Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Veo con esperanza la nueva propuesta radial del Sistema de Medios Públicos (RTVC) para las mañanas que se estrenó esta semana. Con un equipo periodístico dirigido por Carlos Mario Díaz y conducido por Patricia Pardo y Juan Carlos Ramírez, la Radio Nacional de Colombia refuerza sus apuestas periodísticas desde un proyecto que sale por televisión en Señal Colombia, Canal Institucional y sus plataformas digitales. Los periodistas Carolina Araújo, Camilo Pérez y Juan Carlos Lasso también estarán en la mesa de trabajo de La señal de la mañana, pero a ellos se suman más de 100 comunicadores en todas las regiones de Colombia. Ese, precisamente, es el acierto de la Radio Nacional.

Desde San Andrés hasta el Amazonas, esta emisora cuenta con 54 estaciones a lo largo del país. Su apuesta se ha concentrado en poder llegar a lugares donde la radio comercial no llega; difundir historias y realidades lejanas al centralismo bogotano; concentrar información desde y para campesinos, comunidades indígenas y afrodescendientes. Este enfoque territorial confirma el valor de RTVC como un bien público que todos debemos proteger y consumir. Este grupo de medios públicos estatales no son gobiernistas. Salvo el desafortunado episodio de censura bajo la dirección de Juan Pablo Bieri, RTVC se ha caracterizado por defender el pluralismo informativo, la defensa de las instituciones y la promoción de lo público. Ni en los tiempos de Álvaro Uribe estas emisoras, canales y portales sufrieron de injerencias e imposiciones por parte del Ejecutivo. Al nivel de NPR en Estados Unidos o la BBC de Reino Unido, RTVC cuenta con una oferta amplia de alta calidad.

Basta ver la programación de Señal Colombia y su parrilla de cine del mundo, programas infantiles y de cocina. También Canal Trece y el espacio musical que abren a artistas colombianos que no gozan con la misma amplitud en los medios tradicionales. Radiónica, emisora musical y juvenil es quizás una de las estaciones de mayor éxito entre esta población y se ha caracterizado por la innovación en los formatos y la apertura a todos los géneros musicales. Ni qué decir de Señal Memoria y su rescate y conservación de archivos radiofónicos y televisivos, además de la difusión de música clásica, tan olvidada en los medios comerciales. O el cubrimiento histórico de las competencias ciclísticas nacionales e internacionales en Señal Deportes. A lo anterior se suma Señal Institucional, Mi Señal, Señal Clásica, Señal Rock Colombia. No menos importante es RTVC Play, la propuesta digital de este conglomerado de medios que cuenta con seriados y películas producidos por colombianos. Dicho por muchos es el Netflix colombiano.

Es decir, podríamos dedicar horas enteras a rescatar todos los contenidos del Sistema de Medios Públicos, pero lo que ocupa la atención de esta entrada es La señal de la mañana, que viene, insisto, con un equipo renovado, pero además contará con la participación de personajes de la talla de Margarita Vidal, Guillermo Díaz Salamanca y Juan Gustavo Cobo Borda. Celebro que la gerencia de RTVC sea liderada por Álvaro García, experimentado periodista, que es garantía de calidad e independencia en los proyectos que ha conducido. Sea esta la oportunidad de invitar a los lectores a que nos convirtamos en oyentes de este nuevo formato, que compartamos los contenidos de RTVC, según los gustos que tengamos, que disfrutemos la dicha de no tener que soportar largos comerciales, que sepamos que nuestros impuestos están allí reflejados. Pero sobre todo que nos sintamos orgullosos de tener emisoras, portales y canales públicos que no les dan la espalda a las regiones.

(Visited 472 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Periodista y politólogo de la Universidad Javeriana. Creador del podcast 'La interviú'.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Política

    Realmente, ¿qué tanto perdió Trump?

    Trump perdió las elecciones. No ocupará más la Casa Blanca hasta dentro de unos pocos días. Sin embargo, sus(...)

  • Política

    El verdadero primogénito de Galán

    El hijo mayor de Luis Carlos Galán es Luis Alfonso Galán Corredor. Ese hijo fue producto del amorío que(...)

  • Entretenimiento

    Mucho más que tetas

    La revista SoHo se despide de su edición impresa. Publicaciones Semana anunció el fin de esta publicación en una(...)

  • Vida

    Directorio de productores campesinos

    La intermediación es el cuello de botella para los campesinos. Esa figura pensada para llevar los productos hacía las(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

-->Tequilera, bar tender, lavaplatos, cocinera, mesera, estos son muchos de los trabajos de primera línea a los que se puede enfrentar un inmigrante, iniciando su nueva vida en Canadá. Así lo hice yo.

¿Devolverme a Venezuela o quedarme en Canadá? Esa era la pregunta que retumbaba en mi cabeza mientras ese ángel que encontré en Migración hacia mi aplicación, la cual me permitió como estudiante de idiomas y con mi nuevo status llamado Destitute Student (‘Estudiante Indigente’) conseguir una visa de trabajo Después de pensarlo por tres días, decidí quedarme a trabajar en Canadá para poder pagar mis estudios y como decimos los venezolanos’’echarle bolas’’, porque definitivamente en esta vida no se escoge dónde se nace, pero sí dónde vivir.  Bienvenidos a la segunda parte de mi historia, donde les presento un momento fundamental de mi pasado y mi presente en este país. Debo confesarles que nunca pensé que fuese a ser tan difícil, pero ahí estaba yo, aventurándome a un mundo desconocido, con el único objetivo de reunir, en poco tiempo (4 meses), el dinero para pagar el cincuenta por ciento (15.000 CAD) de mi maestría, pero no solo eso, debía pagar también la renta y mis gastos personales y lo sé, suena descabellado, pero lo asumí con mucha planificación y meticulosidad.
’’Uno nunca sabe lo fuerte que es, hasta que en realidad tiene que ser fuerte’’
Conseguí el primer trabajo de mi vida. Este quedaba en el Viejo Puerto, una zona muy turística de Montreal. Allí aprendí lo que es ser multitask: servir diferentes tipos de cervezas, hacer pizzas, fajitas, poutine, alitas de pollo, hamburguesas, de todo. No era mi único trabajo, tenía que reunir el dinero suficiente, así que de domingo a domingo y durante esos meses mi rutina se resumía en: tomar órdenes, cargar montañas de platos y limpiar baños como a muchos inmigrantes nos toca al inicio. 
’Y es que en las adversidades es donde nacen nuevos guerreros’’
Creo que jamás en mi existencia he trabajado tanto. No tenía más vida: todas las tardes salía del Viejo Puerto, a iniciar mi siguiente turno en un restaurante italiano en el que más que salario trabajaba por comida. El dueño amablemente me brindaba lo que no se vendía y así yo podía ahorrar gastos. Ese señor se convirtió como en mi abuelo, mi abuelo italiano.
 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eddy Ramirez (@eddy.ramirez21)

Además del trabajo, yo seguía estudiando francés todas las mañanas hasta el mediodía. Al terminar el verano comencé el máster. Un año más tarde, me gradué de abogada en Derecho Internacional de Negocios, LL.M de la Universidad de Montreal, con un GPA de 3.8, demostrándome que en mi vida no habría obstáculos más grandes que mis ganas de crecer y de superarme. Inspirada en esto, apliqué a la Residencia Permanente.  Al cabo del tiempo, empecé nuevos estudios, pero esta vez, en Inmigration consulting y logré culminarlos también. La vida comenzó a sonreír un poquito más, después de tantos sacrificios, todo estaba dando los mejores frutos. En medio de esta travesía, comprendí que no estaba sola en esta situación, ni era la única con un sueño por cumplir. Somos miles de migrantes a diario dejando todo atrás y buscando una mejor vida, así que algo detonó en mi cabeza, era el momento de que Eddy Ramírez pusiera en práctica sus estudios, experiencia y todo lo que aprendí de mi mamá.  Finalmente, llegó el día de materializar y darle vida a esta Tierra de Inmigrantes.    Continuará… Con amor, Eddy.   

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

2

Canadá es uno de los mejores países en calidad de vida,(...)

3

Una vez más las candidaturas que otorga la Asociación de Artes(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar