nombres.
    Otra situación es que se le aplican las reglas fonéticas del inglés a los nombres de todo el mundo: Los menos jovencitos recordarán el rollo de tratar de pronunciar el nombre del tenista sueco Björn Borg a la inglesa: imposible, cuando en realidad la pronunciación sueca es relativamente más simple: Bio’n Bori.
    Y por supuesto, la gran estrella del tenis no hubiera tenido tantos admiradores si lo hubieramos llamado Oso Burgo.
    Pero bueno, una cosa a la vez…..

  4. Está muy interesante este post. Me pasó con el nombre de nuestro país una vez en una exposición canina en el estado de Washington. Al entregarme la escarapela decía “B. Columbia (CA)” y yo les dije que estaba mal que era Colombia con “o”, un país y no una provincia canadiense. La niña de las escarapelas encontró el de “Columbia D.C.” y me dijo que daba lo mismo, con una sonrisa de “upps, tengo que contárselo a mis amigas”. El nombre de Colombia no aparecía en las bases de datos y me tocó quedarme con la de la “Colombia Británica” que es cómo se debería llamar en español y no como le decimos.
    Lo mismo pasaría con “la chica de las películas”, la de Columbia Pictures, que serían “Películas Colombia”, ja, ja, ja. Ella es sin quererlo un símbolo patrio robado, en el peor de los sentidos 🙂 :).

  5. Completamente de acuerdo. También detesto cuando traducen los nombres de ciudades…
    Nueva York = New York;
    Florencia (Italia, no Caqueta) = Firenze;
    Munich = München (con punticos -diéresis; o umlaut en alemán- en la U);
    La Haya = Den Haag (Holanda);
    Brujas = Brugge (Bélgica)
    y si fuera al revés como traducirían a Facatativá, Fusagasugá, o Cundinamarca ???
    Tenemos que agradecer cuando los gringos escriben Colombia en vez de Columbia…

  6. Si van a respetar el original de los nombres deben remontarse a su original. En castellano un buen porcentaje de las palabras y de los nombres provienen del Latín, al igual que en el inglés (70% del inglés es vocabulario latino), entonces a los “Peter” y “Pedro” deberíamos llamarlos “Petrus”, y a “Christopher”, “Christophoros” que a su vez proviene del griego “Christo” y el verbo “phero” con una mala transliteración, o sea, portador de Cristo.
    Juan, John, Giovanni, Jean vienen de la deformación del nombre Ioannes en latín. Cada lengua tiene vida y va evolucionando constantemente; las palabras se “deforman”, cambian, dependiendo del uso que se les da en cada región. ¿Han escuchado hablar a un chileno?

  7. De paso vi este comentario acerca de los nombres y me interese, y estoy de acuerdo, los nombres deberian respetarse en las traducciones literarias, pues en ocasiones como lo decian en los demas comenntarios la gente tiende aconfundirse con uno o mas personajes de las historias, cuando son el mismo, además esto ayuda a fomentar un poco más el conocimiento hacia las culturas foraneas y a no errar en sapiensa de personajes.
    Por favor, respetemos los nombres.

  8. Los nombres propios deben respetarse en su forma original. Bogotá debe ser Bogotá en español, en inglés, en chino, en japonés, etc.etc. William=Guillermo ? … a cuenta de qué ? O si no, entonces búsquenme el equivalente en inglés para el siguiente nombrecito que recientemente apareció en “El Tiempo” en un tema relacionado con la ortografía: Cleóbulo (Guzmán).

  9. kokijavier,

    opino lo mismo. Se debe respetar la originalidad de las palabras, especialmente cuando se trata de nombres propios. Y ya somos por lo menos dos; cuando pequeño me sucedía con Cristopher Columbus (Cristóbal Colón). Gracias por su comentario.

  10. whsandoval,

    es muy interesante lo que dice. El inglés es una lengua dominante en casi todo sentido; uno podría pensar que tiene una especie de “ego” lingüístico formidable, y ahora que leo lo que ud. dice me convenzo bastante. Quisiera ver la cara de un estadounidense cuando le diga que conozco a alguien que se llama **Nepomuceno** 🙂
    Gracias por su comentario.

  11. juan cartagena2007,

    aunque nunca he oído a alguien hablando de Jorge Washington, sí me parece importante recordar que esto de los nombres se refiere en general a los nombres propios. Gracias por su comentario.

  12. grimgasm,

    supongo que puede haber muchos impulsos, y como ud. lo dice, el político es uno bien fuerte. Y también los debe haber sociales, históricos, hasta caprichos de algunas personas…
    en fin. Gracias por su comentario.

  13. osan 77,

    muchas gracias por los datos. Sí, ciertamente es curioso ver que traducen a “Ricardo Tapias”… ¡y no traducen a Clark Kent! Y está bueno lo de Carlos Quesada 🙂
    Gracias por comentar.

  14. Muy interesante la cuestión. En lo personal yo prefiero los nombre originales; uno entiende muchas cosas cuando se da cuenta de como son en verdad los nombre originales; por ejemplo siempre creí que Isabel 1 de Inglaterra y Queen Elizabeth eran dos personas distintas; igual me pasó con Mary Stuart y María Estuardo o los Henry. Creo que eso bebería respetarse…ya nunca nos acostumbraremos a que el jefe Gorgory de la policía de Springfield es el jefe wiggun

  15. Deberian venir a los estados fronterizos del sur de EUA, en donde debido a muchos de los inmigrantes de Mexico y Centro America y uno que otro colombiano tienen como costumbre traducir sus nombres (Pedro = Peter, Henry = Enrique), o simplemente simplificarlos un poco para que suenen Norteamericanos ( Alfredo = Alfred, Alberto = Albert), los Norteamericanos creen que en otros paises latinos (Colombia) nadie se puede llamar William, Jhon, Richard, y no entienden o les es muy dificil aprender que en nuestro pais una cosa es llamarse William y otra muy diferente Guillermo, o Juan = Jhon, Ricardo = Richard, no se si esto pase tambien mas al norte de EUA…….

  16. juancartagena2007

    Con la velocidad actual de la informacion, los nombres han dejado de traducirse, porque se han convertido en algo de dominio publico. Nadie dirà, por ejemplo, Jorge Bush, aunque si se dice Jorge washington, y esto es, simplemente, porque el ultimo es una figura historica, asi que se dio un proceso de castellanizacion. En nombres de la realeza la cosa se pone aun peor, pero repito, el proceso de traduccion de los nombres esta llamado a desaparecer, a mi modo de ver. Aunque eso si, nadie jamas dirà LONDON por Londres. Londres es y Londres se quedo. Me gustaria saber como quedaria Bill Clinton. Acaso Vil Clinton.

  17. osan77 da un punto muy interesante: las traducciones no se dan porque sí, hay intereses detrás. El interés no solamente se resume en una condición de posibilidad de transformar al idioma de interés las palabras originales, sino a aspectos más allá de los fonéticos. Precisamente, lo lingüístico está cargado ferozmente de política. He ahí el buen asunto.

    ¿Traducir los nombres? Quizá preguntarnos qué impulso hay, verdadero, para hacerlo. Podríamos llevarnos mil sorpresas al respecto.

  18. Esto me recuerda los comics (historietas) publicados en los 70’s y 80’s que “traducían” el nombre de los héroes o personajes de apoyo por las políticas de enseñanza pública de Mexico en la época, asi tenemos nombre famosos como Bruno Diaz (Bruce Wayne-Batman) Ricardo Tapias (Richard ‘Dick’ Grayson-Robin 1) Inspector Jaime Fierro (Inpector James Gordon-El Comisionado de Policia de Gotham City) entre otros que se me escapan ahora, lo más curioso al respecto es que el nombre de Clark Kent (Superman) nunca lo tradujeron al español, seria por lo menos curioso haber leído sobre las aventuras de “Carlos Quesada-Superhombre” jajajaja

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar