Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

“Hoy, uno se explota a sí mismo declarándose una realización personal.” – Byung-Chul Han

En la sociedad contemporánea, dominada por la economía y los negocios, corre el riesgo de convertirse en una entidad poco reflexiva. Si nuestra atención se centra exclusivamente en el negocio –actividades constantes y laboriosas que eclipsan el ocio–, nuestra existencia podría reducirse a una mecánica de producción y consumo. Esta adoración al negocio puede relegar preguntas fundamentales sobre propósito, sentido y moralidad a un segundo plano, prevaleciendo el pragmatismo económico. Tal situación puede derivar en lo que denominaría “analfabetismo filosófico”, socavando nuestra habilidad para comprender y cuestionar el mundo que nos rodea. Como resultado, nos volvemos más susceptibles a manipulaciones, aceptando ideas y comportamientos sin el debido análisis. En contraste, el ocio, concebido no como simple inactividad sino como un periodo para reflexionar y cultivar el espíritu, es crucial para la condición humana.

Byung-Chul Han, filósofo surcoreano establecido en Alemania y crítico de la sociedad del rendimiento, subraya la importancia de analizar la relación entre negocio, ocio y la sociedad moderna. Según Han, el predominio del negocio refleja la “sociedad del rendimiento”, en la que los individuos se autoexplotan, esforzándose por maximizar su productividad. En tal sociedad, el ocio es subvalorado, limitándose a un mero intervalo para recargar energías. Han sugiere que debemos hallar un balance entre negocio y ocio; una armonía que valore tanto la productividad como la introspección.

Para entender el papel vital de la filosofía en la sociedad contemporánea, es esencial desglosar los conceptos de negocio y ocio. Ambas palabras, desde un prisma etimológico, ofrecen insights sobre su significado inherente. “Negocio”, proveniente del latín ‘negotium’, se compone de ‘neg-‘ (no) y ‘otium’ (ocio), refiriéndose a todas las actividades alejadas del ocio. Por su parte, ‘ocio’ proviene del ‘otium’ latino, relacionado con descanso, pero también con reflexión y estudio filosófico. La antigua Roma definía ‘otium’ como el tiempo de asuntos espirituales y comunitarios, contrapuesto al ‘negotium’, periodo destinado a labores privadas y comerciales.

En una sociedad marcada por el negocio, la filosofía inyecta reflexión y análisis, equilibrando nuestra vida entre el negocio y el ocio. Remarca que somos más que simples consumidores; somos seres capaces de introspección. El ocio se convierte en un respiro necesario, permitiendo desconexión del estruendo constante de la eficiencia y propiciando la reflexión, creatividad y el juicio crítico. Dentro del ámbito empresarial, la filosofía promueve cuestionamientos sobre objetivos y métodos, alentando prácticas éticas y sostenibles. Un empresario con formación filosófica tiende a ser más crítico y consciente del impacto a largo plazo de sus decisiones. Esta visión puede impulsar un cambio positivo en los negocios y en la sociedad en general.

El progresismo, que busca reforma e innovación, conlleva dilemas éticos y morales que demandan reflexión filosófica. La ideología de género, que desafía las nociones tradicionales de género y aboga por la inclusión, también genera interrogantes éticas y filosóficas. Además, el debate sobre el aborto enfrenta derechos como la autonomía personal con el derecho a la vida y consideraciones socioeconómicas.

En resumen, filosofía, ocio y negocio son componentes interconectados de un todo mayor: la sociedad y el individuo. Si aspiramos a una sociedad equilibrada, crítica y consciente, es imperativo reconocer y equilibrar estos elementos.

 

Por: Miguel Bogado

(Visited 263 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Huesos Vivos es una hoja escrita por muchas plumas que intentan exponer sus ideas y paradigmas. No solo pone en perspectiva asuntos de la vida cotidiana, sino que retrata alternativas y caminos. La Biblia es nuestro punto de enfoque.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

En un entorno donde la globalización y la inmediatez promueve el(...)

2

Marcas preferidas y contenidos Listen to "#247 Las marcas preferidas y(...)

3

Quédense conmigo en esta noticia porque realmente me parece que tiene(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar