Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Un discurso del presidente Petro, ya sea en la Naciones Unidas, en la plaza Simón Bolívar o en cualquier lugar del mundo donde se encuentre el gobernante récord en viajes, siempre en compañía de su extenso séquito familiar y político, se vuelve una palabrería repetitiva y barroca, que adolece de dirección coherente, y donde la idea concreta es inexistente, reemplazada por la saturación del absurdo. Así, el mesías de la izquierda colombiana, ahora convertido en presidente, sigue consolidando su imagen de caricatura con rasgos de una personalidad egocéntrica, megalómana, mitómana y el clásico resentimiento de quien en un pasado creyó ciegamente en el uso de la violencia como cambio social y político; y en el presente, es cómplice silencioso de las dictaduras de izquierda más crueles del continente.

Petro, al mejor estilo hipócrita de Greta Thunberg, en vez de construir y presentar con el ejemplo una alternativa real al uso de combustibles fósiles, se dedica al uso excesivo del avión presidencial, sumado al “helicóptero” vicepresidencial, o al gasto millonario en combustible para la movilización de cientos de chivas cargadas con miles de indígenas, teniendo como único objetivo la satisfacción de sus delirios autocráticos de líder galáctico.

En su discurso delirante en las Naciones Unidas, solo un aspecto merece la pena mencionar por la gravedad que representa. Durante los últimos 10 años, casi un cuarto de la población venezolana ha emigrado a países de todo el mundo. Todos los latinoamericanos hemos sido testigos de las caminatas mortales que los han llevado a recorrer de punta a punta el continente, soportando el frío de la Cordillera Andina o cruzando una de las regiones más peligrosas del mundo, la zona selvática del Darién. Sin embargo, para el presidente Petro, la migración de millones de venezolanos es consecuencia del cambio climático, en esta realidad absurda, los venezolanos emigran no por la ausencia de libertad y seguridad, además de la incapacidad vital para garantizar los alimentos básicos, medicinas o escapar de una de las inflaciones más altas del mundo. No, estas son razones equivocadas para el presidente Petro, quien, en su mundo cósmico, los venezolanos emigran por falta de agua, nada tiene que ver el régimen criminal que los gobierna. Supongo que para el presidente Petro, ocurre lo mismo con los cientos de cubanos que se han lanzado al mar en balsas improvisadas para escapar de la dictadura comunista de aquel país, esto debe ser otra consecuencia del cambio climático.

El discurso del presidente Petro agota por lo repetitivo, ridículo y alejado totalmente de la realidad, el presidente del país de la potencia mundial de la vida, predica soluciones al sistema económico mundial, cuando demuestra continuamente su incapacidad de gobernar.

(Visited 1.910 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Historiador y Magíster en Historia de la Universidad Nacional de Colombia, Doctor en Historia de la Universidad Pablo de Olavide en Sevilla - España. Con más de 20 publicaciones entre libros, capítulos de libros, artículos, papers y otros documentos. Entre mi experiencia profesional se encuentra mi trabajo por cinco años en proyectos de memoria histórica para las Fuerzas Militares, el Centro Nacional de Memoria Histórica y el IGAC.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Cuando hablamos de mantenernos saludables, es altamente probable que el pensamiento(...)

2

A lo largo de los años, escucho un comentario recurrente sobre(...)

3

Es la pregunta que con más insistencia formulan los estudiantes.  Juran(...)

12 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Señor Forero me agrada la sensatez y claridad de su argumentación sobre los delirios de Emperador que el el Señor Petro mostró desde que pisó las escalinatas del Capitolio Nacional el 7 de Agosto del 22. El Mandatario ha demostrado una incapacidad para gobernar tan, o más grande, que sus delirios de grandeza. Al parecer no le bastaron dos décadas para prepararse a dirigir un país.

  2. El discurso de Petro “ que adolece de dirección coherente, y donde la idea concreta es inexistente” mejor no se puede resumir sus discursos.
    Gracias por su columna, que refrescante encontrar un buen artículo.

  3. hermenegildo1984

    Estoy en casi todo de acuerdo con usted sr. Manuel Forero, excepto por el título que ud le pone a Petro de “presidente”, el no es ningún presidente, ese individuo es un farsante usurpador del poder al que NO lo eligieron las mayorías, sino un gran fraude que tarde o temprano saldrá a la luz pública. Saludos.

  4. Es cierto todo lo expuesto en su columna. Y será recordado como el peor presidente de Colombia. Ojalá pasen rápido los tres años que le quedan al fantoche. Antes que acabe con el país.

  5. Excelente este blog, aterrizado y totalmente objetivo y real, estamos al frente de un CHARLATAN CONFUNDIDO, dice más abajo carlosocampo0526 en su comentario que Petro vive en las estrellas, y se pregunta porqué será…muy simple, la que no se fuma se la pica al sancocho y la complementa con traguito y a delirar y a volarrrrrrr!

  6. Muy buena su columna, estamos gobernados por un orate muy peligroso. Sus populacheros discursos incitan al odio, a la violencia. Con el equipo de colaboradores mas mediocre, piensa destruir todo lo establecido, acabar con la economía del país, dejar la nación en la miseria, para según el, “acabar con la clase media” para que la izquierda siga gobernando.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar