Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Diez días han pasado desde que Nicolás Maduro, Presidente de la República de Venezuela, decretara el estado de excepción en seis municipios del Estado limítrofe de Táchira junto al cierre indefinido de la frontera con Colombia, debido al intento de asesinato que supuestamente habrían sufrido dos miembros de la Guardia Nacional Bolivariana, por parte de delincuentes colombianos.

Desde entonces, no ha parado de intensificarse el proceso de deportación y expulsión de miles de compatriotas, quienes bajo acusaciones temerarias de paramilitarismo han sido víctimas de violentos desalojos y humillantes vejámenes, a pesar de que el Artículo 337 de la Constitución Bolivariana, irónicamente el mismo que faculta al Presidente Maduro a decretar los estados de excepción, garantice claramente el derecho al debido proceso, y los demás derechos humanos intangibles; y a que Venezuela, por haber ratificado el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, esté igualmente comprometida a no llevar a cabo ninguna expulsión de extranjeros sin que haya una orden judicial de por medio.

Por si fuera poco, las constantes declaraciones, totalmente fuera de tono, del Presidente Maduro y sus subalternos, han conseguido exacerbar los ánimos de la gran mayoría y preocupar a más de una persona sensata por las posibles consecuencias que esta situación pueda acarrear en el corto plazo.

Pero, parafraseando al Presidente Maduro, ¿cuándo fue que se nos pudrió la frontera? ¿Estará el Presidente venezolano diciendo la verdad? ¿Qué motivos puede haber detrás de esta acción premeditada y violatoria de toda ley?

En efecto, la frontera entre Colombia y Venezuela, se nos pudrió y desde hace tiempo. Históricamente, la falta de control y de aplicación de estrategias de seguridad conjuntas han permitido que los flujos de personas y de mercancías crearan formas de intercambio y de integración que, a estas alturas, están por encima de la soberanía de ambos países.

Y aunque el contrabando haya sido siempre una de las principales actividades ilegales en la zona, es evidente que gracias a los subsidios introducidos por el gobierno bolivariano, durante los últimos diecisiete años, el interés por traer gasolina barata para venderla cara se ha disparado; y que igualmente, la devaluación escandalosa del bolívar frente al peso ha favorecido el incremento desproporcionado del consumo de algunos productos venezolanos.

No obstante, ¿por qué decide Maduro actuar hasta ahora? ¿Por qué de esa manera?

Todo parece indicar que ante el creciente descontento popular sería prácticamente imposible asegurar la mayoría en las elecciones parlamentarias de Diciembre próximo, situación que probablemente facilitaría un proceso de transición al interior del país, y de ahí que Maduro haya tenido que recurrir al fantasma del enemigo extranjero. También, viene cogiendo fuerza el rumor de que altos mandos militares venezolanos, cercanos al Presidente, estarían involucrados posiblemente en actividades de narcotráfico.

Sea como fuere, el Gobierno de Colombia, respetuoso del derecho internacional, debe exigir cuánto antes al Gobierno de Venezuela, sin vacilaciones, que cese la expulsión masiva de connacionales y que haga las deportaciones respetando el debido proceso y la dignidad de las personas a pesar del estado de excepción actualmente en vigor.

Del mismo modo, hay que elevar la queja correspondiente ante todas las instancias internacionales competentes con el fin de sentar un precedente y de que se tomen las medidas necesarias en procura de proteger a la población civil, que en últimas, resulta siendo la más afectada.

No pude ser posible que en pleno siglo XXI tengamos que seguir soportando las gracias de mandatarios que reclaman una soberanía divina en detrimento de la propia soberanía humana.

Twitter: @AJARAMORENO.

(Visited 2.765 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Politólogo de profesión, postgraduado en Economía. Amante de los libros, los discos y la deriva urbana. Urbícola de nacimiento y convicción.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Mundo

    Terror en el Metro de Bruselas

    El terrorismo islamista ha vuelto a atacar. Dos violentas explosiones, una de ellas suicidas, han sacudido la normal tranquilidad(...)

  • Colombia

    ¿La ciudad de la eterna primavera?

    La ciudad de la eterna primavera es el apelativo que históricamente se le ha dado a aquellas ciudades cuyas(...)

  • Bogotá

    Aplausos y rechiflas

    Se nos volvió costumbre criticar por criticar. Hablar mal de alguien, unas veces con sorna, otras veces con saña,(...)

  • Entretenimiento

    La magia de David Bowie

    Tres días después de cumplir sesenta y nueve años, y de haber hecho el lanzamiento del que sería su(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

"A veces llega a tu vida alguien distinto, alguien que te(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Felipe, quienes conocen la frontera dicen que es una de los sitios mas peligrosos del mundo, que basicamente es tierra de nadie. Colombia sin duda alguna, ha despreciado sus fronteras, nombre cualquiera de ellas y halla que son sitios en que el estado brilla por su total ausencia en todo sentido. Y la situacion social del vecino ha llevado a que sea lo que es hoy. Lo primero seria exigirle a nuestros gobernantes que hagan que el estado llegue alla , con salud, educacion, seguridad, oportunidades. De lo contrario, los apoyos de los vecinos y la diplomacia de nada servirian.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar