Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

File_000

EL FUTURO DE

Jairo Pinilla, el primer director colombiano de cine de terror

El público que Jairo Pinilla aterrorizó en 1977 cuando estrenó su primer largometraje, ‘Funeral Siniestro’, ya no es el mismo. Las cámaras de 35 milímetros con las que grabó a actores desconocidos y que ahora son leyenda se las embargó la compañía de Fomento Cinematográfico (Focine) porque, según Henry López, su amigo, Jairo no pagó el préstamo que obtuvo para la producción de su ópera prima. Hoy, con una abogada experta en efectos visuales y vecinos que a veces le sirven de actores, intenta sacar adelante su primera película en 3D.

Existe una novelita pequeña y mordaz llamada ‘Una soledad demasiado ruidosa’, escrita por Bohumil Hrabal, quien narra los pensamientos de Hanta, un anciano que, mientras tritura papel con una vieja máquina, pega frases que recorta de libros, en cubos de papel. Al final, aparece una gigantesca prensa industrial que Hanta debe aprender a manejar, pero esta termina por reemplazarlo. Así es el futuro.

Jairo Pinilla, el primer director de cine de terror en Colombia, encara los cambios de la tecnología al igual que Hanta. La diferencia es que el personaje del libro no logra soportarlo pero Jairo, en cambio, a sus setenta y cinco años sigue construyendo historias a pesar de que no tiene cámaras de cine, a pesar de que no tiene actores.

Hizo su primera producción en un tiempo en el que las historias tenían un alto contenido histórico, como ‘Cóndores no entierran todos los días’ de Francisco Norden, pero eran muy aburridas porque, según Jairo, “en Colombia solo veían historias de luchadores y superhéroes creados en estudios mexicanos”. Este hombre, con el pelo al estilo John Travolta, que no tenía idea de cómo agarrar una cámara, se dijo, primero en voz baja para no quedar mal, que “cambiaría la historia del cine”.

El cambio fue surgiendo cuando adaptó historias que solo se contaban en pueblos. Luego supo que no serían buenas si no recreaba lo que las hacía tan fantásticas. Al igual que Georges Méliès, Jairo troqueló los negativos. El resultado: objetos que volaban (El Mago, 1970), plantas carnívoras (Triángulo de oro, 1983), objetos que se movían solos (La silla satánica, 1990). Efectos que en el pasado causaron terror. No era suficiente, Jairo Pinilla quería ser el mejor.

Tenía la idea de que si hacía una película, la doblaba al inglés y luego la subtitulaba, la podía distribuir fuera de Colombia. ‘Triángulo de oro’ (1983), grabada en el canal de Panamá, sería el éxito en taquilla.

Hasta el momento los incrédulos le admiten que fue un director que hizo reír con el terror criollo, que conversó con Otto Greiffenstein, la voz de Colombia, pero jamás, jamás dirán que fue el director que cambió la forma de hacer cine en nuestro país, como lo afirma Henry López. Jairo continúa en su apartamento con su computador y una cámara de video a la que le adapta un lente de conversión 3D con el que hace pruebas para lo que será su próxima película. Jairo, a pesar de todo, intenta demostrar que es, o mejor, que fue un gran director.  

Tatiana Rojas

@leidyrh04

(Visited 1.158 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

Quienes tienen seres queridos que están desaparecidos, suelen soñar con ellos.(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar