Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Nadie se imaginó que 2020 sería tan atípico, tan impredecible, tan intenso. Menos mal el año empezó con Parásito y esa premisa de «no planear nada porque la vida jamás respeta esos planes», la cual nos avizoraba que de tanto andar escribiendo nuestra propia vida, eliminando el riesgo y la sorpresa, se nos estaba olvidando que el conflicto llega a pesar de nuestras propias maneras de evitarlo, incluso nos atropella a pesar de nosotros mismos.

Al igual que muchos, yo también ya perdí la cuenta de cuántos días llevo aislado. Al principio los iba marcando en mi calendario, como una suerte de presidiario que calculaba cuándo podría volver a salir. En esa primera fase -que es marzo de este año, pero se siente como hace 6 años- esperaba aprovechar el tiempo que perdía en el transporte público haciendo cursos virtuales, leyendo los libros acumulados e, incluso, reparando aquello que estaba pendiente en casa.

Luego llegó la fase de la resignación, de resistir como quien aguanta la respiración para no contagiarse. Pero la bocanada de aire se agotó pronto, y todo cambió para mí. Ya pasé por la fase de reinvención, de evolución, de desasosiego, de ver el programa de Duque, de dejarlo de ver, de resistir e insistir. Eso es lo que hace la condición de estar en casa: llevarnos casi que obligadamente a mirar hacia adentro para darnos cuenta de cuán cambiantes podemos llegar a ser, y que está bien que así sea.

Cambiantes y desmemoriados, al punto de que olvidamos lo que hemos hecho recientemente. Como el encierro es tan normalizante, muchos de nosotros vemos los días iguales, calcados y clonados. Antes al menos los diferenciábamos entre los de trabajo y los de fin de semana, pero con la ola avasallante de cosas que hay por hacer, queda claro que nuestra definición de productividad sigue siendo marcada por el pasado.

Tal vez por eso fue que hoy, me sorprendió tanto un recuerdo de Facebook de hace un año.

Covid19

“De Beatriz Pinzón aprendi, que cuando te quedes sin contrato, lo mejor es que en el acto, debas terminar aquí”

Hoy hace un año estaba en Cartagena. Fue mi temporada Beatriz Pinzón Solano, donde me había quedado sin trabajo, me sentía estancado en la vida y en medio de esa deambuladera mental acepté la invitación -que en realidad fue una tabla de salvación- de los amigos de JUCUM para compartir un taller de escritura creativa, lejos de mi cotidianidad y en lo posible, lejos de mí mismo.

Lo curioso es que estando allá, compartiendo con una maravillosa comunidad de artistas y misioneros, me enfoqué tanto en otros que mis propias cuitas se fueron resolviendo solas. Al igual que Betty, tuve un momento frente al mar, donde perdoné a todos los Dones Armandos que me habían valpuleado y excluído. Incluso me perdoné a mí mismo, cosa que de vez en cuando hace falta. Al final de esa misma semana, estando frente al mar, recibí las mejores propuestas de trabajo que he tenido hasta ahora y que han definido mi vida laboral e incluso personal en la actualidad.

Todo esto me demostró que, en la vida, a veces conviene más soltar que retener. Que entre más nos aferramos a tener el control, menos logramos disfrutar. La gran pregunta es: ¿dónde estaremos de hoy en un año? Creo que en el camino de dejarnos llevar por el fluir divino, estaremos mejor. Quisiera hablarle a mi yo del año entrante para hacerle ver lo mismo, que al final, todo esto pasará y estaremos bien siempre y cuando nos aferremos a una nueva esperanza. Espero que así como sucedió conmigo hace un año, en 2021 la vida nos tenga en otro punto de avance.

 

LUIS CARLOS ÁVILA R

@benditoavila

 

(Visited 546 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Alias ‘benditoavila’ (como su @ tuitera), es célebre por dos cosas: por ser el colombiano que más sabe de la vida y obra de Chespirito, y por haber bailado ‘aeróticos’ con Nerú en televisión nacional. Comunicador javeriano que tiene en su haber diversas experiencias: locutor de Javeriana Estéreo, libretista y creativo del Canal RCN, libretista en Sony Teleset, director creativo y fundador de la Revista Mallpocket, copywriter en E-nnovva y autor del blog www.lafiebredelascabanas.com. Ahora es Magíster en Escrituras Creativas de la Nacional, Líder de Investigación de Canal Trece y Bajista suplente.

Más posts de este Blog

  • Vida

    En tres palabras

    Va llegando a su fin este año atípico, el año de la cuarentena, de la torta de banano, del(...)

  • Vida

    ¿Dónde estaremos de hoy en un año?

    Nadie se imaginó que 2020 sería tan atípico, tan impredecible, tan intenso. Menos mal el año empezó con Parásito(...)

  • Vida

    Consejos para el teletrabajo

    El planeta entero intenta resguardarse para evitar el contagio del covid-19, y quienes llevamos ya un buen tiempo trabajando(...)

  • Vida

    Todos somos parásitos

    En esta era, donde la pereza digital predomina y nos hace pensar que leyendo el titular nos estamos enterando(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

[caption id="attachment_15421" align="aligncenter" width="950"] Claudia López - foto El Tiempo[/caption] Aunque(...)

2

Alejandro Salas Durán, Andrea Cárdenas y Luis Vargas Peña jamás se(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. nombreartistico

    Luis Carlos, creo que es la primera vez que lo leo… ya hoy tampoco yo sé que he leido y que no, que he repetido y que no…lo que escribe hoy es un alivio para mi y me hace ver que no soy la única que se siente como se siente porque usted también ha vivido lo que yo…al comienzo el impulso de hacer lo que teniamos aplazado o en espera. Eso estuvo bien los 2 primeros meses. Los siguientes…me perdí y estoy tratando de encontrarme, solo eso. No pienso en reinvención como todos hablan…yo solo quiero recuperarme para mi. Gracias.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar