Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Después de la reciente conmemoración del “Día del Hombre”, donde curiosamente no se generaron protestas de grupos activistas que acusan continuamente al patriarcado y al género masculino de todos los males existentes en el planeta, vale la pena reflexionar sobre los más recientes escándalos de corrupción que llenan las páginas de los principales diarios de actualidad. Es que la corrupción se ha convertido en uno de los más importantes factores de deterioro social y económico que nos esta conduciendo directo al fracaso como sociedad, sin importar la bandera política o ideología que predomine en la cabeza de cada individuo.

Hablemos entonces de los hombres en dos de sus inexorables dimensiones, la de padre y la de hijo. Como hijos, algunos reciben la enseñanza de la responsabilidad, el trabajo honesto, el valor de la palabra, el respeto a los demás y aprender a defenderse de quien intente pasar por encima de nuestra dignidad. Estos principios, entre muchos otros, son de manera incuestionable, la mejor herencia que puede transmitirse a las siguientes generaciones. Sin embargo, esto ha sido un modelo de enseñanza utópico en la historia de la humanidad, y lo que realmente se observa, son a muchos padres transmitiendo la cultura del “ventajismo”, sacar provecho del descuido y la debilidad del otro para obtener beneficios de cualquier forma y método posible, o como nos enseña el viejo adagio “la ocasión hace al ladrón”, y en la política latinoamericana, sea de izquierda o derecha, los cargos públicos son solo el medio para llegar al fin supremo, “vivir sabroso” mientras que los pobres siguen siendo aún más pobres. Por ello, en nuestra sociedad se enaltece al delincuente y se menosprecia a quien, teniendo la oportunidad, no incurre en la práctica de la corrupción para su beneficio personal.

Así, los escándalos de corrupción parecen ser parte de nuestra cotidianidad, tanto que se ha vuelto un tema muy familiar e íntimo que al parecer se transmite de padres a hijos. En los Estados Unidos, recientes investigaciones demuestran que el régimen comunista chino desembolsó enormes cantidades de dinero en cuentas fachadas para ser girados de forma inmediata a las cuentas personales de familiares del ahora presidente Joe Biden, quien también ejerciendo funciones de vicepresidente permitió a su hijo Hunter Biden obtener millonarios ingresos de empresas por servicios de asesoría en temas energéticos evidentemente ficticios. En el mundo del fútbol se ha destapado uno de los mayores escándalos de corrupción, el caso “Negreira”, donde padre e hijo recibieron el desembolso de millones de euros por parte del F.C. Barcelona, mientras que el padres era vicepresidente del Comité Técnico de Árbitros entre 1994 y 2018.

En Colombia no nos quedamos atrás, y vemos cómo el hijo del presidente Gustavo Petro, Nicolás, sin el supuesto conocimiento de su padre, recibió cientos de miles de dólares que fueron invertidos en un costoso estilo de vida, y también las evidencias muestran que se entrevistaba con el círculo político más cercano de su padre en busca de puestos para construir su propia clientela y maquinaria política en la Costa Atlántica. Pero la cereza del postre fue la respuesta del presidente, quien lavándose las manos y responsabilizando directamente a la madre de cualquier práctica deshonesta de su hijo, acuñó la ahora célebre frase “yo no lo críe”. Al parecer su negligente función de padre se reflejó y se sigue reflejando en su negligente trabajo en la Alcaldía de Bogotá y ahora en su desempeño como presidente de Colombia.

(Visited 1.254 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Historiador y Magíster en Historia de la Universidad Nacional de Colombia, Doctor en Historia de la Universidad Pablo de Olavide en Sevilla - España. Con más de 20 publicaciones entre libros, capítulos de libros, artículos, papers y otros documentos. Entre mi experiencia profesional se encuentra mi trabajo por cinco años en proyectos de memoria histórica para las Fuerzas Militares, el Centro Nacional de Memoria Histórica y el IGAC.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Soy fan de ChatGPT y como tal, estaba convencido de que(...)

2

Con todo el respeto que merecen las personas que han elegido(...)

3

"Reinventarte para no desaparecer", fue la premisa que reinó durante este(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Lo que pasa es que Petro jamás en su vida supo lo que era trabajar, empezó primero haciéndole daño a la gente y al estado como guerrillero, luego al estado que tanto criticaba y atacaba se dedicó a ordeñarlo viviendo de puestos conseguidos como burócrata, como una garrapata, luego en su cargo como alcalde destrozó y acabó con Bogotá, nunca es su vida administró ni un puesto de dulces, y el resultado fue el lamentable estado y desastre en que dejó Bogotá, por eso dicen que: “El que no recuerda la historia está condenado a repetirla”, y eso le pasó a todos los que votaron por él para la presidencia, y se dejaron convencer y enredar a pesar de ver los resultados tan desastrosos que dejó en la alcaldía, y ahora se están quejando, se les olvidó también el video con las bolsas de billetes, y el que se los entregó anda escondido y perdido en Europa para que no hable, entonces, ahora la pregunta del millón…Que se puede esperar de su hijo con ese ejemplo?

  2. ricardogarcia0518

    Como todo el mundo opina ahora, sin conocer todo el contexto de lo sucedido. El no lo ayudo a criar porque estaba en la carcel detenido, asi de sencillo, tiene culpabilidad obvio, porque es producto de sus acciones, pero estas acciones eran correctas? los hechos muestran que si, pero hay detractores siempre que diran que no, la verdad definitivamente es tan relativa y depende del ángulo en que se mire.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar