Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Me encuentro, desde que entré a la universidad, con amigos que ante la pregunta de por qué estás estudiando “x” o “y” carrera suelen responder que lo hacen por los beneficios económicos y sociales que les traerá obtener su título universitario. Son contados aquellos que me brindan una explicación trascendental o apasionada del por qué ingresaron a un determinado pregrado. Por lo general me afecta saber que muchos de ellos aún están descubriendo las razones de haber escogido esa profesión, y si bien obtener un título no es camisa de fuerza para desempeñarse en determinada área disciplinar, en algunos casos es buscado como una forma de pertenencia a algo mayor que uno mismo. 

Ahora que he obtenido un título universitario me he dado cuenta que la sensación de preocupación es mayor cuando ante la pregunta de quién eres algunos colegas o profesionales en otras áreas suelen responder: “soy ingeniero”, “soy psicólogo”,“soy abogado”. Asocian con error el ser con el hacer y el saber. En algúno de esos momentos ha venido a mi memoria aquella tentación que recibió Jesús en el desierto, donde Satanás lo motivaba a convertir las piedras en pan, a lo que Jesús respondió contundentemente “No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”. 

Es obvio que Jesús no está hablando de la universidad moderna en este pasaje, mi intención al utilizar este fragmento no es forzar la escritura, sino utilizar el concepto “pan” como uno que indica provisión o alimento y extenderlo a la razón tan generalizada que hay detrás del hecho de ir a la universidad. Si la razón por la que asistes a la universidad es la mera obtención de “pan”, estas ignorando una parte relacionada con tu rol activo en una sociedad que requiere un “pan verdadero”. Esto implica que en últimas la vocación no es solo un título o una profesión, sino una forma de amar a Dios y a los demás con todo el corazón, con toda el alma y con toda la mente. La vocación no es solo un medio para obtener el pan de cada día, sino una manera de compartir el pan de la vida, que es Jesucristo. 

¿Qué quiere Dios de tí? ¿Cuál es tu vocación? ¿Cómo puedes vivir tu fe en la universidad y en la sociedad? Francis Schaeffer planteaba que no hay verdad verdadera sin amor verdadero, ni amor verdadero sin verdad verdadera. Al separar tu vocación de tu relación con Dios, ni el trabajo, ni tu vida misma obtienen significado. Desafiémonos a  vivir con integridad y coherencia nuestra fe, a buscar la verdad con amor y el amor con verdad; a entender que no solo de la universidad vivirá el hombre.

 

Por: Michael Serrano
Síguenos en nuestro Instagram: @colectivohuesosvivos

(Visited 815 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Huesos Vivos es una hoja escrita por muchas plumas que intentan exponer sus ideas y paradigmas. No solo pone en perspectiva asuntos de la vida cotidiana, sino que retrata alternativas y caminos. La Biblia es nuestro punto de enfoque.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

En este receso tuve la oportunidad de conectarme con algunos estrenos(...)

3

Tal como lo hemos hecho en este blog, veremos historias y(...)

5 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Es de resaltar la valentía y la oportunidad del autor de este artículo, en un mundo complejo, donde no logramos ver que nuestro día a día en la circunstancia y el rol que tengamos en la sociedad, está ligado a Dios en todos sus aspectos

  2. juanospina0516

    Y los estudiantes de la Universidad Nacional en dónde están que no salen a defender a la Nacho. Ellos creen que con estar en paro e irse de vacaciones se arregla el problema. Con el paro le hacen el trabajo sucio a la clase dominante de Colombia que no quiere que el pueblo tenga educación y muchos menos pública y superior. Estudiantes, vuelvan a clases; no le hagan el juego a esa élite dominante, parásita y vampira que los quiere ver bien brutos.

  3. Para el creyente, Dios está en todas las actividades humanas y con más razón si son hechas con amor y esfuerzo; desde la más humilde hasta la de mayor jerarquía. De tal modo que la vida universitaria se puede llevar de una manera cristiana, llevando Jesús en todo momento…no problem…

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar