Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Veo con tristeza adolescentes gordas deslizarse con las nalgas embutidas en la pierna de un tipo que tiene cara de no saber quién es Cristóbal Colón. Veo tabernas llenas de mujeres teniendo sexo con ropa mientras emiten gritos de emoción. Veo concursos de chicas enérgicas que hacen lo que sea por ser “la más caliente de la noche”.

¿La aparición del reguetón coincide con la manera rara de tener hijos a edades estúpidas de los humanos de hoy?

No digo que tener hijos sea malo. Digo que hay un momento y un lugar para cada cosa y tener hijos en la adolescencia es estar en el momento y en el lugar equivocado. Antes de los 18 en vez de andar multiplicándose como ratones todos deberíamos estar preparándonos para el Icfes.

El reguetón es un género musical relativamente nuevo que combina ruidos horribles con letras vulgares y mediocres interpretadas por voces pésimas. El reguetón es monótono, insípido, ruidoso y superficial. Todo es malo en el reguetón. Es algo que no debió pasarle a la humanidad. Bastante sufrimiento y dolor teníamos con Ricardo Arjona. Pero entre todo lo malo del reguetón hay algo muy malo: la apología al machismo, el hombre como aparato sexual diseñado exclusivamente para jugar y la mujer como su juguete favorito.

¿Por qué odiamos el reguetón? “Es una música sin sentido, grotesca, morbosa y vulgar, pero a la gente suele gustarle lo grotesco, lo morboso y lo vulgar”. “Las líricas reguetoneras son exageradamente básicas como para satisfacer un cerebro medianamente desarrollado”. “No lo odio, lo detesto”. “Porque no entiendo la mitad de las palabras que usan en sus letras, aunque algo me indique que todo se refiere al sexo”. “Porque el “bit, bit, bit” y el “pum, pum, pum” me aburren a los 32 segundos”. “Porque desprecian a la mujer”. “Porque todas las canciones son muy pobres, hablando artísticamente”. “Eso del perreo, ¿eso qué es?”

Basta ingresar a una fiesta donde el anfitrión ponga reguetón para sentirse seriamente afectado, y no solo con el tun-tun de esa música nociva, sino con el espectáculo que suelen patrocinar algunas chicas que son materia prima de una cadena de prostitución musical. Los intérpretes del reguetón parten de la idea de que su público es un poco de gente sin criterio a quienes se les puede manipular con facilidad.

Me entristece saber que este artículo, dedicado a todas esas personas que les gusta el reguetón, no va a llegar a su destinatario, porque cada uno e ellos están ocupados metiéndole a su cerebro exageradas dosis de basura musical y enlistándose en las filas de los futuros simpatizantes de la imbecilidad y la ignorancia de este país.

En Twitter: @Vuelodeverdad

 

(Visited 346 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Literatura | Opinión | Cultura

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

The Cranberries / Delores O ́riordan Pop Rock/ Alt Rock/Indie Dolores(...)

2

O más bien, quizás las tiene, pero no necesariamente son sinceras(...)

3

El lenguaje de luz es un vehículo que porta vibraciones o(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar